Autor: Velasco Puente, Miguel Ángel. 
 Elecciones españolas: Reacciones en el extranjero. 
 Los españoles pueden mirar muy esperanzados su futuro     
 
 Ya.    18/06/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

"Los españoles pueden mirar muy esperanzados su futuro"

"Han logrado efectuar un planteaminetos secular de su vida político"

"Los problemas son graves, urgentes e inaplazables, pero España es muy capaz de ser fon diferente que

los solucione"

Comentario muy positivo de Radio Vaticano sobre los elecciones en España

CIUDAD del VATICANO

(Crónica poi teles de nuestro corresponsal, Miguel Ángel Velasco.)

I>» pasada noche, Radio Vaticano emitió el siguiente comentarlo sobre el momento político de España y

más concretamente sobre la confrontación electoral: "El mismísimo día »n que los mecanismos del poder

soviético. por caminos o.ue nada tienen de democráticos, han consumado la defenestración sin

suplicaciones del que hasta hoy «ra formalmente el Jefe d«¡ Estado para colocar en el vértice

representativo de la nación a quien hace tiempo lo ocupaba por ser «1 secretario general del único y

omnipotente partido, España se mira en el retrato que ella misma ee acaba de sacar a través de elecciones

ordenadas, democráticas, pluralistas y Ubres. Y España se tranquiliza %1 comprobar que no tiene tres

ojos ni dos narices, «ino que presenta una fisonomía enteramente normal, no desprovista de -estética."

"Pues he «ali-ijo bastante bien", parece «star diciéndose España. sa.tisf&oha y sorprendida

ESPAÑA ES DIFERENTE

ESorprendida también un poco. Tan diferentes se te» ka pintado a loa español*», tan acosados d«

demonios fajuJJiares, que oafri oa-si empezaban a creérselos y hasta lo adoptaron como lema par* el

fomento del turismo: "España es diferente/´ Nadie duda de que España posee una fuerte personalidad que

la Identifica; pero es que a los españolee se los ha pintado como un pueblo extremoso, indolente, entre

religiosamente fanático y crudamente anticlerical, propenso a la anarquía... Log españoles estaban bien

convencidos de ser moderados, democráticos, trabajadores, tolerantes, enteramente normales en una

palabra, Ei análisis del parlamento que acaban de darse después de una reforma política conducida y

acogida de forma muy razonable y de «na campaña electoral llevada a cabo bajo el signo de la

moderación, no debe eino confirmarles en todas esas aseveraciones de su conciencia colectiva de las que

«e empeñaban en hacerles dudar.

NO HA HABIDO GUERRA DE RELIGION

Un aspecto merece ser subrayado. Existe muy arraigado el prejuicio de fine era España toda contienda, y

muy en particular la contienda política, degenera Inmediata y necesariamente en una guerra d* religión

oora "buenos" y "malos", dedümidos como tajes desde el punto de viste de ttn* especie de nacional-

católicicismo. Pues bien: si algo aparece claro en la consulta electoral tpte acaba de celebrarse es (jue loa

españoles han logrado efectuar un planteamiento enteramente secular de su vi>la política. Eíi-cazmente

ayudados por la Ihimt-aada direcición de los pastores de la Iglesia, ios catoBcos españoles habrAii tenido

en cuanta, sin duda, su concepción d« la •ooledad y de te existencia Im-mana al cíar su voto, pero no ee

han sentido einini jados a apoyar determinadas formaciones política». I>« hecho, en utti país socio-

lógicamente católico, las fornia-ciones polñfeas que, awn haxsien-do protestes de laicidad, se presentaban

con Ta etiqueta >le c,ris-tíanas, apenas han obteniáo apoyo en ta« urnas. En resumen, haíbrla que deducir

dos cosas:.que ´España «a diferente, pero diferentes de como «e habían empeñado en pintarla una minoría

dé dentro y la mayoría de los de íuerti. Y que los •apañóles pueden mirar esperanzados BU futuro, sabré

todo ei piéñsail en ellos mismos. Porque los problemas son graves, argéntea « Inaplazables, pero España

es «Mjy capaz d« seír tan diferente que lo» solucione.

Asi hemos .visto el 16 de Junto."

BALANCE

Es evidente él respiro ante te no repetición de le situación Italiana, donde parece que lo i«H-(rioso y lo

civH se d«ben contraponer foraosamentej con lo qús ordinarianoiente salen perdiendo lo oivM y lo

reliígioso. "L´Osservatore Romano", por •u parte, titula esta tarda en primera página: "Afirmación de loa

jpe.rtid;oe democráticos effl laa «]&cclones legislativas. Plena libertad, trarujuilidad y orden."

 

< Volver