Ayer prestó juramento, ante el Rey, el nuevo presidente de las Cortes  :   
 Por la tarde tomó posesión de su cargo en el Palacio de las Cortes. 
 ABC.    17/06/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC. VIERNES, 17 DE JUNIO DE 1977. PAG. 6

AYER PRESTO JURAMENTO, ANTE EL REY, EL NUEVO PRESIDENTE DE LAS CORTES

Por k tarde tomó posesión de tu cargo en el Palacio de las Cortes

Ayer, a la una de-la tarde, en el salón de audiencias del Palacio de La Zarzuela, prestó juramento, ante su

Majestad el Rey, el nuevo presidente de las Cortes y del Consejo del Reino, don Antonio Hernández Gil.

Estuvieron presentes en la ceremonia, acompañando al Rey, los jefes de sus Casas Civil y Militar, los

ayudantes de servicio y de protocolo, el presidente del Gobierno, don Adolío Suárez; el presidente en

íunciones del Consejo del Reino, don Manuel Lora Tamayo, y el ministro de Justicia, don Landelino

Lavilla, quien, como notario mayor del Reino —tras la lectura del real decreto del nombramiento,

efectuada por el jefe de Protocolo de la Casa Real, embajador don Antonio Vi-llacieros—, tomó

juramento al nuevo presidente de las Cortes.

NUEVA FORMULA DE JURAMENTO

El acto fue notablemente distinto a los celebrados hasta ahora, ya que el señor Hernández Gil prestó su

juramento en pie y no de rodillas como se venía haciendo habitualmente. También la fórmula del¡

juramento, leída por el ministro de Justicia, constituyó una novedad. Dice así: «¿Juráis, en conciencia y

por vuestro honor, respetar la Ley como expresión de la voluntad soberana del pueblo español, lealtad al

Rey y el riguroso cumplimiento de las obligaciones de vuestro cargo?». El nuevo presidente respondió:

«Sí, juro^ Terminado el acto, el señor Hernández Gil fue cordialmente felicitado por todos los asistentes,

y el Rey departió unos momentos con todos, posando para los redactores gráficos de los distintos medios

informativos, que cubrieron la información de la ceremonia.

TOMA DE POSESIÓN EN LAS CORTES

Para las cinco de la tarde de ayer había sido anunciado el acto de toma de posesión del nuevo presidente,

en el palacio de las Cortes Recordamos que, cuando el presidente ahora saliente, don Torcuato Fernández-

Miranda, se posesionó del cargo, el acto registró una asistencia masiva y hubo de celebrarse en el llamado

salón de conferencias o de pasos perdidos, que es uno de los más grandes del palacio de la Carrera de San

Jerónimo. Hubo discursos emotivos y se cruzaron saludos y felicitaciones, dentro del mayor realce que

puede darse a un acto de esta naturaleza. Ayer, si oor la mañana, en el acto del Juramento, todo fue

bastante distinto de lo habitual, en la .toma de posesión ocurrió otro tanto. La sencillez más absoluta

presidió el desarrollo de esta segunda ceremonia. Poco después de las cuatro y media, el presidente

saliente, don Torcuato Fernán-dez-Miranda, llegó al despacho de la Presidencia. Minutos antes de las

cinco llegó también el nuevo presidente, señor Hernández Gil. Ambos departieron unos momentos en el

despacho Interior 7 salieron luego al antedespacho, donde te fueron presentados al nuevo presidente, por

el señor Fernández-Miranda, los miembros da la Mesa de las Cortes aue se encontraban presentes:

vicepresidentes primero y segundo, señores conde de Mayalde y Mendoza Gimeno; secretarlos, señores

Romo-jaro Sánchez y Pulg Maestro-Amado, y letrado mayor, señor De la Rica. También saludó el nuevo

presidente al Cuerpo de Letrados asesores, y, posteriormente, los señores Hernández Gil y Fernández-

Mlranda pasaron al despacho de la Presidencia, donde recibieron a los redactores gráficos de los

diferentes medios Informativos, para los que posaron durante unos minutos.

CEREMONIA SIN DISCURSOS

La primera audiencia concedida, acto seguido, fue para los periodistas acreditados en las Cortes, con los

que departieron cor-dlalmente, durante unos minutos, el presidente saliente y el entrante. Al preguntarles

si no se iban a pronunciar discursos en la ceremonia, el señor Hernández Gil manifestó:

—No, no habrá discursos, porque no queremos interrumpir con las palabras . que aquí pudiéramos

pronunciar, el curso ^de las ideas y de los deseos que el país está formulando con sus votos, en estos

momentos. El señor Hernández Gil añadió que pronto tendrá oportunidad de cambiar impresiones

ampliamente con los representantes de los medios de Información acreditados en la casa, y el señor

Bernández-Ti/firanda, aceptando la Invitación que le fue formulada hace días por los periodistas, anunció

que en la próxima semana podrá celebrarse el almuerzo de despedida, aunque en realidad .espera seguir

viendo a todos en las Cortes, puesto que ha sido designado senador por Su Majestad el Rey, hecho por el

que fue también cordialmente felicitado. A continuación, y durante largo rato, pasaron al despacho

presidencial para wr presentados al señor Hernández Gil, «1 aue saludaron y felicitaron, los componentes

de los diferentes Cuerpos de funcionarlos de la casa.

 

< Volver