Defensa y democracia. La armada. 
 Así es la Marina de Guerra     
 
 Diario 16.    05/01/1978.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Así es la Marina de Guerra

"El Militar: balance 1975-1976" describe así nuestra Marina de Guerra: .46.000 hombres ,35.000 de

reclutamiento forzoso), 10 submarinos, un portahelicópteros, un crucero, 13 destructores, 10 fragatas,

cuatro corbetas, dos lanchas torpederos, 18 dragaminas, 18 patrulleros, ocho buques de desembarco y

siete escuadrones de helicópteros. Las cifras son anticuadas y la descripción, inexpresiva; porque si bien

es ´verdad que hay pocos barcos, nada se dice de sus características ni de la organización de la Armada,

producto directo de su equipamiento humano.

Mientras que en adiestramiento y organización, la Armada está muy cerca de lo posible, en cambio sus

barcos son la muestra real de un desinterés inconsecuente con el hecho de que España vive en absoluta

dependencia de las rutas marítimas. Nuestros marinos han sabido superar en los últimos tiempos la

situación política interior más adversa al entusiasmo por las tareas militares bien hechas. Han conservado

para la democracia el patrimonio histórico que es la Armada, gracias a haber mantenido las proas hacia

objetivos de defensa nacional. Todo ello merece admiración y respeto a unos profesionales que, en medio

de la falta de estímulo, levantaron el magnífico .Sistema-1, punto de partida obligado para conocer en

profundidad nuestra Marina de Guerra.

ESQUEMA ORGÁNICO GENERAL

El Sistema-1, desarrollo de la ley Orgánica de 4-7-70, define los elementos componentes de la Armada,

sus funciones y las relaciones entre ellos. Concibe la Marina como un instrumento heterogéneo en sus

partes y unitario en la acción, por la concurrencia de todos hacia tos mismos objetivo! generales.

El Sistema-1 busca la plusvalía orgánica que permita hacer óptima la relación cosle eficacia.

Los componentes de la Armada se agrupan bajo tres títulos: La Fuerza, los Servicios y los Órganos de

Mando. A esta subdivisión funcional se superpone el esquema jerárquico, según el cual los componentes

están encuadrados en uno de los tres niveles operativo, estratégico o político.

Viene al caso la cita de los niveles orgánicos porque es una cuestión poco conocida y, sin embargo, del

mayor interés para apreciar debidamente los hechos relacionados con la Armada. Las decisiones que rigen

la vida diaria de la Fuerza tienen, siempre su origen en otras decisiones adoptadas en el nivel superior, en

el nivel político, en el que el almirante jefe del Estado Mayor convierte los mandatos de naturaleza

política, acordados por el Gobierno en directivas estratégicas, ¡as cuales, finalmente, dan lugar a las

órdenes operativas que debe cumplir la Fuerza. Así, por ejemplo, la causa de la inactividad de nuestros

barcos de guerra, cuando pesqueros españoles son apresados por fuerzas extranjeras hay que buscar la

fuerza de la Armada; lo contrario es suponer a los militares funciones políticas que no les corresponden.

En general, la política de defensa, elaborada fuera del ámbito militar, aunque sean llamadas para ello

algunas altas jefaturas, es la norma superior obligatoria para decidir y conducir la Fuerza Naval.

LA FUERZA

La Marina de Guerra no es ajena al pueblo, lo cual no es de extrañar, siendo pueblo los 46.000 hombres, y

éste, propietario de barcos y arsenales.

La Fuerza es el conjunto de medios ofensivos y defensivos capaces de ser empleados en .el cumplimiento

de la misión de la Armada; misión que el mismo Sistema-1 enuncia así: "Alcanzar los objetivos

marítimos de la nación en paz y en guerra. Y los objetivos marítimos, dice la misma disposición, son

aquellos de la política (de defensa)... Es decir, dada esta tan bien hilvanada relación entre política de

defensa y Fuerza, ésta debería estar configurada en función de aquélla, porque. si no faltaría coherencia

entre medios y fines. Mas es de temer que tal coherencia no se dé en nuestra Armada, pues un fin tan

nacional como es la defensa, no encuentra la debida correspondencia en unaa fuerzas navales, cuya

operatividad está en manos extranjeras.

Componentes de la Fuerza

En conjunto Fuerza está constituido por tres núcleos: la flota, las fuerzas especiales y Sus fuerzas

auxiliares. Esta subdivisión obedece a razones de especialización.

La flota es el "arma" principal de la Armada, no especializada,, y, las fuerzas especiales de Infantería de

Marina, arma aérea y arma submarina, son´ las "armas" complementarias, con una aptitud propia para

moverse por terrenos en los que la flota necesita apoyarse, sin que le sea posible actuar en ellos.

