La jornada electoral en Madrid. 
 Anomalías en las votaciones y lentitud en el escrutinio     
 
 Informaciones.    16/06/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 21. 

LA JORNADA ELECTORAL EN MADRID

Anomalías en las votaciones y lentitud en el escrutinio

MADRID, 16 (INFORMACIONES y agencias).

LA jornada electoral en Madrid, se ha caracterizado por la densa afluencia de votantes a las urnas y la casi ausencia de incidentes. En los barrios periféricos de la capital (como Alcobendas) se podían ver colas desde las siete de la mañana. La gente ha esperado hasta tres horas y media para depositar su voto.

En algunos colegios electorales de la capital hubo atascos a primeras horas de la mañana, sobre todo por culpa de las listas del censo, que no estaban expuestas o por no existir papeletas de todas las candidaturas. Se ha dado asimismo la circunstancia de que en muchos colegios electorales se han presentado personas que desconocían el lugar donde debían votar, o no estaban en el censo, o aun habiendo votado en el referéndum, no encontraban su nombre en las nuevas listas.

NERVIOSISMO Y PRISAS

Al llegar las ocho de la tarde, hora fijada para cerrar los colegios electorales) se han registrado momentos de prisas y nerviosismo, dado que los que llegaban a última hora y los que se encontraban en la cola querían depositar su voto. Pero los presidentes de las mesas electorales han procedido a cerrar las puertas de los locales, y los que a las ocho se encontraban ya en el interior han procedido a emitir su voto.

Una vez finalizada las votaciones, el presidente de mesa procedió a la apertura de los sobres llegados a cada colegio por correo, después votaron los miembros de la mesa y los interventores. A continuación se

llevó a efecto el escrutinio de los votos para el Congreso y para el Senado, por este orden.

En el colegio electoral sito en el número 68 del paseo de los Olivos de Madrid, unas 500 ó 600 personas insistieron en presenciar directamente el escrutinio de las 16 mesas electorales. Los presidentes de mesa accedieron a que entrase una comisión de 16 representantes elegidos por los presentes.

A las tres y diez de la tarde, el señor Navarro, subsecretario de Gobernación, declaró por Televisión Española que las elecciones se desarrollaban con normalidad.

En. Madrid se calculaba que a las seis de la tarde había ya votado el 60 por 100 de las personas inscritas en el censo electoral.

PRORROGA

Aunque a las ocho de la tarde habían quedado cerrados la mayoría de los colegios electorales, en muchos de ellos todavía se prolongó una hora y media más (hasta las nueve y media), por las razones expuestas anteriormente. El permiso para la prórroga fue concedido por la Junta Electoral Provincial. La autoridad laboral de la provincia de Madrid, por su parte, concedió una hora y media más para facilitar el voto a aquellos trabajadores afectados por el retraso con que se procedía a la votación.

En el barrio de Vallecas, de Madrid (600.000 habitantes), a las siete y media de la tarde había votado entre un 70 y un 80 por 100 del electorado.

La mayoría de los colegios electorales cerraron en Madrid sin novedad, y las fuerzas de Policía que habían prestado vigilancia en el exterior de los colegios electorales se pusieron a disposición de los presidentes de mesa para acompañarles, si lo deseaban, a depositar el resultado del escrutinio en los Juzgados Municipales y en las Juntas Provinciales del Censo.

A las cuatro y media de la madrugada, en las Tenencias de Alcaldía de Madrid, donde se depositan las actas electorales de las distintas secciones y mesas, existen largas colas para la entrega de las documentaciones. Estas cojas, en algunas de las Tenencias de Alcaldía, son de más de un centenar de metros.

El escrutinio de votos en Madrid se desarrolla muy lentamente.

El próximo viernes se celebrarán las votaciones en aquellos colegios electorales en los que hoy no ha sido posible el ejercicio del derecho al voto por diversas razones, conforme a la normativa electoral del 23 de marzo. En Madrid, por ejemplo, deberá celebrarse una nueva votación en el colegio electoral, sito en el centro docente Nuestra Señora de la Luz, del paseo de San Illan, en Carabanchel, debido a que las papeletas no llegaron hasta primeras horas de. la tarde, por lo que el presidente de la mesa suspendió la votación. Los problemas de papeletas se produjeron principalmente en las zonas de Carabanchel y Vallecas, pero se subsanaron una o dos horas más tarde.

