Ahora preparan las tácticas poselectorales. 
 Crisis interna en los partidos     
 
 Informaciones.    22/06/1977.  Página: 1, 35. Páginas: 2. Párrafos: 28. 

AHORA PREPARAN LAS TÁCTICAS POSELECTORALES

CRISIS INTERNA EN LOS PARTIDOS

MADRID, 22 (INFORMACIONES)

LOS partidos políticos y las coaliciones están estudiando sus diferentes tácticas partiendo de los triunfos o

fracasos de las empleadas en las elecciones. Es muy probable que en los próxiínos meses haya cambios

sustanciales en ¡es distintas familias políticas.El problema principal del Centro está ahora —según todas

las apreciaciones— en Ja necesaria coherencia y disciplina. EL presidente Suárez, jefe de la coalición, ha

puesto la condición de mantener !a disciplina de voto y en él curso de seis meses efectuar una defínición

por parte de iodos los integrantes de la U.C.D. en torno a estas tres alternativas: partido único con alas,

federación de partidos y coalición parlamentaria. Según fuentes de la U.C.D., existiría un proyecto de

articulación de un «gran partido socialdemócrata» del que ya habíó INFORMACIONES en su día. Esta

iniciativa, atribuida; al presidente Suá-rez, no ha dejado de causar reacciones diversas entre los

socialdemócratas de Fernández Órdóñez y del señor La-suén. El presidente Suárez parece no haberse

definido totalmente en torno al terna, pero es un hecho que el señor Lamo de Espinosa y otros hombres

del presidente» están montando una organiza-ción cuya ideología quieren opie se» la socialdemócrata. En

este caso, tanto la Federación Socialdemócrata como el señor Fernández Ordóñez y la U.S.D.E. querrían

que se contara con ellos para conformar este partido. El presidente Suáréz —auténtico aglutinante de la

U.C.D.— está consultando. a los grupos integrados en la coalición para cubrir el objetivo de consolidar de

aquí a seis meses —y sobre todo aa-te tes elecciones municipales— una de las tres fórmu-las antedichas.

La democracia cristiana del señor Alvares Miranda estaría de acuerdo con una Federación de Partidos, ya

que sus objetivos inmediatos son la unidad orgánica con los demócrata cristianos «derrotados» del señor

Ruiz - Giménez para —posteriormente— integrarse en la Unión de Centro Democrático, fortaleciendo así

la tendencia demócrata cristiana dentro de la U.C.D., que ahora se encuentra, debilitada frente al señor

Fernández Ordóñez y al señor Lasuén.

El, DILEMA GUBERNAMENTAL

El presidente Suáréz —en las entrevistas con miembros de su coalición— ha expresádo la necesidad de

hacer un Gobierno de centro-izquierda, can uoa política de centro-izquierda. Esto impIScaria !a

aceptación del programa económico de la socialdernocracia bastante progresista, lo que puede crear

conflicto con las alas más a la derecha de U.C.D. Ante la falta de capacidad de alternativas de estas op-

ciones minoritarias dentro de U.C.D. se espera que sa oposición no pase de meras presiones personales. S

i n embargo, estas personalidades tendrían el apoyo de los sectores económicos tradicionales, contrarios a

una política económica más avanzada. Por su parte, fuentes de la Federación Social Demócrata han

insistido en que si el presidente Suárez es consecuente con el centro-izquierda deberá colocar en las

carteras económicas a personalidades de este ala.

DISENSIONES EN´ EL -P.S.O.E.

Como una resistencia al compromiso qae debe adoptar el Partido Socialista Obrero Español con un

electorado más bien «moderado» se debe interpretar el oróte surgido en algunas agrupaciones del

P.S.O.E. a raíz del brillante resultado electoral obtenido. Las acusaciones de «centralismo» y dirigismo a

la dirección del Partido, surgidas en Vigo, se unen al rebrote del «asunto de Vállecas», a la izquierda del

Partido, y sobre la que pesa en este momento más de cien expedientes disciplinarios contra militantes de

la línea «largocaballeris-ta». Se habla de la oposición de la Agrupación dé Valíecas a don Felipe

González, mientras los socialistas vallecaiios han subrayado al ejecutivo de Madrid su disconformidad

con la acusación, ya que ha partido —al parecer— de un grupo minoritario dé Valle-cas, «que nada tiene

que ver con Largo Caballero, por mucho que insistan en esta denominación». Según estos miembros del

P.S.O.E., el contencioso entre los socialistas de Vallecas y la Federación Socialista Madrileña está en vías

de solución, y la publicidad del asunto ha causado malestar por el hecho de que en la polémica no se

cuestionaba en ningún momento al primer secretario del P.S.O.E. Consultadas fuentes del ejecutivo de

Madrid, se ha ni a n i f e stado a INFORMACIONES que hay del orden de 30 expedientes disciplinarios,

por un contencioso de falta de disciplina, que afecta a una minoría de los socialistas de Vallecas, que pa-

san de quinientos. Un tema candente en el Partido Socialista Obrera Español es el cíe la unidad socialista,

a la que se piensa dar respuesta concreta este fin de semana,- al menos por lo que respecta al Comité

