Autor: Maraña Marcos, Felipe (FELIPE SAHAGÚN). 
 Elecciones. Reacciones en el extranjero. 
 Washington: Nuevas realaciones con España, en plana de igualdad     
 
 Informaciones.    17/06/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Washington: Nuevas relaciones con España, en plano de Igualdad

Por Felipe SAHAGUN

NUEVAA YORK, 11..

EL Gobierno norteamericano felicita al Gobierno, partidos y puebla españoles por la celebración y tí

resultado de las elecciones generales y expresa la esperanza de mantener con el nuevo Gabinete

relaciones tan estrechos samo con el actual. «Nos complace, naturalmente, que esta acción histórica. haya

-ocurrido» declaró ayer un portavoz del Departamento de Estado. «El Gobierno, los partidos y er pueblo

españoles pueden sentirse orgullosos del ejemplo que can datio de de-rnocracia en acción.» - «EL pueblo

español ha teni-do la oportunidad de elegir libremente a, sus representantes en el Parlamento. Esperamos

mantener con el nuevo Gobierno relaciones tan ´amistosas como las que hemos mantenido con el actual.»

Las declaraciones de apoyo j la felicitación de te Administración norteamericana- se consideran el

espaldarazo finía de Estados Unidos a la reforma del Rey Juan .Carlos y su primer ministro, Adolfo

Suárez; y el preámbulo d* unas nuevas relaciones basadas en términos de igualdad y no en términos de

«amo y sierro» como parece que han sido hasta ahora. La felicitación norteamericana expresa también el

alivio de Washington, que, aunque tarde, apoyó decididamente a los grupos del centro, capitaneados por

Suárez, y aconsejó al presidente que se presen-, tara a las elecciones. Este apoyo norteamericano a la

posición moderada de Adolfo -Suárez se materializo en el encuentro del primer ministre espafiol con el

Presidente Cartel eu Washington el 29 de abril, y las visitas a Madrid en mayo del vicepresiden-´te de

Estados Unidos, Waltei Móndale, y del secretario de Estado, Cyrus Vanee, aunque la visita del último

habría que calificarla nías bien de «viaje de trabajo». -Los diplomáticos españoles en Estados Unidos han

recibido con satisfacción la felicitación del Ge bienio norteamericano, pero ´consideran conveniente que a

estas declaraciones de amistad sigan señales de írpo-yo más «palpables», particularmente las anunciadas

por los senadores Hum-phrey y Kennedy´meses atrás, y las prometidas por Jimmy Cárter ante la

Asamblea General de las Naciones Unidas. Humphrey y Kennedy han propuesto,en el Senado fe con-

cesión de´ ayudas económicas importantes para los países del sur de Europea, particularmente España y

Portugal; cofa el fin de fortalecer el proceso democrático en ambos países y sus balanzas´ de pagos, muy

debilitadas por los fuertes aumentos de los precios del petróteo.v En términos similares se expresaron el

Presidente Cárter en la O.N.U., y altes funcionarios de la Casa Blanca. La´ condición principal" para em-

pezar a negociar estas ayudas parecía serla consolidación de la reforma democrática por las elecciones

generales. Una vez celebradas, no se ven obstáculos importantes para que las- palabras se. transformen en

acciones. En su viaje a Estados Uni-d o s, el presidente. Su´árez propuso a -un-grupo numeroso de

empresarios norteamericanos que siguieran In-virtiendo en nuestro -.¡¡pais. La respuesta, fue bastante

tanbigua, y la causa principal de esta ambigüedad, la incertidumbre que ha existido, en los medios

financieros en este país hasta él mismo día de las elecciones. Por esa misma razón, • la reacción de los

empresarios norteamericanos no ha podido ser más positiva. Aunque siguen con preocupadiótt la

formaciórr del primer .Gobierno de´ la democracia y esperan que Suárez forra» una coalición capaz de ~

negociar -un pacto social y da imponer un programa económico .eficaz, las dudas más importantes se han

resueltotos ochenta y siete periodistas norteamericanos qua se trasladaron a Madrid para* informar sobre

las elecciones han mantenido al país en .todo momento al taato de la votación, "Veinte millones de espa-

ñoles votan en las- prlñie-ras elecciones del país ea cuarenta y un años". "España celebra sus primeras

elecciones libres desde , 1936", "Gran afluencia de votantes en las elecciones generales espafiolas^Estos

san los titulares más representativos de las informaciones publicadas en Estados Unidos. La calma con

que, generalmente, se ha celebrado la votación y la aparente limpieza con que se ha organizado ha

sorprendido sobremanera ,en este país BU "Washington Ppst" considera la votación el ""climax da un

cauto programa en e3 que se ha embarcado el Rey Juan Carlos para iríoderní-zar el sistema político es-

pañol", "´Aparentemente -^iee , e) Post"—, se ha respetado el secreto de voto, y la campaña ha ,sldo

limpia hasta el final" aunque reconoce croe Suárez jugaba- con grandes veníalas: el apoyo tácito del Rey

y el aura del apoyo americano.. El "New York Times" dice; "El sistema de votación era complicado y

había bastante confusión sobre las listas de empadren amientorpe-ro-en varias mesas electorales que

.visitamos ea Madrid y sus alrededores, los encargados se portaron coa gran corrección s y seriedad, y la

gente depositó sus papeletas en plena calma . y con gran orgullo "

 

< Volver