Autor: Cenzano, Arturo. 
 Las elecciones en provincias. 
 Logroño: Seis de los ocho escaños (Congreso y Senado) para la UCD     
 
 Informaciones.    16/06/1977.  Página: 7-8. Páginas: 2. Párrafos: 6. 

LOGROÑO: SEIS DÉ LOS OCHO ESCAÑOS

(CONGRESO Y SENADO) PARA LA U.C.D.

LOGROÑO, 16 (INFORMACIONES, por Arturo Cenzano). — Las elecciones de ayer han supuesto una

arrolladora victoria de la Unión de Centro Democrático, que ha conseguido ocupar seis de las ocho plazas

(Congreso y Senado) que corresponden a la Rioja.

El Partido Socialista Obrero Español se ha configurado como la segunda fuerza política, mientras Alianza

Popular, que llegó a contar inicialmente con los resultados que hoy benefician a la Unión de Centro, se ha

visto completamente desbancada. A esta última formación pertenecieron los dos anteriores procuradores

en Cortes, el presidente de la Diputación y el alcalde actual, quien decidió no optar al Senado al hacerse

público el sistema de incompatibilidades. Por tanto, la representación política de la provincia se ha visto

transferida en bloque de Alianza Popular a la U.C.D.

Los senadores para la Democracia han conseguido colocar a Félix Palomo, pero las aspiraciones de

Miguel Boyer y de Lucio Parras se han visto desbordadas con los votos al Centro. En el Congreso ha

obtenido la cuarta plaza el secretario del P.S.O.E., Javier Sáez Cozculluela.

Encabeza la candidatura de Unión de Centro Democrático Luis Apostua, que nos declaró nada más

conocer los detalles: «Creo que ahora nos domina el peso de la responsabilidad de los partidos ganadores.

El elector nos ha entregado su porvenir con un primer mandato bien visible: asentar la democracia. Desde

centro-derecha y desde la izquierda el electorado ha marcado una tendencia antiextremista. Ni nostalgia ni

utopías. Pero los problemas del Gobierno diario son tan graves y urgentes que esa responsabilidad de que

hablaba antes es abrumadora. Ahora bien, el éxito de la democracia es irreversible.»

En la sede del P.S.O.E. reinaba una cierta decepción.

Entre las consideradas grandes opciones, los comunistas y la Federación de la Democracia Cristiana han

conseguido unos porcentajes increíblemente bajos.

 

< Volver