El primer paso, la inminente constitución de la Unión Parlamentaria. 
 El presidente formará Gobierno en cuanto asegure la cohesión de la UCD     
 
 Informaciones.    23/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

EL PRIMER PASO, LA INMINENTE CONSTITUCIÓN DE LA UNION PARLAMENTARIA

El presidente formará Gobierno en cuanto asegure la cohesión de la U. C D.

HOY, REUNIÓN CLAVE DE LA EJECUTIVA CENTRISTA CON EL PRIMER MINISTRO

DISCREPANCIAS INTERNAS: ¿RENOVACIÓN TOTAL O PARCIAL DEL GOBIERNO?

MADRID, 23 (INFORMACIONES).

LA comisión ejecutiva de la Unión de Centro Democrático (U. C. D.) mantiene hoy una reunión con el

presidente Suáres, líder de la coalición, en el palacio de la Mon-cloa, según han informado medios

próximos a la U. C. D. El señor Suarez se ha venido entrevistando estos últimos días con los grupos par.

lamentarlos de los partidos y grupos integrados en la U.C.D. Ayer lo hizo con los parlamentarios del

Partido Popular, Partido Demócrata Cristiano e «Independientes». Entre los temas dominantes en estas

conversaciones hay que destacar la constitución de la Unión Parlamentaria de ja U.C.D. y la necesidad de

llegar a una fórmula que permita la conversión de la coalición en un partido «unitario», o por lo menos en

una Federación de partidos en un plazo corto, sobre todo pensando en las elecciones municipales. La

citada comisión ejecutiva está compuesta por don Leopoldo Calvo Sotelo, don Enrique Sánchez de León,

don Francisco Fernández Or-dóñez, don Ignacio Camuñas, don Joaquín Garrigues, don Pío Cabanillas y

don Fernando Alvares de Miranda. No se descarta que entre otros temas se comience a negociar hoy, de

alguna manera, la formación del nuevo Gabinete sobre la base de la actual U.C.D. Y. por otro lado, se

apruebe el documento por el que se regula, en principio y sucintamente, el funcionamiento de la Unión

Parlamentaria de la U.C.D. El texto, de un máximo de dos folios de extensión, quedó ultimado ayer, y de

momento se limita a exigir, como se ha venido diciendo en INFORMACIONES, la disciplina

parlamentaria de voto en base ai programa conjunto de la U.C.D. que se .hizo público, en sus distintos

aspectos, en los días anteriores a las elecciones, a través de los conocidos como «libros verdes». El

documento supone una estructura de funcionamiento mínima en tanto no se establece un nuevo

Reglamento de las Cámaras, al que deben acomodarse los de los diversos grupos parlamentarlos.

UNIDAD

Tres horas duró la entrevista de ayer por la mañana entre don Adolfo Suárez y el grupo parlamentario del

Partido Popular (P.P.), compuesto por 52 diputados y senadores electos en las listas de la Ü.C.D. Después

de la entrevista, don Pío Cabanillas, .presidente de¡ Partido Popular, respondió a las preguntas de los

informadores. En definitiva, se abordó el tema de te cohesión futura de la U.C.D. a través de la Unión

Parlamentaria, primero, y de la formación de un partido o federación (ie partidos, después El Partido

Popular y el presidente han coincidido, al parecer, en que ei electorado ha votado al Centro en su conjunto

y no a los diversos partidos "que lo forman; de modo que, se concluye, es necesario conservar la unidad

que impone el voto del electorado. Los miembros • del P.P. están de acuerdo igualmente en la defensa de

los principios del programa político, económico y social de la U.C.D El señor Cabanillas negó que en la

entrevista se hubiese hablado de la formación del nuevo Gobierno y calificó la conversación de «intere-

sante, satisfactoria, cordial e Importante». «Ha sido una entrevista extensa e intensa», resumió, en el

sentido de que se habían tratado en profundidad todos los temas políticos y económicos.

P.D.C.: LA UNIDAD DEMOCRISTIANA, A REVISIÓN

A continuación —en una jornada de sesión continua—, el señor Suárez recibió a los parlamentarios del

Partido Demócrata Cristiano (P.D.C.) —irnos 30, entre diputados y senadores— a lo largo de unas dos

horas y media. Uno de los diputados, don Osear Al-zaga, todavía no tiene seguro su escaño por Madrid,

dada la escasa diferencia de votos que le separa .del comunista don Ramón Tamames. El acta en cuestión

quedará proclamada en el último momen-to, cuando sean oficiales ios resultados electorales. El señor

Alvarez de Miranda, antes de entrar, en la Moncloa, manifestó que no se trataba de ninguna consulta para

formar Gobierno. Posteriormente, los parlamentarios del P.D.C. mantuvieron una charla con los informa-

dores durante la cual el señor Alvarez de Miranda manifestó que la formación del próximo Gabinete será

posterior a la estructuración orgánica de la U.C.D. Señaló que el presidente Suárez había hecho una

interpretación de los resultados electorales, que había contrastado con la de los parlamentarios del P.D.C.

