Autor: Sánchez, Alfonso. 
   La democracia es veloz     
 
 Informaciones.    18/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Por Alfonso SÁNCHEZ

LA DEMOCRACIA ES VELOZ

SE coincide en lamentar la derrota de JOAQUÍN RUIZ-GIMENEZ. Sus demócratas eris-tianos han

recibido mal trato en las urnas. En cambio, ha «ido bueno para, los cristianos demócratas de ALVAREZ

MIRANDA. Demócratas cristianas, cristianos demócratas. Cuando ´hay variedad da gusto. Unos meditan

sobre sus errores, otros proyectan su próxima actuación. ADOLFO SUAREZ reorganiza su Gobierno con

esa seguridad que procura él acierto. La democracia avanza por el camino real Sube la Bolsa, hacia la que

corre dinero desde todas partes. Ya la Bolsa no se regula por aquellos caballeros con chistera que se

reunían en Lhardy paira, cambiar las confidencias de sus noticias:

—La situación internacional es tensa, la guerra´parece inevitable, compremos explosivos. Ahora la Bolsa

está democratizada por el pe-gueño .ahorro. Procede de gentes sencillas que se enitraa de las cosas por los

periódicos y operan por «u intuición o sus deseos. La subida, de la Bolsa es una nueva votación que gana

Adolfo Snárez. La reforma política lleva una velocidad acelerada. Ni en esas tertulias de "ejecutivos",

con-sideradas en otros tíempos como círculos bien informados, se atreven a formular pronósticos. Saben

que al día siguiente estarán superados. Aquella señora, al subir al avión, rogó al piloto:

—Haga el favor de no volar más rápido que el sonido, que tengo que decir muchas cosas a mi amiga;

Pienso que algo parecido sucede con la política. Cuando se termina de formula^ un comentario, la política

ya está lejos. A los diecinueve meses de morir FRANCO, el pueblo, ha tomado en sus manos las riendas.

JUAN ANTONIO ORTEGA Y DIAZ-AMBRONA y demás" tácitos designaron bien ai heredero de

Franco: el pueblo. Quizá no sospecharan que iba a temar posesión de la herencia tan aprisa. ´El año

pasado, durante el festival de Cannes, pregunté a RAFAEL ALBERTI cuándo se proponía venir a

Madrid. Replicó:

—Si voy a.Madrid es para hacer lo que me dé la gana. Mientras no pueda hacerlo, no voy. ¿Para qué?

Ya puede hacer lo que quiere. Incluso dentro de unos días tendrá inmunidad parlamentaria. Se hablaba de

elecciones como de algo remoto. Se han celebrado. La propaganda electoral desaparece de tas calles a

buen ritmo. Dentro de unos días, los antiguos anuncios vuelven a sus puestos. En la Prensa, las fotos de

los vencedores sustituyen, sin pago previo, a las de los candidatos. El aceleren de arranque ha sido fuerte.

La ciudad recupera su tono normal. Hay escasa circulación de coches. Nada extraño. Lo confirma el

taxista:

—Siempre baja a partir del día 20. Entonces empieza a notarse la falta de dinero. Este mes ocurre un poco

antes. Deben haber gastado ´más gasolina con lo de las elecciones. Suena el teléfono:

—¿Podrá usted asistir a- la cena de esta noche?´

La agenda, detenida vanos días, reanuda su actividad. La cena es con motivo del trofeo Marsans, -que el

domingo se disputa en el hipódromo. Antes hubo almuerzo. Lo había previsto MIGUEL GARCÍA Y GIL

DE BERNABEU. —Podemos celebrarlo el viernes, que ya habrán pasado las elecciones. El almuerzo lo

o£reoe la peña Jerez en honor de mi compañero, (y sin embargo amigo) ANTONIO OLANO, al que se

hace socio. Un buen grupo de amigos: JOSEFINA CARABIAS, PATRICIO PEMAN, LEOPOLDO

FRESNO, PEPE NIETO... Novedad: no hay discursos. Hay que reservar las gargantas para la polémica.

Las gargantas, como han oído, se revelaron fragües: Casi seis mil candidatos andan convalecientes de su

ronquera, «obre todo los que han perdido, porque el triunfo es la mejor medicina". Y ahora, duro deber,

otra vez a los cines. Sin tregua por la propaganda- electoral, las salas han janzadb un nutrido lote de

películas. Menos mal que unas cuantas estén archivadas eá la memoria: proceden de los festivales. Sirve

para entregarse a la tarea extraordinaria. Ayer, comenzaba en el Centro Cultural de la Villa de Madrid una

muestra del «toe iberoamericano. Tres días de cesiones con un interesante programa. Y el lunes se inicia

Ja Semana de Cine Francés, por la que desfilarán películas todavía inéditas en nuestras pantalla En fin,

retornamos a lo habitual. Lo mejor para mantener la calma es que cada cual se ocupe de su trabajo, sin

por eso abandonar Ja preocupación política. Yo estoy deseando poder. ´asistir a un coctel. Porque los

habrá, ¿ño? CAMILO J. CELA declara que él continuará siendo el mismo. Ayer publicaba en estas

paginas su artículo. üaznWén- VÍCTOR DE LA SERNA en plan "Pnnto y Coma". Y es que solo lo

habitual nos mantiene en forma para resistir tanta jornada histórica en tan poco tiempo. El taxista me dice

que ya son bastantes los que han comenzado sus vacaciones. —Aunque le sorprenda, desde hace varios

días llevamos mucha gente a la estación. La vida sigue, amigos.

 

< Volver