Corredor Madrid-Guadalajara y carretera de Burgos. 
 Despiste y descontrol en la jornada electoral     
 
 Ya.    16/06/1977.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

DESPISTE Y DESCONTROL EN LA JORNADA ELECTORAL

No había listas del censo expuestas al público en Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, Goslada y San

Fernando de Henares

A las seis de la tarde todavía no había votado ningún vecino de Valdeolmos

El despiste y el descontrol de los votantes fueron las notas más destacables de la jornada electoral de ayer,

tanto en los municipios madrileños del corredor Madrid-Guadaíajara y en los de la carretera de Burgos,

tales como San Sebastián de los Reyes y Alcobendas.: Hacia las diez y media de la mañana, las caravanas

de vehículos que se dirigían a Madrid para emitir su voto eran muy grandes. Se avanzaba lentamente,

pero se desprendía en los rostros de los ocupantes la serenidad y la paciencia para llegar a la capital de la

provincia. "Llevamos tantos años sin votar que hoy nos da lo mismo esperar una hora más que menos",

nos comentaban algunos de ellos. El atasco llegaba hasta casi Alcalá de Henares por la carretera N-II,

pero la mayor intensidad se registraba a la altura del barrio del Aeropuerto. Pasado este punto, y en

dirección a Guadalajara, los estacionamientos de todas- las fábricas e industrias que se dan cita en este co-

rredor, eminentemente industrial, aparecían casi vacíos. Todos se habían ido a votar. Ya de regreso,

pasado el mediodía, la circulación era algo más fluida en dicho corredor. Similar era la situación en la

N-I, conocida como la carretera de Burgos. Alcalá de Henares.—La jornada electoral comenzó muy

temprano. Nada más abrirse los colegios, ya había filas de votantes, que en su mayoría eran personas de

una misma familia. También- aquí el despiste de los votantes era notorio. En el colegio nacional de Reyes

Católicos, por ejemplo, había dos "espontáneos" que atendían las preguntas de sus convecinos. No había

listas expuestas al público. Se encontraban sobre una mesa a la entrada del colegio y todos querían

consultarlas a la vez. "Aquí había hecho falta que se pusieran las listas del censo a la entrada del centro y

con carteles bien grandes para que se pudieran ver", comentaba uno de los "espontáneos". La pregunta ge-

neralizada: "¿Cómo hay que votar?" "¿Es que no ha visto usted la "tele" y la prensa estos días?",

respondían los más listillos. Vimos votar a los bomberos; de dos en dos, muchos ancianos. También había

muchos crios que "revolucionaban" los pasillos de los colegios. Un grupo de policías ármalas, que

custodiaba la entrada de un centro electoral nos dijo: "Aquí no ha pasado nada. Todo está normal y no se

han dado casos de propaganda de ningún partido. Así estará todo hasta que yo me vaya."

Torrejón de Ardoz.—Antes de abrirse los colegios, miembros de la Guardia Civil habían patrullado

las principales calles de la localidad. El "lío" durante toda la mañana había´ estado en la sede del

Ayuntamiento, pues al no haber tampoco listas del censo ia polación tenía que acudir a la

sede de la Casa Consistorial para preguntar por el. lugar donde debía emitir su voto. Así pudimos

comprobar que más de una persona desistió en este sentido, pues, según decía, "llevaba dando

vueltas desde las diez de la mañana y nadie era capaz de orientarle". No se conoce el porqué,

pero en la jornada matinal de ayer el cielo de Torrejón y de las localidades más próximas fue

sobrevolado varias: veces por aviones no comerciales. "Nada, que quieren hacernos más

entretenida la espera", decían los pacientes votantes.

San Fernando de Henares.— Lou vecinos estaban bastante irritados por las pocas facilidades que se

habían dado para votar, Según parece, se habían cambiado .los lugares de emisión de voto con relación a

la jornada del referéndum del pasado día 15 de diciembre. Muchos acudían donde lo habían hecho

entonces y se encontraban con que les remitían a otros lugares. Ein embargo, y como en este pueblo las

grandes distancias son pequeñas, hacia el mediodía había votado un buen número de vecinos. En la

vecina localidad de Coslada—donde tampoco estaban expuestas las listas electorales—la situación fue

similar.. Aquí, algunos vecinos querían votar por los Reyes de España.

ESPERABAN TURNO CON EL TRANSISTOR EN LA MANO

San Sebastián de los Reyes.— Hablamos con el. alcalde. Nos dijo que a las doce y media de la

mañana habían votado 3.900 de los 16.000 votantes y que en las 25 mesas dispuestas en la

localidad todo se desarrollaba con normalidad. Al parecer, sólo un señor no pudo votar porque su nomora

aparecía equivocado ,en el censo y el presidente de la mesa se negó a aceptar su voto. Hacia las seis de la

tarde habían .emitido su voto 11.636 personas.

Alcobendas.—También el descontrol fue el protagonista de la jornada. Había deseos de votar, pero

muchos inconvenientes. La mayor parte de las familias que habitan los barrios más nuevos son

matrimonios jóvenes qi}e acaban, de llegar a Alcobendas procedentes de Madrid, porque aquí los pisos

estaban más baratos. Por ello, muchos no figuraban todavía en el censo, aunque aseguraban que se habían

inscrito en él con tiempo. En uno de los colegios electorales un,señor ya anciano se encontraba esperando

su turno con un transistor en la mano. "Mire, yo estoy con este cacharro enchufado porque como todavía

no sé por quién votar, estoy esperado a que digan algo a ver si me decido", no» dijo con toda tranquilidad.

Valdeolmos: A las seis de la tarde no había votado nadie

Algo inexplicable ocurrió en la localidad de Valdeolmos, dentro del partido judicial de Alcalá de Henares.

A las seis de la tarde ninguno de los 115 votantes había emitido su voto. Decimos inexplicable porque los

vecinos tenían previsto votar aquí, tal y como —aseguran—ocurrió durante la jornada del referéndum.

Sin embargo, esta vez la mesa electoral se había trasladado a Alalpardo, que es anejo y dista dos

kilómetros. "La gente—nos dijo uno de los vecinos—no quiere bajar hasta Alalpardo, donde hay ciento

sesenta votantes, es decir, casi los mismos que aquí. Hemos consultado al juez de instrucción de Alcalá y.

no nos ha podido dar una solución. Lo lógico, ;si no iban a poner una mesa electoral en Valdeolmos, es

que hubieran pensado en un autocar para desplazar a los votantes. No hay vehículos particulares y son

muchas las personas de avanzada edad que no pueden recorrer dos- kilómetros para ir y otros dos para el

regreso."

Aranjuez: Se vota ante la fuerza pública

En Aranjuez, según informa Cifra, todos los colegios electorales —23 secciones—, por orden expresa, del

juez, se han visto obligados a sacar las mesas electorales y las papeletas al vestíbulo para que, según el

juez, las vigilara la fuerza pública. Diversos interventores han protestado por lo que consideran que es una

violación del secreto de voto, ya que los electores habían de coger sus papeletas y votar a la vista dé la

Guardia Civil y de la Policía Municipal. También se ha dado el caso, como en muchos otros sitios, de que

personas inscritas en el censo y con derecho a votar ei el anterior referéndum no figuran, en cambio en las

listas electorales de las actuales elecciones

 

< Volver