Triunfó la moderación  :   
 Las mujeres mandan pero no van a las cortes. 
 Pueblo.    17/06/1977.  Páginas: 4. Párrafos: 43. 

LAS MUJERES MANDAN, PERO...

La mujer participa en la política de modo muy aleatorio y de una manera circunstancial

La mujer elegible

Sería lógico pensar que una gran porte de las reivindicaciones específicas de la mujer tendrán que ser

defendidas en las Cortes por las mujeres. Esto no va a ocurrir así. La presencia femenina en las nuevos

Cortes va a seguir siendo más que exigua: apenas un poco más de ia docena de congresistas o senadores

elegidas por la voluntad popular a través de las urnas. A las que hoy que sumar los dos

nombres femeninos entre 41 de senadores designados por el Rey. PERO la carta de la mujer ha sido ju-

gada con profusión en estas elecciones de maneras muy distintas:

a) Asura i e n d o las reivindicaciones femeninas y los problemas de la mujer con más o menos

intensidad: todos los programas y los folletos editados por los partidos lian hecho referencia a la mujer,

ya sea en abstracto o proponiendo soluciones en concreto.

b) Por medio de las caras femeninas en las candidaturas: casi todos los partidos poli ticos han puesto

una cara femenina en sus listas. En unos casos, las mujeres han comparecido ante las urnas en lugares pu_

r a m e nte simbólicos o decorativos, lejos de los primeros puestos y de los prime ros lugares, apenas sin

posibilidades de obtener algún escaño.

c) Varios partidos políticos han presentado candidaturas femeninas jugando con la opción física de la

mujer. Quizá algunos recue r d e n las elecciones & procuradores en Cortes por representación familiar

de 1967, en que Josefina Veglison resultó elegida por Madrid y que supo atraerse el voto de la mujer.

En las elecciones celebradas el pasado miércoles han comparecido partidos que han apostado por esta

carta femenina. Por ejemplo^ en Madrid, Reforma Social Española promocio-nó la cara de Mercedes

Batllé como candidata al Congreso. Mient ras que la U. C. D. lo hacia para el Senado con Virginia Gómez

Acebo, y la Candidatura de los Trabajadores con Juana Doña, o el Partido Socialista Popular con Teresa

Baiges, quienes trataban de llamar la atención sobre las candidaturas. Ninguna de ellas ha obtenido efcaño

La escasísima representación femenina en las próximas Cortes habrá que echarla en cara directamente a

los partidos, que no han incluido nombres femeninos más Que de un modo simbólico Ca excepción de

algunas candi-d a t u ras significativas, como las de Carmen Llorca (A. P.), por Alicante; Dolores Ibarruri

(P. C. E.), por Oviedo, y otras). Pero del mismo modo, los partidos políticos resumen la situación de la

mujer española en el campo de la política: la mujer participa en la política de modo muy aleatorio y de

una manera absolutamente circuínstancial. Son escasas las mujeres que se dedican a la política, en un país

en el.que una mujer que se dedica a los asuntos públicos puede ser calificada con los peores epítetos.

* CANDIDATAS ELECTAS

A la hora de redactar esta información, cuando aún no se ha escrutado la totalidad de tos votos, éstos son

los nombres femeninos que han resultado provisionalmente elegidos, y como consecuencia figurarán

posiblemente en las próximas Cortes:

DOLORES IBARRURI

Dolores ha conseguido un escaño para el Partido Comunista por Oviedo. Dolores es vasca y tiene ochenta

dos años. Es presidenta del P. C. E. «La Pasionaria» será el miembro de más edad en las próximas Cortes.

CARMEN GARCÍA BLOSE

Tiene cuarenta años y ha trabajado en Francia, país en el que ha vivido durante muchos años. Procede de

las Juventudes Socialistas y desde hace unos meses lleva las finanzas del Partido Socialista Obrero

Español. Candidato electa por Madrid.

AMALIA MIRANZO MARTÍNEZ

Candidata electa al Senado por la provincia de Cuenca. Es militante del P. S. O. E. desde hace muchos

años.

NURIA RUBÍES

Senadora electa elegida por Lérida dentro d* la candidatura Democracia í Catalunya.

MARÍA DOLORES PELAYO

Candidata electa al Senado por la provincia de Tenerife, dentro de las listas d» la Untón de Centro

Democrático.

