Autor: Portell, Jose María. 
 Jornada Electoral. Bilbao. 
 Masiva afluencia de votantes en el País Vasco     
 
 ABC.    16/06/1977.  Página: 26. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

JUEVES, 16 DE JUNIO DE 1977.

JORNADA ELECTORAL

BILBAO

MASIVA AFLUENCIA DE VOTANTES EN EL PAÍS VASCO

BILBAO. (De nuestro corresponsal.) Los partidos políticos consultados — P.N.V.. P.C.E.. U.C.D., A.P.,

etcétera— han coincidido en sus impresiones: «La afluencia a las urnas ha sido masiva, y la normalidad

ha sido la nota predominante.» Días antes, estos mismos partidos habían hecho otra declaración en térmi-

nos parecidos: «Durante la campaña se ha demostrado un civismo ejemplar.»

NUMEROSOS VOTANTES.

La concurrencia d« votantes ha sido muy numerosa desde las nueve de la mañana,, tanto en el centro del

Bilbao como en los barrios periféricos y en los pueblos de la provincia. Jamas había ocurrido cosa

parecida en los últimos cuarenta años, hemos oído decir. Las colas de cincuenta y cien metros formadas

en. los Colegios electorales han demostrado el gran interés de los vizcaínos por entrar en la democracia.

No obstante, se han advertido numerosos fallos burocráticos en la confección de las listas. Yo iba a votar

por el Partido Socialista Popular —decía un hombre de mediana edad en la Gran Vía. Pero no estoy en la

lista. Encima de que somos pocos, ahora nos encontramos con esta dificultad complementaria.

En Vizcaya, la población asciende a 1.212.244 personas: habitantes con derecho a voto. 718.906;

diputados a elegir, diez: senadores, cuatro. El presidente de la Junta Provincial del Censo nos ha dicho:

—En la provincia se han constituido 818 mesas; en Bilbao, 373. Solamente ha habido problemas de

documentación a la hora de formar diez de ellas.

Otro fallo imprevisto: no han podido votar los enfermos, inmovilizados en hospitales. Otras personas se

han encontrado con la sorpresa de que en la votación deí referéndum figuraban en las listas, y en esta

ocasión estaban ausentes de ellas. En Gorilz no había papeletas de la candidatura de Democracia Cristiana

Vasca. Su secretario general, señor Guimón, nos ha dicho: «Este fallo se ha resuelto al terminar la

mañana, pero cosas como estas ocurren en todas las elecciones.» También han faltado papeletas de obros

partidos. En Munguía, los miembros de una mesa han puesto dificultades a unos votantes que han

enturado en el centro resudes con «kaidku>, prenda típica vasca. Otra prueba del Initerés por la votación

se ha dado cuando personas qu* no figuraban en las listas se han presentado, al poco tiempo, con

certificados de haber votado en el referéndum anterior. Al principio esto ha causado sorpresa, y diespués

se ha rechazado por ilegal. Una señora ha llamado a un periódico para decir:

—Yo no había votado desde el año 1934. Soy nacionalista vasca, ¿creen que me han quitado de la* listas

por no haber votado en otras ocasiones?

Por otro lado, se da la circunstancia de que en un 40 por 100, aproximadamente, de las mujeres que

hablan sido designadas para tomar parte en las mesas electorales, se retiró d* las mismas, alegando

diversa* disculpas. El hecho más penoso, acaso, fue el registrado en el Colegio electoral de la escuela

Manuel Allende, en Bilbao. A primeras horas, el presidente de la mesa, don Ángel Repila Ramos sufrió

un súbito ataque epiléptico. Hubo d« ser trasladado en ambulancia. Consultada la Junta electoral, fúe

sustituido por otro pretódente.— José María PORTELL.

 

< Volver