Senado: Análisis por provincias. 
 UCD, la gran vencedora  :   
 Madrid: Los senadores para la Democracia, en cabeza. 
 Pueblo.    17/06/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Senado: Análisis por provincias

UCD, LA GRAN VENCEDORA

Madrid: Los "Senadores para la Democracia", en cabeza

MADRID, 17. (Cifra.)---Las elecciones para el Senado han reproducido con suerte diversa la gran pugna

que, a escala nacional, han reñido el P. S. O. E. y la U. C D. Si analizamos este combate electoral en las

regiones españolas, podemos considerar /diversas situaciones-de lucha,

• Región Gallega.—La U C. D, ha conseguido buenos resultados en las cuatro provincias donde ob-

tiene regularmente las tres primeras plazas, pudiendo hablarse de una profunda implantación regional. El

puesto para las minorías, recae unas veces en un A. P., y en las otras tres ocasiones en un representante de

la Candidatura Democrática Galega. En general la presión de los representantes de formaciones

autonómicas sé han reducido en la Cámara Alta a ocupar los puestos de minorías.

• Asturias.—Gran éxito para el Senado de la Candidatura Democrática para el Senado, donde se reúnen

las fuerzas de la I. D.. del P. C. E. y del P S. O. E; en una coalición cuyo modelo encontramos

repetido en numerosas ocasiones por toda la extensión española. La U. C. D. se conforma con el

puesto de minorías.

* País Vasco-Nav a r r o. — Se observa una clara separación entre el comportamiento electoral para el

Senado en Vizcaya, Guipúzcoa y Álava; ofreciendo otro aspecto Na-vafra.´En las tres provincias citadas

en primer lugar, el Frente Autonó-.mico .como coalición de partidos defensores de Ja originalidad local,

jcojftsigué: brillantes..resultados, .copando :¡o"s tres puésfós´:de la ´mayó- ´ ría. En Guipúzcoa, que. como

era de esperar, ofrece la más apretada unanimidad alrededor de las ideas autonómicas, !a Izquierda Vasca,

el Euskadico Eskerra, ocupa el cuarto puesto, con lo que alcanza el cupo Ai¡ senadores para las

autonomis-taSi En Vizcaya, ,sin embargo, un U. C. D. alcanza el cuarto puesto, y en Álava, la U. C. £>.,

ocupa el cuarto puesta. En Navarra las cosas se invierten y es la U. C. D., la que, rompiendo el pronóstico,

copa los tres puestos senatoriales de la mayoría, dejando a Manuel Trujo ei puesto final de la minoría,

para el Partido Nacionalista Vasco´. Esta inversión constituye un aspecto muy interesante del

comportamiento electoral vasconavarro.

•> Región Aragonesa y Riojana. En Zaragoza, la candidatura aragonesa de Unidad Democrática, que

reúne a las fuerzas de izquierda y algunos cristianos cercanos al so* cialismo, ocupa los primeros puestos,

mientras en Huesca; la U. C. D. gana la totalidad de las tres plazas mayoritariá/s, y en Teruel, repite la

gran operación escoltada en ambos casos por el P. S. O. E., el otro gran partido de las elecciones. Resu-ltá

interesante observar el diferente comportamiento de Zaragoza y de las otras dos provincias aragonesas

que reflejan una actitud idéntica a la que encontramos en. Logroño.

• Cataluña.—Éxito considerable de la candidatura D´Entesa deis Catalans, que oficialmente se presentaba

bajo la etiqueta de Socialistas para Cataluña en las cuatro provincias catalanas, reu n i e n d o una

coalición de partidps catalanistas de izquierda, que han demostrado su cohesión. La candidatura,

igualmente autonomista Democracia i Catalunya, de origen centro-izquierda, se sitúa en segundó lugar

para las minorías, dando asi una, prueba de los sentimientos populares.

* Región valenciana. — Un triunfo espectacular del P. S. O. E., que copa los tres primeros pues-

tos en Valencia y Castellón. La nota más espectacular es el hundimiento de la- Democracia Cristiana en la

zona que tenía gran implantación tradicional.

* Región andaluza. — Gran éxito del P, S. O. E., que ocupa los tres primeros puestos de Sevilla, Córdoba

y Jaén, en una lucha que se anunciaba difícil, puesto que se reñía una disputa entré los «hermanos

enemigos» del socialismo local y regionalista y el Partido Socialista Obrero Español. En Hueíva y

Almería es la ü. C. D. ^a que consigue los tres primeros puestos/En Málaga y en Granada se sitúan con.

aceptable calificación las candidaturas para un Senado Democrático, donde se reúnen las fuerzas de

izquierda, desde el P. S. O. E. hasta el P. C. E., y algunos cristianos de izquierda. La extensión regional

explica los diferentes comportamientos electorales, que, en general, salvo Huelya y Almería, representan

un avance considerable del P. S. O. E.

• Región extremeña. — La U. C. D, y una candidatura independiente dé izquierdas que agrupa a todos los

partidos de izquierda, salvo el P. S. P., consiguen repartirse los puestos en Badájpz, mientras en Cáceres

la fuerte presencia de la U. C. D. le permite ocupar los tres puestos de mayoría, con el acompañamiento

de un P. S. O E.

• Castilla.—La gran lucha de Madrid se ha saldado con el triunfo de los Senadores para la Democracia, la

gran coalición de la izquierda, a pesar del veto comunista contra Villar Arregui. Sin embargo, la

aportación de sus votos, al candidato del P, S, P., le permite ocupar el cuarto puesto al candidato José

Alonso Pérez. En general, las provincias de las dos mesetas centrales aparecen como grandes á re a s de la

U. C. D., en lucha, generalmente victoriosa, contra el P. S. O. E. Es la zona donde U. C. D, derrota de

manera más clara a la A. P. En los dos archipiélagos, la U. C. D. también se sitúa :en clara posición de

fuerza, con débiles apariciones aisladas de los partidos autonomistas, que colocan algunos de sus;

hombres en puntos especiales.

 

< Volver