Federal. A partir del estudio que haga este organismo nel tema se entrará en un debate dentro de la

organización para llegar a unas propuestas concretas. En cuanto a otro tema que preocupa

tradicionalmente en el P.S.O.E., la profusión de «alas», se puede decir que el triunfo electoral ha

supuesto, un apoyo firme a la línea de la actual Ejecutiva, e incluso —en contra de lo que se apuntaba en

días pasados— el «izquierdistas don Pablo Castellano se ha incorporado a la provincia por la que resultó

elegido diputado, instalando un despacho en Cáeeres para temas laboralistas;

P.S.P.: LA UNIDA» SOCIALISTA, PRIORIDAD

Como una prioridad se plantea en el seno del Partido Socialista Popular el tema de la «nidad socialista,

después de comprobar —según sus propios portavoces— que el Partido Socialista Obrero Español es el

partido hegemóni-co En consecuencia —subrayan—, es el P.S.O.E. quien debe tomar la iniciativa al

respecto, con propuestos concreta s de unidad. «Lo fundamental es que se establezcan contactos a todos

los niver íes.» En contra de lo que se pueda pensar, la moral en la base del P.S.P. ha aumentado

sensiblemente al Quedar en minoría este partido. Se ha producido una reacción de «cerrar filas», de

autoafirnia-ción, y ello «puede ser peligroso», insisten los ejecutivos del P.S.P. Se piensa que la fusión de

los socialistas se realizará en el plazo de dos meses cajo las siglas del P.S.O.E. y con una «gran ge-

nerosidad» por parte de este partido con las personalidades del P.S.P.

FEDERACIÓN DEMOCRATA CRÍSTÍANA: PROBABLE FUSIÓN CON LOS CENTRISTAS ,

Las causas del fracaso de la Federación Demócrata Cristiana están siendo analizadas en profundidad por

los dos partidos que componen la coalición: Izquierda Democrática, que encabeza don Joaquín Ruiz-

Giménez, y la Federación Popular Democrática, que gira en torno a los Gil-Robles. Los resultados han

sido tan demoledores que en los sondeos que se están haciendo parece descubrirse una crítica a la propia

ideología demócrataeristiana, y se cuestiona si ésta tiene espacio político entre la derecha centrista y la

izquierda socialista.. De estos sondeos parecen destacarse: varias post u r a s: un grupo pequeño que

piensa que el fracaso no ha sido estrepitoso1 y que se puede r&-construir la Federación aprovechando la

estructura que con motivo de las elecciones ha sido ampliada especialmente en la periferia. Una segunda

formada fundamentalmente por base trabajadora, bastante utópica, que achaca el fracaso únicamente a la

presencia de la dinastía -Gil-Robles, a la que consideran acabada políticamente e impresentable, y que

quiere que la Federación sea disuelta resurgiendo Izquierda Democrática formando una izquierda no

marxista. Finalmente, hay una tercera postura, que piensa que en estos momentos la Federación no ha

encontrado espacio político porque el Centro, tal y como está constituido, no necesita intermediarios para

dialogar con la izquierda, y que debe formar bloque con la Democracia Cristiana de Alvarez de Miranda o

con la Socialdemocracia de Fernández Ordóñez, para formar una Democracia Cristiana progresista y

centrista. Lo más probable sea la fusión con el Partido Demó c r a t a Cristiano hacia donde va en estos

momentos dirigido el apoyo de la Internacional Demócrata Cristiana. Por otra parte, se observa cierta

perplejidad en la actitud de Alvarez de Miranda con respecto al fracaso de la Federación, aunque parece

que la tendencia dominante es incorporar (a partir del Congreso de octubre) a la Federación de una forma

pare-U.D.E. ., bajo condiciones du-tiana en el último momento, ras y exigiendo el sacrificio de los Gil-

Robles. Esto suponiendo que Alvarez de Miranda resista a las presiones de Suárez para formar un partido

único de Centro y salvando las presiones que los militantes de la Federación, más numerosos que los del

Partido Demócrata Cristiano, van a ejercer para no integrarse en el Centro.

P C E VOLCARSE EN EL MUNDO SINDICAL

El Comité Ejecutivo del P. C. E. de Carrillo analizó durante dos días seguidos en sesiones de mañana y

tarde el resultado de las elecciones, donde este partido ,ha conseguido once escaños en e) Congreso, a los

que se han de sumar los ocho obtenidos por el P.S.U.C. de Cataluña. Hubo una crítica unánime, por parte

del sector menos euroeomunista del partido, contra Carrillo por sus declaraciones, días antes de Jas

elecciones, contra Villar Arregui, miembro de la candidatura de— "Senadores para la democracia", que

ha sido elegido a pesar del boicot patrocinado por el secretario ¿enera! del P.C.E. por la negativa de los

démocristianos a admitir a los eurocomunistas en la candidatura, prefiriendo a ios liberales. Este mismo

sector había criticado también a Carrillo por no haber actuado con más firmeza en las negociaciones para

las candidaturas conjuntas del Senado, por lo que no entendían el cambio de actitud del secretario general

de atacar a la democracia cristiana en el último moneto. cuando ya la candidatura estaba presentada y

todo el mundo daba por hecho que tenía el apoyo eurocomunista. Otro punto destacado de la reunión fue

el análisis dé la derrota de los principales candidatos eurocomtmis tas que se habían presentado en las

provincias que parecían tener más posibilidades. Tal es el caso de Azcárate en León, que había afirmado

que tendría un escaño seguro, o el de Armando López Salinas por Jaén, además de Ormazábal,

