Crónica 15-J. La Jornada de los líderes. Felipe González. 
 El día más trascendente de nuestro siglo     
 
 Arriba.    16/06/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

FELIPE GONZALEZ

«El día más trascendente de nuestro siglo»

Poco antes de la una de la tarde —12,25, aproximadamente—, Felipe González, líder del Partido

Socialista Obrero Español (PSOE), llegó al colegio de los Agustinos, de la calle de Pez Austral, para

votar. Desde que apareció por el portón del colegio, una auténtica avalancha de fotógrafos, cámaras de

televisión y redactores nacionales y extranjeros le envolvieron completamente. Abriéndose paso como

pudo, Felipe González —elector número 514— acompañado de Carmen, su mujer, y de varios miembros

del partido, llegó hasta la mesa en que tenía que depositar su voto, donde le esperaban otro grupo de

redactores gráficos que, durante casi un minuto dispararon ininterrumpidamente cámaras y flashes.

Acto seguido, mientras esperaba que votase su mujer, Carmen, que tenía que hacerlo en otra mesa, Felipe

González hizo unas breves declarciones a los periodistas en el hall del colegio. Dijo, entre otras cosas,

que la campaña electoral había sido «corta, templada y moderada; con un enorme sentido cívico y de

responsabilidad. No han aparecido, como se esperó al principio, los famosos ´dossier´, cosa que ha con-

tribuido a darle un carácter limpio». Después de calificar este 15 de junio como «posiblemente el día más

trascendente del siglo XX en nuestro país» y de manifestar que su posible colaboración en mi gobierno

de, coalición dependería «... de muchos factores, tales como que dicho gobierno aplique la politica

económica del PSOE, conceda amnistía total, legalice a todos los partidos que aún no lo están y proceda a

desmontar completamente la superestructura de la dictadura franquista»; señaló que espera que, tras estas

elecciones, el PSOE se convierta en «el primer partido del país. Mis previsiones personales en lo

que se refiere al número de votos que vamos a obtener hoy oscilan entre el 25 y el 30 por 100... Si sa-

camos más, pues mejor; pero yo creo que por ahí andará la cosa». Cuando ya se marchaba hizo notar la

importancia que cree que tendrán las próximas elecciones municipales, pues «... serán las que nos lleven

—esta vez sí en igualdad de condiciones, por primera vez— a las siguientes elecciones generales».

Cuando Felipe González salió a la calle, seguido de los fotógrafos y periodistas que le recibieron a la

llegada y de los que habían esperado la aparición del líder del PSOE junto a 3a mesa electoral, una nube

de niños y alguna que otra señora se acercaron a él para pedirle autógrfafos. Luego, Felipe echó a andar y

durante cien metros más o menos fúe seguido por algunos fotógrafos y todos los niños. Al pasar delante

de unas obras, los obreros le aplaudieron y hablaron con él, produciéndose una situación simpática entre

los que estaban en los andamios y el candidato, que les saludó con la típica «V» y el puño en alto. Cuando

ya habíamos andado bastante, un «Citroen GS» de color beige le recogió a modo de «rapto» y se puso en

marcha El resto de la jornada, Felipe dijo que la iba a pasar en _su casa y que por la noche pensaba ir a la

sede central del partido en Madrid (García Morato, 165)_para seguir, junto a otros militantes y directivos

del PSOE los resultados de las votaciones desde allí.

 

< Volver