Autor: Fernández-Rúa Plasencia, José María . 
 Rodríguez Sahagún contesta a Blas Piñar. 
 Todos los ascensos son legales  :   
 El ministro de Defensa rechazó las acusaciones del presidente de FN sobre el nombramiento de jefe del Estado Mayor del Ejército. 
 ABC.    21/09/1979.  Página: 1,7. Páginas: 2. Párrafos: 9. 

RODRÍGUEZ SAHAGUN´ CONTESTA A BLAS PINAR

TODOS LOS ASCENSOS SON LEGALES

El ministro de Defensa rechazó las acusaciones del presidente de FN sobre el nombramiento de jefe

del Estado Mayor del Ejército.

«Es más fácil afirmar y negar las cosas, que enterarse de ellas.» Con esta frase de Mariano José de Larra,

el titular de la Cartera de Defensa, Agustín Rodríguez Sahagún, comenzó su contestación a la

interpelación formulada por el diputado del Grupo Mixto y presidente de Fuerza Nueva, Blas Pinar, sobre

ascensos a teniente general del Ejército y nombramiento de jefe del Estado Mayor del Ejército, en la

sesión plenaria de la Cámara Baja de ayer tarde.

Con buen humor y en algunas ocasiones hacienda elogios del señor Pinar, a la vez que subrayaba su

perplejidad por la escasa base —como lo calificó— de las afirmaciones del interpelante, el ministro de

Defensa puso de relieve el deseo del Gobierno de fortalecer el Departamento que él dirige. Agustín

Rodríguez Sahagún anunció que tiene la intención de presentar al Consejo de Ministros un borrador de

proyecto de ley, para su posterior envío a las Cortes, en el que se suprime la situación B de la escala

militar.

INTERPELACIÓN DE BLAS PINAR.

El señor Pinar relató una serie de hechos que había motivado su intervención y que tuvieron lugar durante

el pasado mes de mayo, en el que por cumplir la edad reglamentaria, el teniente general Liniers, jefe del

Estado Mayor del Ejército, cesaba en su cargo y pasaba al grupo de destinos. Fue sustituido por el general

de división José Gabeíras. Para Blas Pinar, este nombramiento ha supuesto —según dijo— que ninguno

de 3os tenientes generales de la cadena de mando militar y ninguno de los generales cíe división que le

precedían en número reunían las condiciones de idoneidad para el desempeño del cargo.

«Ello, sin duda —-continuó diciendo—, supone una desestimación, un desaire y una ofensa para los

mismos, si se tiene en cuenta, además, que el recientemente ascendido, al ocupar dicho puesto, pasó, con

todas sus prerrogativas, a ser el más antiguo del escalafón de tenientes generales.»

Más adelante, e: notarlo madrileño se reíirió al nombramiento d-e otros cuatro generales de división,

señalando que para ellos no había vacante a] producirse el ascenso, ni consignación presupuestaria,

violándose —según subrayó— tanto lo que dispone la ley orgánica del Ejército como la ley de

Presupuestos. _ya que con fecha 17 de mayo de este ano había dotación para dieciocho tenientes

generales del grupo de Armas y no para veinticinco, como figura en la ley aprobada con posterioridad a

dichos ascensos.

Por último. Blas Pinar citó a Ortega y Gasset y a Jorge Visan, entre otros. para afirmar que «ha habido un

deterioro moral de las Fuerzas Armadas, .que unido a los brutales asesinatos producidos e´n sus filas y a

los ataques difamatorios de que vienen siendo objeto, pueden dar orlsen a una situación que permita

reelaborar el famoso libro que Marcos Isaba tituló "Cuerpo enfermo de la milicia española"».

EXPECTACIÓN EN LOS ESCAÑOS.

El ministro de Defensa había permanecido en e: «banco azul» tomando notas de la intervención del señor

Pinar. Subió a la tribuna de oradores con el semblante serio. El hemiciclo, que al inicio de la sesión

abundaban las ausencias en casi todos los grupos parlamentarios, estaba en ese momento prácticamente

lleno.

Agustín Rodríguez Sahagún. en medio de gran silencio, comenzó señalando que como su oiedecesor

había citado a una serle de personalidades venía a colación, en su opinión !a frase de Larra que figura a;

inicio de esta crónica, -y que provocó la distensión de la Cámara.

Luego que el ministro asegurase que en en los Presupuestos Generales del Estado de 1979 se señalan 25

tenientes generales y en la ley General Presupuestaria de 1978 se establecía también el misinp número y

no 18. como dijo el interpelante, informó que la cifra de tenientes generales en activo, después de lo

acordado en Consejo de Ministros de mayo pasado, incluido don José Gabeiras, era de 23, dos menos de

lo establecido en la ley. «Habría sido injusto —argumentó el ministro— no producir los ascencos, porque

las vacantes no se producen por capricho del Gobierno o del ministro de Defensa. En todos los ascensos

se dan las causas legales que han producido las vacantes.» A renglón seguido, Agustín Rodríguez

Sahagún rechazó el término «arbitrariedad» por el de «legalidad».

A continuación, el ministro de Defensa matizo que no ha existido ninguna anomalía, porque el real

decreto de noviembre de 1976. que es el que regula ¡a jefatura del Estado Mayor del Ejército, dice

textualmente que será designado en Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Defensa.

«Esto es lo que ha sucedido, ya que —aclaró— la normativa vigente permite el nombramiento de un

general de división que reúna ciertas condiciones y que automáticamente sea ascendido a teniente general,

lo que así se hizo en el caso del general Gabeiras, sin que ello pueda interpretarse como discriminatorio

para otros oficiales generales.»

Blas Pinar volvió a insistir, en turno de réplica, criticando el mencionado real decreto, lo que motivó otro

parlamento del ministro, en el que, entre otras cosas, aseguró que el interpelante se había organizado Un

«pequeño lío», y lo único que había hecho eran especulaciones. El señor Rodríguez Sahagún terminó

ofreciéndose a aclarar cualquier duda al presidente de Fuerza Nueva.

Previamente el Congreso abordó otras interpelaciones sobre la gestión institucional de la Seguridad

Social, Colegios profesionales e inundaciones en la comarca del bajo Llobregat. El diputado Fernando

Sagaseta retiró su interpelación sobre la industria tabaquera canaria.

J. M. FERNANDEZ RUA.

EL GOBIERNO TIENE INTENCIÓN DE SUPRIMIR LA ESCALA «B» MILITAR

El ministro de Defensa anunció ante el Pleno del Congreso la remisión de un próximo proyecto de ley

 

< Volver