Autor: Domenech, Jordi. 
   Ibañez Freire tomo posesión de la Capitanía General de Cataluña  :   
 Su discurso, especialmente cordial con Tarradellas, ha sido positivamente acogido en los medios políticos regionales. 
 ABC.    17/05/1978.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ABC. MIÉRCOLES, 17 DE MAYO DE 1978. PAG. 11

IBANEZ FREIRÉ TOMO POSESIÓN DE LA CAPITANÍA GENERAL DE CATALUÑA

Su discurso, especialmente cordial con Tarradellas, ha sido positivamente acogido en los medios políticos

regionales

Barcelona, 16. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) Este mediodía, en un acto lleno de cordialidad y

con indudable proyección política, ha tomado posesión de su cargo el nuevo capitán general de Cataluña,

teniente general Ibáñez Freiré, proyección política debida tanto a la presencia del presidente de la

Generalidad fue a las palabras de afecto con que a él se ha referido el ilustre militar, como a la asistencia

de la casi totalidad de senadores y diputados catalanes, incluso el senador Benet, que, como ya se indicó

en crónica anterior, tuvo algunas dificultades cuando el hoy capitán general desempeñaba el cargo de

gobernador civil de Barcelona.

SATISFACCIÓN POR EL NOMBRAMIENTO.—Los actos de toma de posesión se iniciaron con la

revista a la compañía de honores y el saludo a las autoridades civiles y militares que se encontraban en la

puerta principal del palacio de Capitanía. Seguidamente, todos los presentes se trasladaron a la cercana

basílica de la Virgen de la Merced, Patrona de Barcelona, en donde el cardenal arzobispo, doctor Jubany,

rezó una salve. El teniente general Ibáñez Freiré, una vez finalizada esta breve ceremonia religiosa y

acompañado del doctor Jubany, subió al camarín de la Virgen y firmó en el libro de honor de la basílica.

De nuevo en el palacio de Capitanía, y en su salón del Trono tuvo efecto el acto oficial de toma de

posesión del nuevo capitán general de Cataluña.. El señor Ibáñez Freiré y el señor Tarradellas

conversaron privadamente unos minutos, entrando posteriormente juntos en el recinto «n donde iba a

celebrarse el acto. En primer lugar, el capitán general accidental, general de división don Antonio

Delgado Alvarez, tras leer el decreto de nombramiento, pronunció unas breves palabras.

ELOGIOS A TARRADELLAS.—Seguidamente, el teniente general Ibáñez Freiré pronunció un

importante discurso, calificativo que corresponde a la realidad, de acuerdo con lo señalado con

unanimidad por los medios políticos catalanes, que inició con estas palabras: «No por desear seguir una

posible costumbre protocolaria, sino para expresar sinceramente mis sentimientos, debo iniciar mis

palabras haciendo presente mi gratitud a Su Majestad el Rey, y a su Gobierno, por el honor que se me

confiere y la confianza que en mí se deposita al designarme capitán general de la IV Región Militar.

Dicho esto y centrando mi atención en este salón, deseo, en primer término, expresar mi agradecimiento

al excelentísimo señor presidente de la Generalidad de Cataluña por su asistencia a este acto para mí tan

emotivo. Señor presidente: su presencia en esta Capitanía será siempre deseada y gratamente recibida.

Si en el ejercicio de mi cargo puede en alguna ocasión serle útil la colaboración de las unidades de mi

mando en servicios humanitarios, con motivo de incendios, inundaciones o cualquier otra causa, que

quiera Dios no se produzcan, tenga la seguridad de que dispondrá de ellas, pues nada podrá satisfacer más

al Ejército que acudir en ayuda del noble pueblo catalán. Permitidme, por último, señor presidente, que

esos deseos de cooperación oficial los haga extensivos al orden personal.» Tras recordar su estancia en

Barcelona como gobernador civil y refiriéndose al pueblo catalán, ha manifestado: «Fueron sus virtudes

las que me vincularon espiritualmente de por vida a esta admirable tierra catalana, que hoy vuelvo a pisar

con la alegre esperanza de ensanchar aquellos horizontes hasta alcanzar la totalidad de Cataluña.»

Dirigiéndose a los generales, jefes, oficiales y suboficiales de la IV Región Militar, afirmó:

«Desde hoy os anuncio que mi mando será exigente pero no más de lo que me exija a mí mismo ni menos

de lo que vuestro espíritu militar demanda», haciéndoles posteriormente la siguiente recomendación:

«Una última recomendación me permito haceros hoy: propiciar la aproximación entre el Ejército y el

pueblo. Que los padres y familiares de vuestros soldados vayan con confianza a visitarlos; que nadie vea

en vuestros cuarteles y campamentos terrenos cercados por una temible disciplina; que todos los

españoles en general, y los catalanes en particular, conozcan en profundidad al Ejército para que lo

valoren como merece y lo estimen como desearnos.) Por último, y refiriéndose a la Guardia Civil, de la

que ha sido director general hasta este nuevo nombramiento, ha señalado: «Hemos trabajado

intensamente y juntos durante una de las circunstancias más delicadas del acontecer histórico de España y

en la vida del Instituto. Hemos resuelto muchos problemas y hemos puesto los jalones precisos para

modernizar la Guardia Civil. Todo ello me ha permitido apreciar en sus justos términos vuestra auténtica

realidad. Yo me considero en el deber moral de decir públicamente, para que nadie que me oiga pueda ser

inducido a error, que la Guardia Civil es un Cuerpo militar que desea permanecer ajeno a la política, que

su vida transcurre en un apasionado servicio a la Patria y que la sociedad española tiene contraída una

deu-da de gratitud con este Cuerpo honesto y sacrificado, que ha venido respaldando él proceso político

propiciado por nuestro Bey, no sólo con eficacia y disciplina. ;|no con la abnegada entrega de muchas de

sus vidas, víctimas de quienes han pretendido inútilmente impedir la convivencia socio-política que los

españoles deseamos.»

IMPORTANCIA DE UN ACTO.—En definitiva, el acto de toma de posesión del nuevo capitán general

de Cataluña ha constituido un acto de verdadera confraternización entre el Ejército y los representantes

del pueblo catalán, que, presididos por el señor Tarradellas. han asistido en casi su totalidad. Muy

comentadas han sido la presencia del presidente y secretario general del P. S. U. C., señores López

Raimundo y Gutiérrez Díaz, así como la del senador Benet, para quien el señor Ibáñez Freiré ha tenido

palabras cordiales en el momento de la despedida: «Ha tomado usted posesión de su casa», gesto que ha

sido muy apreciado por el político catalán. En medios políticos catalanes se valoraba esta tarde muy

positivamente tanto el texto del discurso del nuevo capitán general como el clima que ha presidido todo el

acto, por lo que se considera que todo ello ha constituido un éxito personal del teniente general Ibáñez

Freiré.

PROBABLE CESE DE BELLOCH.—En otro orden de cosas, hay que destacar que se considera muy

probable que el actual gobernador civil de Barcelona, don José María Belloch, cese próximamente, es

posible que en el próximo Consejo de Ministros, de su cargo de gobernador civil de Barcelona. El motivo

para este cambio en la titularidad del Gobierno Civil barcelonés no se debe a motivos políticos, sino a la

aplicación de la ley de Incompatibilidad Judicial que establece la imposibilidad de que los jueces puedan

desempeñar cargos políticos. Y como se recordará, el señor Belloch es juez..

Jordi DOMENECH.

 

< Volver