Ballesteros, etcétera. Particularmente grave ha sido el resultado obtenido por las candidaturas gallegas,

cuyo máximo exponente es Santiago Alvarez, durante muchos años numero dos del partido, y por las

listas vascas. Precisamente, ya antes de las elecciones" se hablaba de un cambio en las secretarías de las

organizaciones de Galicia y Euskadi. Tras la reunión del Comité Central ampliado cue ss celebrará este

fin de semana en Madrid, se espera, pues, una amplia renovación d° los cuadros dirigentes del P.C.E.,

aunque de una manera paulatina y sin estridencias. La irnportancia de esta sustitución generacional, oue

dejará en la "cuneta^ a toda la vieja guardia del P.C.E., a excepción de Carrillo, afectar_á sobre todo a las

oreranizaciones de Galicia, EusSadi. Extremadura, Aragón. Valencia y Baleares. Se mantendrán, sin

embargo. Delicado, en Andalucía, y López Raimundo, en representación del P.S.U. de Cataluña. !as dos

organizaciones que han obtenido urj cierto éxito en las elecciones, mucho más claro en el segundo caso.

Carrillo ha intentado en los últimos mese_s adaptar su partido a una situación parecida a la del Partido

Comunista italiano, comiendo terreno político a los socialistas y convirtiéndose en el partido hegemónico

de la izquierda. El fracaso en este, sentido no ha podido ser más rotundo, lo que obligará a un cambio de

planteamiento político, pasando a una postura más parecida al Partido Comunista francés, para lo cual se

trata ahora de dar la batalla en los Sindicatos, aprovechando la ventaja que aún tienen las Comisiones

Obreras sobre los sindicatos socialistas. El modelo portugués fue .totalmente rechazado por los euroco-

munistas, y sólo tendría posibilidades de ser impuesto en el partido, por el ala pro-soviética, si el P.S.O.E.

aceptase entrar en el Gobierno, cosa que claramente na rechazado Felipe González mientras tío entre

también el P.C.E. En función de este nuevo cambio de estrategia, que presentará Santiago Carrillo en el

informe que leerá en el Pleno ampliado del Comité Central, se estudiarán las posibles renuncias de

algunos candidatos elegidos en favor de otros de las mismas listas. En todo caso, estas sustituciones se

harían según las conveniencias concre tas en cada provincia. La renuncia de Camacho en favor de

Tamames sólo tendría el sentido de permitir al secretario de la Confederación Sindical de CC. OO. un

trabajo más intensivo en el campo sindical. Por el contrario, la marcha de Alberti a Roma, como había él

mismo declarado al llegar a España, supondría su sustitución inmediata por el número dos por Cádiz. En

el caso de «Pasionaria», en Asturias, el problema es más grave, ya que el número dos, Iguanzo, actual

secretario provincial, ha estadox enfermo durante estos últimos años, y tiene la salud muy resentida. En

cualquier caso, los cambios se harían sobre la marcha en los próximos meses.

ALIANZA POPULAR: ALGUNOS PROPONEN SU DISOLUCIÓN

A pesar de las declaraciones hechas públicas ayer en torno a la anueva etapa» de Alianza Popular, las

tensiones en el seno de A. P. podrían llevar a la disolución del grupo, o —en el mejor .de los casos— a

que el ala más liberal del mismo, Reforma Democrática, abandone la organización. En A. P. existe —

según todos los indicios— un sentimiento de frustración, que en el caso de Reforma Democrática se hace

crítica, ya que antes de la campaña electoral ya advirtió los peligros de identificar con Franco esta

formación política. Efectivamente, en A. P. se plantea una disquisición sobre franquismo-posfranquismo.

Mientras las formaciones «a la derecha» eaarbolan la bandera de Franco y la misrna bandera nacional,

Reforma Democrática dice haber superado la etapa franquista y considerar que ellos podrían integrarse en

la Unión de Centro Democrático, sin desmerecer en ningún momento. La dialéctica franquismo -

posfranquismo podría, traer como consecuencia el abandono de miembros de A. P. (sólo un senador de

Reforma Democrática ha salido elegido por Alianza Popular), que pasarían a las filas del presidente

Suárez, quedando Alianza como la «opción franquista», donde el auténtico triunfador habría sido don

Gonzalo Fernández de la Mora. Según portavoces no oficiales de alianza Popular, las deserciones serían

mayores en Madrid y Barcelona, así como grandes capitales españolas, manteniéndose en pequeñas

ciudades de provincia los actuales responsables y afiliados, en .linea con la derecha de Alianza Popular.

INFORMACIONES

22 de junio de 1977

35

 

< Volver