ESTER TELLADO ALFONSO

Militante de ja Unión de Centro Democrático, ha resultado elegida por las islas de La Gomera y Hierro.

JUANA ARCE MOLINA

Candidata electa al Congreso por la provincia de Albacete, dentro de ta candidatura de la Unión del

Centro Democrático.

PALMIRA PLA PECHOVIENTO

Candidata electa al Congreso por el P. S. O. E. por la provincia de Castellón.

DOLORES BLANCA MORENAS

Por la provincia de Badajoz ha resultado elegida provisionalmente para el Congreso dentro de la

candidatura de U. C. D.

MARÍA TERESA REVILLA LÓPEZ

Candidata electa al Congreso por la U. C. D. por la provincia de Valladofid.

SOLEDAD ÉECERRIL

Procede de la Federación de Partidos Demócratas y Liberales de Garrigues Walker. Candicfaía electa por

Sevilla dentro de ta U. C. D.

ANA MARÍA RUIZ F ÁGELE

Candidata electa al Congreso por la provincia de Sevilla, dentro de las listas del P. S. O. E.

PILAR BRABO CASTELLS

Licenciada en Químicas y profesora. Cabecera de lista al Congreso por el P. C. E. en la provincia de

Alicante. Casada.

EN EL ALERO

Ala hora de cierre de esta edición de PUEBLO-Revista aún KO se conoce la totalidad de los datos en

algunas provincias. En la tarde de ayer las operaciones de recuento y escrutinio sufrieron un retraso a

partir de las tres efe la tarde. En el alero, por citar un ejemplo, se encuentra un posible escaño para Carlota

Bustelo, conocida feminista y militante del P. S. O. E., que aparece en el número 1O de ía candidatura de

dicho partido por Madrid. Es posible que en estas horas se conozca el nombre de algún otro candidato

electo perteneciente al sexo femenino. El 52 por 100 del electorado que ha concurrido a las elecciones del

pasado miércoles 15 de junio está compuesto por mujeres. La mujer ha sido Indiscutiblemente una d«

las protagonistas. Pero protagonista pasiva, más que protagonista activa. Todos, absolutamente todos los

partidos, se han referido a la mujer Los unos han resaltado «ef papel tradicional efe /a mujer española

como guardián efe I os valores familiares»; los otros se han referido a su «decidida lucha hacia la

verdadera liberación de la mujer». La mujer electora Sin embargo, la mujer elige, y la mujer es decisiva

en todas las elecciones. Hay una serie de hechos sociológicos significativos sobre las tendencias de la

mujer a la hora de votar: la mujer española lee en mucha menor intensidad que el hombre, la adquisición

de periódicos es un fenómeno casi masculino, y la mayoría dé las lecturas de la mujer española no se

refieren a la política, a no ser en su vertiente doméstica (cómo y dónde viven los políticos,

con quién están casados, cuántos hijos tienen, etc.)

* Es de esperar que se aborde la problemática de la mujer sin miras oportunistas

* La mujer no está habituada al lenguaje de la política y no entiende muchos conceptos

La política apenas le interesa a la mujer, salvo a un tipo de mujer muy característico (la m u j e r de clase

media, la estudiante, la profesional o la trabajadora por cuenta ajena). La mujer no está habituada al

lenguaje de la política y de los políticos, no entiende los términos ni los conceptos. Esto determina que el

porcentaje de despolitización de la mujer sea mucho más grande que en el hombre. Este voto se puede

polarizar hacia cuestiones exteriores a la política: la forma de vestir de un candidato, su vida privada, la

forma de hablar, su apostará, la imagen que da, etc. Un porcentaje del voto femenino se dirige a las

imágenes más que a las ideas o a los conceptos. Sin tratar de restar a nadie una victoria absolutamente

merecida, hay qu« señalar M singularidad de estos comicios en los que las tres cuartos partes del

electorado han votado por vez primera en toda su vida en unas elecciones generales a Cortes.

