Seiscientas personas, en una misa en la Iglesia de San Juan Evangelista     
 
 ABC.    22/07/1978.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

SEISCIENTAS PERSONAS, EN UNA

MISA EN LA IGLESIA DE SAN JUAN EVANGELISTA

Madrid. (De nuestra Redacción.)

Unas 600 personas asistieron, a primera hora de la noche de ayer, a una misa oficiada por el alma del

general Sánchez Ramos y del teniente coronel Pérez Rodríguez en la Iglesia de San Juan Evangelista»

próxima al lugar donde se produjo el atentado.

La misa había sido solicitada por una persona anónima y a ella no asistió ningún familiar de las víctimas.

Según explicó el párroco, José Castillo Alvarez, antes de la celebración del acto religioso había

comunicado telefónicamente con un hi j o del general Sánchez Hamos en el Cuartel General del Ejército,

quien le pidió que fuera «un acto sencillo, como hubiera deseado su padre».

En el templo, abarrotado de público, había numerosos militantes de Fuerza Nueva y algunos militares que

tienen su residencia en el barrio.

Una persona no identificada increpó al párroco, minutos antes de comenzar la misa, para que se colocara

junto al altar una bandera nacional. El padre José Castillo Alvarez se negó, diciendo Que «con el crucifijo

bastaba». En el transcurso del oficio religioso la bandera fue colocada a la derecha del altar.

En una breve homilía, el párroco de 1» iglesia de San Juan habló de la personalidad del general Sánchez

Hamos, de quien dijo que era un hombre sencillo y cumplidor de su deber. «Era hombre de misa diaria;

raro era el día que no se le vía por aquí», añadió.

Al finalizar el acto, unas 50 persona* se dirigieron al lugar del atentado, frente al número 16 de la calle

Bristol, donde se había colocado una bandera nacional con un crespón negro y un ramo de flores. Rezaron

un padrenuestro y, brazo en alto, cantaron el «Cara al Sol» y el «Himno de Infantería Se dieron vivas &

laa Fuerzas Armadas y gritos de «¡Ejército, al Poder!» Pese a la fuerte tensión del ambiente no se registró

Incidente alguno, ya que el grupo se disolvió pacíficamente. Antes de comenzar 3a misa, un helicóptero

de la Policía Armada había sobrevolado varias veces la zona. Igualmente circularon por las Inmediaciones

algunos «jeeps> de la Policía Armada y ccches-patrulla del Cuerpo General de Policía.

 

< Volver