El Rey permaneció media hora en la capilla ardiente     
 
 Informaciones.    22/07/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

22 de julio de 1978

El Rey permaneció media hora en la capilla ardiente

INCIDENTES TRAS UN FUNERAL POR LOS DOS MILITARES

EL SENADOR SATRUSTEGUI, ABUCHEADO EN LA CALLE

MADRID. 22 (INFORMACIONES).

Por espacio de media hora permaneció el Rey don Juan Carlos en La capilla ardiente instalada en el

Cuartel General del Ejército, por donde desfilaron ayer altos mandos militares, asi como los familiares del

general de brigada Sánchez-Ramón y del teniente coronel Perez Rodriguez.

El Rey llegó en un «Mercedes» de color azul acompañado de otra persona y se introdujo en las

dependencias del cuartel por una de las puertas de la calle de Prim, utilizadas por los vehículos

para salir. En el interior del recinto militar podían apreciarse varias patrullas de la Policía Militar que

ejercían una tenaz vigilancia. Don Juan Carlos abandonó la capilla ardiente hacia las nueve de la

noche, después de que lo hubiesen hecho el director general de la Guardia

Civil, teniente general Olie-te, numerosos tenientes genéreles, jefes y oficiales. El teniente general

Gutiérrez Mellado, que ha presidido los funerales esta mañana, acudió a primera hora de la tarde al

Hospital Gómez Ulla.

INCIDENTES EN UN FUNERAL

Alrededor de mil personas asistieron ayer por la tarde a una misa en sufragio de las almas d e 1 general

Sánchez Ramos y del teniente coronel Pérez Rodríguez, en la parroquia de San Juan Bautista, en el

madrileño barrio d e I Parque de las Avenidas. Tei-minado el acto religioso, un grupo de personas entonó

el himno de Infantería y el «Cara al Sol» en la calle" de Bris-tol, donde cayeron los dos mili tares.

El acto litúrgico se- celebro a instancias de una feligresa, que hs> preferido ocultar su nombre, y con el

consentimiento ¿e los allegados a los difuntos. La mayor parte de los asistentes pertenecían a Fuerza

Nueva, Circuios José Antonio y Falange Española y de las JO.N.S. Entre los presentes se encontraban el

diputado de Alianza Popular don José Martínez Emperador y el ex subsecretario de Trabajo señor Toro

Ortiz.

La misa fue celebrada por el párroco de la iglesia de San Junn Bautista, que glosó I; personalidad del

general Sánchez Ramos, a quien calificó de «hombre sericillo, modesto, de misa diaria, cumplidor y

servidor de la Patrian e hizo un cántico de amor a España, invitando a los asistentes a imitar a los dos

militares muertos, a vivir como ellos y a entregarse como ellos lo hicieron.

A la salida del acto fúnebre se repartieron, por los Círculos José Antonio, octavillas en las que se

reproducía la carta de José Antonio a los militares, escrita en mayo de 1936.

Poco más tarde, un grupo de personas, en su mayoría jóvenes, que vestían camisas1 azules, se concentró

frente ai número 18 de la calle de Brís-tol, donde ayer cayeron los dos militares, que tras cantar el «Cara

al Sol» y el himno de Infantería pronunciaron gritos como «Ejército, al Po-der» y «Democracia asesina

Tanto en las proximidade-del templo en el que se cele bró la misa como en la cal) de Bristol se vieron

varias de tacíones de la Policía Arma-da, aunque no intervinieron en ningún momento.

EL SENADOR SATRUSTEGUI, ABUCHEADO

Un grupo de unas cuarenta personas abucheó anoche ai senador por Matírid don Joaquín Satrústegui

cuando in tentaba visitar la capilla ardiente de los dos militares asesinados. El cabo de guardia comunicó

al senador qut sólo se permitía la entrada a militares y familiares de las víctimas, ´mientras el grupo

gritaba contra el senador, que, hubo de marcharse.

HERNÁNDEZ GIL: «NO HAY QUE PERDER LA CONFIANZA»

En relación con los asesinatos de ayer, el presidente de las Cortes, Antonio Hernández Gil, ha formulado

las siguientes declaraciones:

«Lamento, repruebo y con-; deno este vil asesinato.

 

< Volver