Autor: Massa, Pedro. 
 Ecos de las lecciones. ABC en Buenos Aires. 
 España resolvió pacíficamente su destino ( La Nación)     
 
 ABC.    19/06/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ABC. DOMINGO, 19 »E JUNIO DE 1977. PAG. 13

ECOS DE LAS ELECCIONE

ABC EN BUENOS AIRES

"ESPAÑA RESOLVIÓ PACIFICAMENTE SU DESTINO" («la Nación»)

Buenos Aires, 18. (De nuestro corresponsal.) España ha estado en.la Argén tina en esencia, potencia y

amplísima presencia periodística en todos sus a$pe« tos, en la semana que hoy toca a su fin. No abría uno

un diario ni revista, n conectaba la radio ni ponía en marcha un televisor, sin que las informaciones

pantallazog sobre España no le saltanen a los ojos, con una reiteración y «i medida realmente fabulosa*,

No fue sólo el millón y medio de españoles aquí radicados los que siguieron, minuto a minuto, los

avalares de ese acontecimiento crucial en nuestra patria. Era el criollo de cualquier ascendencia o

condición quien, vaticinaba, discutía, mostraba preferencia o desinterés por tal p cual partido o figura,

como si en realidad se tratase de una pugna apasionadamente propia. Hasta ahora «La Nación» y «La

Prensa» no habían enjuiciado, editorialmente, las elecciones en España. Hoy lo hacen con toda amplitud,

en la primera de sus notas, de la pagina preferente del diario. Veai ustedes sus ideas fundamentales,

recogí das esquemáticamente. Habla «la Prensa» y empieza «firmando que «la desesperanza que

caracterizó a la generación del 98, seguida casi cuatro décadas después por m desaliento generalizado en

amplios secto re», acaban de ser sepultados en Españt por el resultado de un comido que pone de

manifiesto el sorprendente grado di madurez alcanzado por el pueblo».

NUEVA ÉPOCA.

Párrafos después * deja bien sentado que se abre así en España «una nueva época, en que esté graj pueblo,

>jue tanto influyó en la historia del mundo y ostenta el mérito Insigne de haber civilizado mt Contienente,

.se. dispon* a gobernarse a sí mismo, utilizando Instituciones libres como instrumentó pan el ejercicio de

su soberanía». Tras predecir que las dificultades, económicas en que hoy «e debate España podrán ser

afrontadas con éxito con la ayuda exterior, que no le será regateada, sánala que «el ejemplo de España

aáquler» el valor de un símbolo en la lucha que 1* cultura occidental esta, librando .para sobrevivir». Y se

hace en seguida eat* pre-,«unta aterradora: «¿Qué hubiera significado un éxito de cualquiera de las

forma* due e.1 totalitarismo asume en nuestro tiempo 7 la .posibilidad de que la Unión Soviética pudiera

arraigar en la Península? Ello hubiera podido constituir —se ^ñade— «1 : prolegómeno de la tercera

gué/fa mua» dial

EL MÉRITO DEL REY.

Finaliza el edfe torlal que extractamos proclamando di mérito Innegable que Inciiínbe al Rey j % su

TJrlmer ministro en la emergencia, pu«f la serena energía y la paciente habilidad con que mantuvieron ej

orden, hlcleroa respetar las leyes y encauzaixm 5a apintóa pública constituyen un elemento funda» mente!

del éxito obtenido». Pertenecen ahora a cía Nación-* las reflexiones que van ustedes a egnocer: «Loa

españolee —expresa al comienzo del editorial— aprecian la moderación, la sensatez la serena evolución

hacia formas de ejercicio del Poder donde la tolerancia recíproca es una característica obligatoria.» .

Y sigue a e0tas líneas una escueta val»-ración de las adhesiones recibidas por la* agrupaciones en pugna:

mayoría neta par» el Centro Democrático, mas allá de encues-taa oficiosas; le sigue el socialismo ´obrera

español, con amplio respaldo dé los partidos socialistas participaníés en los Gobierne» de las democracias

occidentales j; en esipeclal, el del socialismo alemán. Alianza Popular, pese al prestigio de Fraga Iribarne,

no alcanzó a sobrellevar el recuerda de Franco. 13 comunismo evidenció no ser numéricamente el peligro

que algunos temieron pudiera surgir de su legaHzaclón. La clat*-destinldad los agrandaba, ahora se sato»

cuántos son. Terminan las especulaciones del gran rotativo: «España ha resuello pacíficahient* su destino

como nación. La lección cívic» es clara, eficaz. Sirve a España al darla conciencia de su capacidad y sirve

tan»-bien más allá de sus lindes geográfica», Digámosle después de estas elecciones % loa hombres y

mujeres de España algo asi como lo que nos dijo un día un español ilustre a los argentinos: Ahora, a las

co

Pedro MA5SA.

 

< Volver