La flota

La flota, núcleo fundamental de la Fuerza, está constituida por buques y otros medios de combate, tropas

de Infantería. d:e Marina e instalaciones navales en tierra, puestos .a las órdenes de un comandante

general. El comandante general de la flota tiene su cuartel general en El Ferrol. Este cuartel general se

constituye, normalmente, a bordo del portaaero naves "Dédalo". Los buques sobre los que ejerce su

autoridad están agrupados en dos mandos tipo, el Mando de Escoltas y el Mando Anfibio.

El portaaeronaves "Dédalo"

Es un viejo barco botado en 1941 y comprado hace pocos años para la Marina española como

portahelicópteros. Recientemente fue modificado por la empresa nacional Bazán, cambiando su cubierta

de madera por otra de acero y dotándolo de medios electrónicos, comprados de U.S.A., para la

conducción de aviones, con el fin de hacerlo utilizable por los cazabombarderos Harrier, igualmente

adquiridos en U.S.A. Desafortunadamente, los costosísimos arreglos pueden quedar en esfuerzo baldío.

El "Dédalo" está tocado de muerte en sus máquinas, quizá inmovilizado para siempre. Su corto historial

entre nosotros comenzó con su inexplicable compra, cuando era ministro de Marina Nieto Antúnez; lo

demás puede resumirse en una extensa cuenta de gastos en dólares.

El Mando de Escoltas

Es el más importante de la flota.. El contraalmirante jefe ejerce su función de mando orgánico (no

operativo) sobre la XXI escuadrilla de destructores Fletcher, la LXXI de fragatas DEG y la XI de

destructores FRAM-II.

Los cinco destructores de la XXI, "Lepante", "Ferrándiz", "A. Valdés", "Jorge Juan" y "Alcalá Zamora",

tienen su base en Cartagena. Desde su adquisición recibieron el apodo de "Los, Cinco Latinos", que

también el conjunto musical vino del otro lado del Atlántico. Los "Latinos", cuando formaban en la

escuadra U.S.A., combatieron en la guerra de Corea.

Están equipados con cuatro montajes de cinco pulgadas, cañones antiaéreos de tres pulgadas vinos y

cuarenta otros, torpedos autoguiados, sonar, radares de navegación, tiro antiaéreo y de superficie.

La LXXI escuadrilla es la estrella de la "flota. Las cinco fragatas de la escuadrilla, bautizadas con

nombres de regiones españolas, desplazan cada una unas 4.000 toneladas y su velocidad máxima no llega

a los 30 nudos. Son barcos concebidos con criterios de tecnología punta, de diseño norteamericano;

se puede decir, ce propiedad, que estamos ante ana nueva generación de barcos de guerra!

Fueron contraído en El Ferrol, donde tienen su base, y desde la primera hasta Ja última el grado de

participación de mano de obra adicional fue en aumento, sin que se lograran los porcentajes previstos ea

el programa naval. Los equipos de a bordo y, en el aera!, todo el sistema de armas es de fabricación

U.S; A. resultado práctico para la Armada de esta parte del programa de construcciones ha sido disponer

de unos barcos modersimos y altamente eficaces de acciones antiaéreas y antisubmarinas, gracias a

unos medidas de detección muy potentes; 1an-zador ASROC, capaz de actuar un torpedo autoguiado

una zona de búsqueda situada a más de 20.000 yardas; m antiaéreo; cañón automático cinco pulgadas de

40 disparos por minuto; sistema de con medidas electrónicas y un 1 go etcétera de cualidades. Para la

industria nacional, la concentración -de estos barcos puede haber significado la confirmación de

su retraso tecnológico. Para las arcas del Estado, miles de millones por cada barco construido y un fh

continuo de dólares hacia U.S.A. para atender al mantenimiento que, necesariamente, está en manos

americanas.

La XI escuadrilla está formada por los destructores "Cerruca", „ "Gravina", "Méndez Núñez",

"Roger de Lauria" y "Marqués de la Ensenada". Los tres primeros son del ti FRAM-II, comprados en

U.S.A. Los FRAM-II son calificados de chatarra por oficiales de M riña. En cuanto a características

cas teóricas están entre la Fletcher y las DEG. No llevan misiles, pero sí ASROC como

artillería principal cuentan con tres montajes dobles de cinco pulgadas. Además están equipados con

armas antiaéreas convencionales y elementos de detección radar y sonar. Su base está en El Ferrol

El Mando Anfibio

El cuartel general ocupa el viejo fuerte de Puntales, en la bahía de Cádiz. Siguiendo el constante

desnacional de la Armada, los buques de esta organización tienen de españoles el nombre del rebautizo, el

óxido y los mejillones de sus cascos. Hay tres grandes transportes de unas 10.000 toneladas, "Aragón",

"Castilla" y "Galicia" capaz, cada uno, para ira batallón de Infantería de Marina. El primero es más apto

para el transporte personal; el segundo para material, y el "Galicia" pobre viejo, es un buque dique. Hay,

también, tres buques LST denominación americana, para el transporte de carros de combate.

 

< Volver