Autor: Blom, Ricardo. 
   Primera radiografía de las elecciones     
 
 Arriba.    17/06/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

PRIMERA RADIOGRAFÍA DE LAS ELECCIONES

IOS primeros resultados de las elecciones generales permiten ya adelantar algunas notas optimistas. Se ha

clarificado el espectro de partidos políticos, se ha ponderado el valor de la moderación y se ofrece un

juego de equilibrios muy similar al resto de los países libres de Occidente. Aquel complejo universo de

casi doscientos partidos —por ei que tantos se rasgaron demagógicamente las vestiduras— se constriñe

ahora a dimensiones naturales, lo que prueba el buen sentido con que se obvió la imposición de unas

limitaciones que habrían de venir dadas por la propia voz de las urnas. Tan sólo la Unión de Centro

Democrático [UCD), el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Alianza Popular (AP), el Partido

Comunista dé España (PCE) y el Partido Socialista Popular ;PSP), obtienen votaciones respetables a nivel

nacional. De los restantes partidos nacionales, queda la incógnita de la democracia cristiana del Equipo

(FDC), prácticamente barrida en los presentes comicios, pero con razones internas para procurar resurgir

de las cenizas. Quedan, en cualquier caso, nada más que seis formaciones partidarias, de ellas dos muy

destacadas, lo que configura un espectro político bastante razonable, no complejo, y que irá corrigiéndose

y reajustándose en los próximos años. Segundo aspecto a considerar es que, tanto Alianza Popular como

el Partido Comunista han visto mermados sus votos en beneficio de las opciones más modernas: Unión

del Centro y PSOE. Está claro que, en las bases populares, izquierdas y derechas buscan un acercamiento

que haga imposible cualquier nueva polarización fratricida. El país pondera el valor de la moderación. Se

han equivocado quienes predecían un vuelco de la izquierda hacia el comunismo. Esta realidad de

moderación de la actual sociedad española es, bien se ve, la que ha hecho posible que el país transitara tan

rápida y acíficamente desde la autocracia a la democracia.

Tercera consideración urgente es el alto peso especifico demostrado por un socialismo que apenas acaba

de salir de la clandestinidad. Componiendo sus cuadros, esquemas y programas con excesivo

apresuramiento, casi a trancas y barrancas, sin embargo ha ofrecido una alternativa seria, rigurosa y nada

dogmática. Es muy posible que la suma de los votos propia y directamente socialistas —no comunistas—

supere con mucho el treinta por ciento, por lo que es previsible que crezca de manera notable en los

próximos meses. El juego de equilibrios entre la Unión del Centro y el PSOE, sitúa nuestra comunidad

entre alternativas claramente pondebles, pero lo suficientemente moderadas como para que el libre juego

democrático transcurra sin graves incidencias. Merecerá especial atención el análisis de todos los datos

que finalmente expresen la voz del pueblo español, a través de estas elecciones que todos los

observadores internacionales coinciden en calificar de efectivamente libres y democráticas. El voto de los

partidos regionales, singularmente en el País Vasco y en Catalunya, permitirá, asimismo, consideraciones

rigurosas sobre tos problemas de autonomías y nacionalidades.

Ricardo BLOM

 

< Volver