Autor: Checa, Antonio. 
 Las elecciones en provincias. 
 Andalucía: Izquierda y Centro     
 
 Informaciones.    16/06/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ANDALUCÍA: IZQUIERDA Y CENTRO

SEVILLA, 16 (INFORMACIONES, por Antonio Checa). Andalucía ha votado a la izquierda. Socialistas

y comunistas superan en casi toda la región el 50 por 100 del electorado. El P.S.O.E. es la gran fuerza

política andaluza en pugna con la Unión de Centro Democrático. En unas provincias —todo el calle del

Guadalquivir— domina el Partido Socialista Obrero Español; en la Penibétiea domina el Centro, que

también lo hace en Huelva. Málaga tiene un comportamiento electoral similar al valle del Guadalquivir,

donde la tercera fuerza política es el Partido Comunista de España.

Alianza Popular obtiene resultados muy inferiores a los previstos en toda la región, y también —aunque

en menor escala— Unidad Socialista. La Democracia Cristiana no tiene apenas significación electoral, y

tampoco, excepto Sevilla, y esto es otra sorpresa, el Frente Democrático de Izquierda, al que se suponía

mayor incidencia en los pueblos de las campiñas andaluzas. El Centro .es fuerte en las ciudades, en las

capitales de provincias. Una buena muestra la ofrece Jaén, donde el Centro es mayoritario, seguido del

P.S.O.E. y Alianza Popular, mientras Linares y su zona industrial se inclinan masivamente por e;l

P.S.O.E., seguidos del Centro y P.C.E.

Granada, otra ciudad burocrática y con poca industria, vota masivamente al Centro.

En Córdoba, los incidentes de la mañana no impidieron una votación masiva, y lo mfemo cabe destacar

de Sevilla. Con todo, no ha sido Andalucía de las regiones con más alto porcentaje de votantes.

Un análisis por provincias nos destaca los siguientes datos: En Jaén, uno de los grandes vencidos es don

Domingo Solís, que ha hecho una campaña intensa con su partido, Acción Social Agraria, que ha

obtenido un discreto quinto puesto sin derecho a escaño.

Granada es la provincia andaluza —y una de las españolas— donde el Centro ha vencido más

profundamente. También en ella, como en casi toda la región, el Partido Comunista es el tercero en

discordia.

En Córdoba, mientras el Centro domina totalmente la ciudad, en la provincia es el P.S.O.E. quien

encabeza. Y una situación similar se produce en Cádiz, entre las ciudades y las áreas más rurales. Huelva

reproduce el esquema granadino, aunque de forma menos acusada. Y es el mismo caso de Sevilla ciudad

y Sevilla provincia, ésta marcadamente socialista. E incluso de Málaga, donde el gran vencido es

Cantarero del Castillo.

El equilibrio regional entre la Unión de Centro Democrático y el P.S.O.E. define los resultados electorales

andaluces. Las fuerzas regionalistas salen bastante malparadas .de las urnas. El Movimiento Socialista

Andaluz es, como se esperaba, el peor colocado, pero tampoco Unión Regional Andaluza ha tenido

resultados estimables. El Partido Socialista de Andalucía obtiene porcentajes inferiores a los previstos y

sólo el Partido Social Liberal Andaluz, gracias a figurar en las listas de la Unión de Centro, envía a las

Cortes una nutrida representación con hombres de Sevilla, Córdoba y Cádiz.

 

< Volver