Pero a la larga, es de esperar una preocupación cada vez más creciente por los problemas políticos por

parte de la mujer española y una mayor familiaridad con los conceptos y la terminología política de la,

democracia liberal. Es de esperar que la democracia política ayude a la plena igualdad en todos los

aspectos, tanto jurídico como sociológico de la mujer española. Para que la mujer participe en pie de

igualdad con respecto al hombre. Ahora mismo tenemos por delante unos cuantos meses para las

elecciones municipales y unos cuantos más para otras elecciones. En este tiempo es de esperar que la

problemática de la mujer se aborde por parte de la sociedad española con una mayor intensidad y con

miras mucho menos oportunistas que las de conseguir un voto de la mujer. España no puede ser una

excepción, lo lógico sería pensar que en un país europeo de nuestras características la mujer ocupara al

menos un 20 por 100 de los escaños de las Cortes. No va a ocurrir así de resultas de estas elecciones, en

xlas que la presencia femenina en las Cortes va a ser puramente simbólica aunque es de esperar que la

igualdad hombre-mujer sea defendida por los parlamentarios ¡recién elegidos, tanto hombres como

mujeres.

LAS SENADORAS DEL REY

GLORÍA BEGUE

Actualmente es decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca. Gloria es leonesa,

nacida en La Bañeza. Estudió la carrera de Ciencias Económicas y Derecho, doctorándose en ambas.

Consiguió la cátedra de Hacienda Pública en la Universidad de Salamanca. No creo que con mi presencia

en tas Cortes me vaya a dedicar exclusivamente a la defensa de los derechos de la mujer; la igualdad de la

mujer tiene que ser defendida tanto por el hombre como por la mujer: «Espero que tantos los senadores

como las senadoras allanen el camino para la completa igualdad jurídica entre ambos sexos, ha dicho

Gloria a los pocos momentos de haber sido designada par Don Juan Carlos L

BELÉN LANDABURU

Burgalesa, nacida en 1934. Estedió la carrera de Derecho en la Universidad de Madrid. Fue consejero

nacional del Movimiento por elección de los procuradores en Cortes de representación familiar, y repre-

sentante familiar por Burgos. Especializada en temas de Derecho La-boral y de Seguridad Social Ha sido

directora de Asistencia Social del Ministerio da la Gobernación, Be soltera, Es evidente qtie aún queda

mucho camino por recorrer en el tema de la igualdad de la mujer —decla-raba recientemente—, aunque la

verdadera igualdad de la mujer tie-^ ne que conseguirla ella misma por medio de la cultura y la actividad

en la vida política y social

OPINAN LAS FEMINISTAS

JIMENA ALONSO

"Se ha montado una campaña sobre los hombres más guapos, más que sobre las ideas´

Jimena Alonso tiene cuarenta «ños y es una de las promotoras y militantes del Frente de Liberación de la

Mujer. Aunque no milita en el P. S. 0. E., actuó como interventora en uno mesa electoral.

—¿Qué le ha parecido la escasa presentía de nombres femeninos en los resultados electorales?

ME parece que refleja el papel al que la sociedad española ha relegado a la mujer. Pero el feminismo no

trata de ocupar puestos en el Congreso o en el Senado. No nos importa que no salgan mujeres,, nuestra

lucha está especialmente en la vida diaria, para que la mujer se conciencie y se entere de su verdadera si-

tuación. Ahora, eso sí: nos importa que la izquierda tenga una buena representación, aunque no haya

muchas mujeres en el parlamento. De todos modos nadie, ni la izquierda ni la derecha recoge los intereses

de la mujer. Pero los partidos de izquierda reflejan mejor estos intereses.

—¿Cre´e usted que la imagen de algunos candidatos ha sido lo que ha inclinado en un sentido o en otro al

voto femenino?

—A las mujeres mas tradicionales se les ha montado una campaña sobre los hombres más guapos, más

que sobre las ideas. Esto puede influir a un tipo de mujer. Sin embargo, para otras mujeres él

que su político sea más o menos guapo es una cuestión bastante secundaría: lo que importan son las ideas

que esos políticos defienden. Se dice que en las elecciones del treinta y cuatro las ganaron las derechas

por el voto femenino; sin embargo, en las del Frente Popular, con las mismas mujeres, ganaron las

izquierdas. Yo no creo que cuando se vota en un sentido o en otro lo hacen sólo las mujeres, sino también

los hombres.

—¿Ha habido actitudes de antifeminismo en esta campaña electoral?

—Algunas actitudes ultraconservador a s mantienen una idea absolutamente tradicional de la mujer. Nos

llaman «zorras»- en cuanto exigimos unos derechos en pie de igualdad con el hombre. Esto ha ocurrido

en estos días con algunos partidos de derechas. El pasado do-mingo^militantes del Frente de Liberación

de la Mujer dimos un mitin en Madrid, y a la salida, en varios coches, intentamos que La gente se diera

cuenta de n u e s t ros problemas. Llevábamos una pancarta que decía: «Mujer, sal de tu cocina».

