Autor: LAWRENCE. 
   La prensa y la urna     
 
 Arriba.    17/06/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

U PRENSA Y LA URNA

UNA nueva Prensa, con una novedad ai margen de la edad, ha cubierto el primer paso político español

dentro de la democracia. Una nueva Prensa más escéptica, más preparada y mucho menos subjetiva. Una

Prensa que ha emitido indirectamente la señal refrescante de su vigor en la imagen de los 805 colegas

acreditados desde el exterior para las elecciones sirviéndose de periódicos y agencias locales como fuente

básica de información electoral. Esto que puede parecer tan normal dentro de un manual elemental de

periodismo es todo un símbolo. Antes, hay que decirlo, aunque se sepa, no era así. Por supuesto, muchos

candidatos perdedores van a culpar a la Prensa. Es lo normal también en este caso. Esa generación

escéptica ya no está tan dispuesta a pasar el mensaje de los jefes políticos. Tampoco, y siempre

generalizando, informa del mundo ideal, de cómo «debería» ir ef mundo, Sino de cómo va. Lo cual no es

siempre del gusto de todos, claro. Por eso, los medios informativos, cuando señalan contradicciones,

reciben acusaciones de parcialidad, de torpedismo. Muy ciertamente se ha acusado a la cobertura electoral

de los medios de haber evitado entrar en profundidad en tos temas, buscando el titular barato y analizando

las actuaciones candidatas como un escolar el «París-Hotllywood». Es posible que haya habido algo de

esto. Pero hay que reconocer que tos, candidatos generalmente no han pasado de una nebulosidad

resbaladiza en el tratamiento de los temas en cuestión. La campaña no ha registrado muchos discursos

memorables precisamente. Y, a la hora de valorar el cumplimiento de cada uno con su deber ante la

democracia, con todos sus errores, el sector Prensa ha sido mucho más responsable y cuidadoso que otros

estamentos de la nación que hacemos entre todos.

LAWRENCE

6 Arriba

 

< Volver