Acacio Puig (Fut). 
 Los resultados prometen     
 
 Diario 16.    18/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Acacio Puig (FUT)

Los resultados prometen

Dice Acacio Puig, de la Asociación de Vecinos de Palomeras Centro y candidato en las elecciones por el

Frente por la Unidad de los Trabajadores (FUT), que para el movimiento ciudadano los resultados

electorales prometen. De las municipales opina que debe haber ´varias derogaciones legislativas y en

cuanto al alcalde, Acacio lo resume todo en una palabra: Antidemocracia. "Los resultados de las elec-

ciones deben infundir confianza por las reivindicaciones que el movimiento ciudadano tiene pendientes

—explicó a D16—. Los partidos, en estas elecciones, han olvidado las peticiones concretas en que se

mueven los barrios, pero es imprescindible que se garantice la máxima forma de expresión ciudadana y,

sobre todo, hay que tener en cuenta que a estas reivindicaciones no les van a dar salida los candidatos

obreros de las Cortes, sino el movimiento ciudadano organizado como hasta ahora lo ha venido hacien-

do." "Para el movimiento ciudadano, que durante muchos años ha sufrido ios fraudes de la

Administración franquista y de la Administración neofranquista, las ilusiones de que los hombres del

Centro vayan a dar respuesta a los problemas desaparecen —continuó—. Pero pensamos que en las

elecciones municipales, los partidos obreros, con una participación en cuanto á loa problemas que lleva

adelante el movimiento ciudadano, consigan definir los campos." Para esto, Acacio Puig opina que la ley

de Administración Local, "como todas las leyes franquistas", debe derogarse antes. Del alcalde de

Madrid, Acacio Puig recuerda que la postura del movimiento ciudadano ha sido bastante clara a lo largo

de todo este tiempo, pidiendo su dimisión. "No sólo no dimite, sino que re.cibe el espaldarazo

monárquico designándole senador. Esto está en clara contradicción con el movimiento ciudadano y con la

posición de mi partido en el Senado, que rechazaba desde el principio el sistema bica-meral, diciendo que

aceptaríamos el sistema de elección directa. Con esta designación a dedo, este procedimiento

antidemocrático, habida cuenta de la postura contraria de los barrios hacia el alcaide, no puede producir

más que la repulsa."

 

< Volver