Entonces algunos hombres intentaron romper la caravana y nos insultaron. Nos llamaron «rameras» y

«zorras». Incluso había cerca un grupo de propagandistas de un partido de la derecha autoritaria y nos

insultaron con.las peores cosas. Indudablemente, tras este antifeminismo, se escuda la defensa de unos

privilegios y d« unos intereses por parte de ciertos sectores.

CARMEN SARMIENTO

"Hay que denunciar las maniobras siniestras de muchos partidos hacia la mujer"

Carmen Sarmiento es conocida a través de sus reportajes en la pequeña pantalla, en programas como

«Informe semanal». Destacada feminista, es escritora y autora de titulas como «Sánchez Albornoz,

cuarenta años después» y «La mujer: una revolución en marcha». Es militante del Colectivo Feminista.

—A la vista de los primeros resultadas de estas elecciones, ¿«orno juzgaría la escasa presencia de mujeres

entre los candidatos electos?

Todo esto se veía venir desde hace algunas semanas. Las mujeres han ido de forma niuy escasa en las

candidaturas, y de manera absolutamente relegada de los primeros lugares. ¿Cuántos partidos han

presentado a mujeres en la cabecera de sus listas? Pues francamente muy pocos Por otro lado las

feministas np han tenido ninguna participación en 1-a campaña electoral, ni tampoco nadie ha planteado

la posibilidad de presentar una candidatura feminista. Quizá porque el feminismo es un fenómeno que en

España tropieza con una gran cantidad de imponderables, fundamentalmente por la existencia de una

mentalidad arcaica con respecto a la mujer. También hay: que tener en cuenta que algunos tipos de

electores han sentido desconfianza a la hora de votar a mujeres, salvo en el caso de algún mito histórico,

como Dolores Iba-rruri. Pero la prueba del desinterés de los partidos es, que hasta el mismo P. S. O. E, ha

puesto a una personalidad tan destacada como Carlota Bustelo en el décimo lugar de su lista.

—¿Cuál ha sido la actitud de los partidos respecto a la problemática feminista?

—Hay que denunciar las maniobras siniestras de muchos partidos con respecto a la mujer. Se ha utilizado

a la mujer para todo tipo de propagandas buscan d o descaradamente nuestro voto. A la hora de la verdad

estos propósitos se van a esfumar en el aire. Lo que hace falta es que esta llamada al voto femenino no

caiga en saco roto, y la mujer se entere de quién defiende sus intereses, y quién va buscando nada más

que su voto.

—¿Usted ha votado a alguna mujer?

—Sí, para el Senado hfe votado a Juana Doña, de la C. de los Trabajadores, y a Teresa Baiges, del P. S. P.

Para el Congreso he votado a la lista, del P. S. O. E. De todas formas estuve a punto de votar al Partido

Comunista. Me gustó mucho la intervención de Carrillo en Televisión. Hay que tener mucha valentía para

en una intervención como aquélla sacar a la palestra el tema del divorcio y el del aborto.

—¿Considera que en estas elecciones muchas mujeres han votado por encima de todo a «los candidatos

más fotogénicos»?

—Yo creo que sí ha votado mucha gente por la fotogenia, y no sólo por parte de la mujer, sino también

por la del hombre. Marcuse ya habló de la erotización tan tremenda que existe en nuestro mundo. Hay

muchos candidatos con los que las gentes se han identificado por su físico; la verdad es ésta. No debía de

ser así, perp la belleza ocupa un lugar importante. Tenemos que reconocer que hay gente que vota por

razones puramente viscerales. Yo creo que muchas mujeres se han identificado con algún candidato

porque encarnaba su sueño de amas de casa de clase media, por, su apostura y su forma de vestir. Y

también pienso que otras se han sentido atraídas por el estilo más desenfadado y sin corbata de otros

candidatos. Por otra parte, la campaña electoral ha sido mínima, muy pequeña, y la gente apenas ha tenido

ocasión de enterarse y anali z a i" los programas. Mucha gente, hombres como mujeres, han votado a la

imagen que han dado en la pequeñs pantalla. Algunos partidos fundamentalmente la U, C. D. y el

P. S. O. E. han destacado la imagen de sus líderes por encima de todo Esto no ha ocurrido así con

el Partido Comunista, ni con oíros partidos.

 

< Volver