SOLUCIÓN DE ANOMALÍAS

Por su parte, el gobernador civil de Madrid, señor Rosón, mantuvo por la mañana conversaciones personales con los dirigentes de los partidos, con el fin de solucionar algunas anomalías electorales que se

produjeron al iniciarse la jornada electoral. Algunas de estas anomalías se refieren a la retirada de papeletas de las candidaturas adversas, reparto de papeletas en el colegio o incluso realización de actividades propagandísticas prohibidas por la ley. La conversación con el gobernador surtió efecto y a partir de media mañana los problemas se redujeron notablemente.

«La Junta provincial, en todo momento, ha cumplido la misión que le ha sido encomendada de reparto de documentación a Madrid y a. las cinco zonas que componen la provincia», declaró un representante de dicha Junta.

Sin embargo, varios partidos politicos de izquierda anunciaron que presentarían impugnaciones por el deterioro en que se encontraban las listas del censo colocadas en los colegios electorales: unas eran ilegibles y otras incompletas. A primera hora se había advertido en algunos colegios que gentes afiliadas a partidos no determinados habían arrancado algunas hojas, lo que impedía a los electores

comprobar su inscripción en el censo.

Durante la noche de ayer y la madrugada de hoy ha continuado la vigilancia policial que las fuerzas armadas vienen desarrollando durante estos días dentro de la «operación Ariete». Puentes del Gobierno Civil manifestaron que las fuerzas políticas mantendrán el orden y evitarán todo tipo de manifestaciones públicas, prohibidas por el Gobierno. Los partidos políticos no podrán salir a la calle para celebrar su victoria o protestar por su derrota. El Palacio Nacional de Congresos y Exposiciones ha estado fuertemente custodiado por fuerzas del orden desde primeras horas de la mañana. También pueden verse «jeeps» del Ejército y toda la manzana donde se levanta el edificio se halla cercada con vallas metálicas.

ACTIVIDADES DE LOS MINISTROS

Ante la jornada electoral y su desarrollo fueron muy diferentes las actividades llevadas a cabo por las diversas personalidades de la política española. Así, el ministro de la Gobernación, don Rodolfo Martín Villa, permaneció en su despacho hasta entrada la noche; más tarde acudió al Palacio de Congresos para facilitar unas impresiones sobre cómo se ha desarro 11 a d o la jornada electoral. El señor Martín Villa se dirigió finalmente a primeras horas de la mañana de hoy al país para anunciar los resultados generales provisionales del escrutinio.

Don Juan José Rosón, gobernador civil de Madrid, también permaneció durante casi todo el día en su despacho para seguir la marcha de las elecciones. En una dura jomada de trabajo, el señor Rosón se puso al frente de su equipo para subsanar las eventualidades surgidas, improvisando todos los medios a su alcance para disponer papeletas en aquellos colegios electorales en donde no existían a la hora de su apertura.

REGUERA GUAJARDO: «NEUTRALIDAD DEL GOBIERNO»

Por su parte, el ministro de Información, don Andrés Reguera Guajardo, a la hora dé realizar declaraciones se refirió a la neutralidad del Gobierno en la campaña y señaló que «el presidente del Gobierno, don Adolfo Suárez, ha sido un candidato más». Al preguntársele sobre los medios informativos estatales, recordó que han estado al servicio informativo de los nueve grupos y coaliciones electorales, puntualizando: «Los centros regionales de televisión y las emisoras de titularidad publica han estado abiertos en igualdad de condiciones a la totalidad de las candidaturas.»

Demostrando su satisfacción porque ningún partido político haya acusado de parcial al Gobierno, se pronunció más tarde sobre los problemas surgidos en torno a las elecciones: «Nunca llegué a temer que se deteriorara el clima de convivencia en el período electoral. Finalmente, a la pregunta de si habría de ser él último titular de la cartera de Información, respondió: «Esa es una decisión que corresponde al presidente del Gobierno. Pienso, sin embargo, que un Ministerio de Información, tal como fue concebido y motivado en su origen, pierde gran parte de su sentido en un sistema auténticamente democrático.»

LAS FUERZAS ARMADAS GARANTIZARON LA NORMALIDAD DE LA JORNADA

16 de junio de 1977

INFORMACIONES

 

< Volver