«El país —agregóse ha inclinado por la moderación y eí cambio.» También dijo que había quedado claro

en las elecciones que interesan las grandes formaciones políticas y no la fragmentación. Del mismo modo,

el señor Alvarez de Miranda se mostró optimista sobre el futuro de la U.C.D,, precisó que el electorado se

había pronunciado sobre uña formación política única y que esta cohesión debería llegar hasta la

formación de un gran partido o Federación de partidos con inspiración en el humanismo cristiano. En este

sentido, y al serle preguntado acerca del Congreso constituyente de la Democracia Cristiana —en el que,

en principio, deberían quedar unidas todas las fuerzas de este signo—, declaró que este Congreso estaba

sometido a revisión, debido a los resultados electorales. «EL tema de la unidad —dijo— no se puede

plantear como antes del 15 de junio.» Acerca de la desaparición de las siglas que hacen referencia al

carácter «demócrata cristiano» del partido, manifestó que aún no se lo habían planteado. Acerca de la

renovación en el próximo Gabinete, el señor Alvarea de Miranda preciso que «no puede darse.un salto en

el vacío». «El Gabinete —agregó— tendrá que responder a esa sensación de cambio con una renovación

mayoritaria¡ pero no necesariamente total.» Calificó de demócratas cristianos a los actuales ministros,

señores- Oso-rio, Reguera, De la Mata, Carriles... e insistió en la necesidad de olvidar la procedencia

política de los que integran hoy el Partido Demócrata Cristiano.

«INDEPENDIENTES»: TOTAL ACUERDO

«No formaré Gobierno mientras no haya un partido consolidado», manifestó el presidente Suárez a los 99

parlamentarios «Independientes» de la U.C.D. que le visitaron, ya por la tarde, en el palacio de la

Moncloa. 1 La entrevista duró solamente hora y media debido a la interrupción ocasionada p o r el trágico

hallazgo del cadáver de don Javier de Ybarra. Al parecer, no se registró ninguna discrepancia durante la

entrevista y los parlamentarios «independientes» se mostraron de acuerdo en la necesidad de transformar

la ,U.C.D. en un partido unitario. Los presentes estuvieron igualmente de acuerdo en que una de las

primeras demostraciones de unidad de la U.C.D. debería consistir en el apoyo a los candidatos de la

coalición para acceder a la presidencia del Congreso y el Senado. Según impresiones recogidas de alguno

de los parlamentarios presentes, es casi seguro que el nuevo Gabinete se conozca el próximo miércoles,

después del último Consejo de ministros, previsto para el día anterior, en el que, al parecer, se aprobaría

la reforma administrativa. Con las entrevistas de -ayer sólo quedarían pendientes las visitas a la Moncloa

de los grupos, parlamentarios de la Federación Social Demócrata, del Partido Gallego Independiente y del

Partido Social Liberal Andaluz. La firma del documento de la Unión Parlamentaria de la U.C.D. supon-

dría el primer paso para la formación de Gobierno. Parece descartarse, en principio, cualquier negpciación

formal para la constitución del mismo con partidos o grupos ajenos a la U.C.D., aunque el presidente

Suárez no haya cerrado esa posibilidad. Justamente, la formación de un nuevo Gobierno es una de las

cuestiones que origina discrepancias dentro de la U.C.D.; discrepancias que —se estima»— tendrán que

ser superadas. En efecto, los parti-. dos que forman la U.C.D. tienen opiniones distintas sobré si el nuevo

Gabinete debe ser resultado de una renovación total o parcial, según ha podido constatarse en diversos

medios próximos a la mencionada coalición electoral. Los sectores liberales y so-eialdemócratas de la

U.C.D., por ejemplo, estiman que la renovación en el Gobierno y en la ´Administración debe ser total, ya

que consideran que el electorado ha votado por el cambio. Los otros sectores de la coalición (Demócratas

Cristianos, Partido Popular e «Independientes») no parecen poner pegas a que la renovación del Gobierno

se lleve a cabo parcialmente, de modo que continúen en sus puestos algunos de los actuales mi-´ nistros,

varios de los cuales están vinculados al Partido Demócrata Cristiano o al Partido Popular. Al hablar de

renovación del Gobierno, los sectores liberales y socialdemócratas excluirían a aquellas personas que aun

siendo, de la U.C.D.— no darían la imagen dé cambio que el pueblo español ha votado en: los pasados

comicios. Podría ser admitida alguna excepción —agregan los medio» consultados—, como él caso del

actual ministro de Obras Públicas, don Luis Or-tiz, que lleva dos meses en el cargo y que renunció a par-

ticipar en las elecciones para ocupar esta cartera. , En el capítulo de las coincidencias —y no de las

discrepancias— está el dé conseguir una mayor cohesión de la U.C.D. En primer lugar está la

Constitución - inminente de la Unión Parlamentaria, como se ha dicho repetidamente. El presidente

Suárez —según los medica consultados por INFORMACIONES— ha querido y quiere consolidar del

modo más eficaz posible la U.C.D. antes de formar Gobierno.-151 primer paso es, pues, la Unión

Parlamentaria,que, áJ parecer, estará formada por una asamblea general, un consejo político y uno o

varios jefes de fuá, que actuarían como portavoces de la coalición en las dos Cámaras. El segundo paso es

el partido unitario, por el que se inclinan la mayoría de los partidos que forman la U.C.D. En el caso de la

Federación de partidos, se plantearía un problema Jurídico, dado que no es posible la federación de

partidos con personas independientes. La cuestión quedaría, en su caso, obviada .con la .formación de un

partidc propio de los "Independientes". Obras coincidencias se refieren a la no disolución de las Cortes

tras la elaboración de la nueva Constitución, en la que debe quedar resuelta la forma de Estado, de

Gobierno y las autonomías. Sobré este último pimío, se considera necesaria la configuración :de un

"Estatuto-marco de autonomía", al que puedan acogerse todas aquellas regiones que lo estimen oportuno,

con las peculiaridades que otras quisiesen establecer.

 

< Volver