La Pascua Militar, en los cuarteles generales del aire, el Ejército y la Armada. 
 El teniente general Vega destaca las virtudes militares de Modesto y Líster  :   
 Iniesta Cano hizo un amago de santiguarse. 
 Informaciones.    06/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

LA PASCUA MILITAR, EN LOS CUARTELES GENERALES DEL AIRE, EL EJERCITO Y LA

ARMADA

El teniente general Vega destaca las virtudes militares de Modesto y Líster

INIESTA CANO HIZO UN AMAGO DE SANTIGUARSE

MADRID, 6 (INFORMACIONES).

MODESTO y Líster, indiscutiblemente, tenían algunas de esas virtudes militares que tanto nos interesa

tener», destacó ayer el teniente general jefe del Estado Mayor del Ejército, señor ´Vega Rodríguez, en el

acto celebrado en el Cuartel General del Ejército (antes Ministerio), con motivo de la celebración de la

Pascua Militar. En el instante de pronunciar estas palabras, el teniente general Iniesta Cano hizo un

amago de santiguarse y un gesto de extrañeza.

También estuvieron presentes en el acto, el ministro de Defensa, teniente general Gutiérrez Mellado,

quien al final invitó a los presentes a acompañarle en sendos vivas a España y al Rey y los ex ministros

Barroso, Santiago y Alvarez Arenas.

Anteriormente se habían celebrado actos similares en el cuartel general del Ejército del Aire y en el de la

Armada. En los dos estuvo presente el teniente general Gutiérrez Mellado, quien al final se mezclaba

entre los generales, jefes y oficiales invitados para compartir una copa y dialogar brevemente.

En el cuartel general del Ejército de Tierra, el teniente general Vega Rodríguez hizo una exposición de los

problemas actuales del Ejército de Tierra, resaltando la necesidad de introducir una mentalidad de

empresa para colaborar en la resolución de la crisis-económica, así como la exigencia de una disciplina

intelectual para aceptar sin reservas las órdenes superiores.

«NO SOMOS EL CUARTO PODER»

«Nos arrogamos —añadió— sin título para ello, un poco la existencia de un cuarto poder. No somos el

cuarto poder. Somos unos hombres que hemos sido dignos de la confianza de los españoles para hacer un

uso honesto de ella.»

También pidió igualdad de trato con otras instituciones, como los Colegios profesionales a la hora de no

atribuir a ellas las faltas cometidas por algunos de sus miembros. Destacó la necesidad de reestructurar el

escalafón que provoca la frustración profesional de muchos militares, así como la exigencia de

rejuvenecer el Ejército y hacer una remodelación para que se promocione tres veces: a oficiales, a jefes y

a oficiales generales.

Hizo hincapié en promocionar el voluntariado especial en nuestras fuerzas armadas. «Hoy día —siguió

diciendo— ponemos en manos de un solr dado un carro de combate que vale noventa millones de pesetas.

Al soldado no le da tiempo a aprender su manejo.» También se refirió a la acción social del Ejército, que

ha contribuido a erradicar el analfabetismo de nuestro país y a ampliar esta labor para contribuir a los

fines generales del Estado. «Nosotros —dijo— podemos absorber gran parte de los parados jóvenes,

pagándoles adecuadamente.»

MODESTO -Y LÍSTER

Asimismo, resaltó la vocación militar, «la vocación —dijo—^ que permitió a Polavieja llegar a capitán

general de los Ejércitos desde soldado». «En nuestra guerra —añadió— han aflorado una serie de

genérales que se han distinguido, incluso en el bando opuesto se han destacado personas que si a lo mejor

hubieran sentido la vocación a una edad temprana hubieran sido magníficos generales y quizá no hubieran

pensado de la manera que pensaban. Me estoy refiriendo a Modesto y me estoy refiriendo a Líster y a

todos esos que, indiscutiblemente, tenían algunas de esas virtudes militares que tanto nos interesa tener.»

SOLUCIONAR EL PROBLEMA DE LOS OBJETORES

El teniente general Vega Rodríguez también vio la necesidad de resolver el problema de los objetores y

de los casados que prestan servicio militar, así como la necesidad de sacar los cuarteles de las ciudades,

donde tantos problemas causan. Apuntó la idea de remo d e 1 a r los C.I.R. y transformarlos en

campamentos en donde se albergarían las unidades.

Más adelante dijo: «En la todavía vigente ley Orgánica del estado, en el artículo 37, dice que el Ejército

tiene que atender a la segundad interna y externa y a la permanencia de las instituciones siempre y cuando

las instituciones estén en peligro, pero cuando • nos diga que están en peligro quien nos lo tiene que decir,

no cuando lo diga uno solo de nosotros o un grupo de amigos. Este espíritu está recogido en el proyecto

de Constitución.»

También hizo referencia a los planes del Ejército sobre la política dé adquisición de material bélico de

primera clase y al tema de la industria militar, vestuario y reorganización de las regiones militares. Por

último precisó:

«El único militar que puede hablar de política es el ministro de Defensa, que es el único cargo político

del Ejército.»

ACTOS EN AIRE Y ARMADA

En el cuartel general del Aire, el jefe de Estado Mayor del Aire, teniente general Alfaro Arregui, expuso

los programas llevados a cabo, y entre otras cosas dijo: «Convoco en esta´ pascua militar del año 78 a

nuestro Ejército del Aire a que siga trabajando con máximo esfuerzo, con voluntad permanente de

superación, con indisoluble espíritu de equipo de coordinación y de unión. Porque esta unión es la mejor

ofrenda que podemos rendir a la Patria y la patente demostración de nuestra inquebrantable lealtad a la

Corona.»

Asimismo, el almirante Arévalo Pelluz, pronunció un discurso en el cuartel general de la Armada, en el

que, entre otras cosas, dijo: «España está por encima de todo pluralismo regional, que enriquece la fibra

de la Patria, ocupa un lugar concreto en el mundo, tanto geográfica como históricamente, y seguirá siendo

una e indisoluble mientras nos mantengamos fieles a nuestra condición y misión de. servirla.»

En el cuartel general de la Armada estuvo presente el señor Fernández Cuesta, que fue saludado por

Gutiérrez Mellado.

En ambos actos estuvo presente el ministro de Defensa, quien, al terminar los discursos, felicitó a los

asistentes con motivo de la pascua militar y les invitó a acompañarle en sendos vivas a España y al Rey.

 

< Volver