Elecciones 77. Rueda de Prensa de Santiago Carrillo. 
 Hundimiento de las fuerzas de la dictadura     
 
 Arriba.    17/06/1977.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Elecciones 77

Rueda de Prensa de Santiago Carrillo

«HUNDIMIENTO DE LAS FUERZAS DE LA DICTADURA»

«Hemos tenido una participación decorosa, aunque gozamos sólo de cuarenta días de legalidad»

MADRID. (De nuestra Redacción.) — «Las posibilidades de que el Partido Socialista Obrero Español

forme Gobierno con el Centro Democrático me parecen muy remotas. De producirse este hecho, el PSOE

tendría que aportar una participación muy fuerte», declaró en la tarde de ayer el secretario general del

Partido Comunista de España, Santiago Carrillo, en el transcurso de una rueda de Prensa celebrada en los

locales de! partido, en la calle de Castelló, una vez que se conocieron algunos de los resultados parciales

de las elecciones, pero que servían ya para perfilar la victoria de unos y la derrota de otros. «Lo primero

que hay que subrayar tras los resultados conocidos —añadió— es el hundimiento político de las fuerzas

que han reivindicado los cuarenta últimos años de dictadura. Es evidente que los votantes españoles han

rechazado a los nostálgicos del período autoritario. Es el aspecto más positivo de estas elecciones.»

Preguntado sobre la posibilidad del Partido Comunista en las nuevas Cortes, el señor Carrillo respondió

que era muy pronto para hablar de los escaños conseguidos, por e! partido que representaba, pero que de

todas formas es seguro que en Madrid el PCE sacaba siete escaños y en Barcelona, como mínimo, seis.

Refiriéndose a las nuevas Cortes, Santiago Carrillo manifestó que las Cortes que ahora se han elegido

deberían disolverse una vez conseguidos sus objetivos principales, tales como el estatuto de autonomía,

nueva constitución democrática y convocatoria de elecciones municipales «Estas Cortes accederán a

disolverse en el caso de que sean coherentes con sus programas.» Preguntado sobre el fenómeno del

PSOE, el señor Carrillo subrayó que el Partido Socialista Obrero Español había canalizado buena parte de

ios votos de la izquierda, «temerosos todavía de opciones que, como la nuestra, aparecen todavía ante la

opinión pública como de "extremas" a consecuencia de ios cuarenta años de propaganda anticomunista».

El señor Carrillo terminó diciendo que la votación obtenida por el Partido Comunista había sido muy

decorosa, teniendo en cuenta que solamente habían disfrutado de cuarenta días de legalización y no ha-

bían podido hacer campaña como otros partidos.

Reacciones

El diarlo vespertino «Cataluña Express» publicó en la tarde de ayer unas declaraciones del presidente de

la Generalitat, en el exilio, señor Tarradellas, en las que manifiesta su alegría por e! triunfo registrado en

Cataluña, «que preveía y desecha». Josep Tarradellas expresó su voluntad de volver. Por otra parte, en la

sede del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) reinaba ayer una gran alegría al irse

conociendo los resultados de las elecciones. Según Jordi Solé Tura, «lo primero a constatar es la gran

victoria democrática, d® forma que el franquismo institucional ha quedado desmantelado». Sin embargo,

en la sede del Pacte Democratic Per Catalunya el ambiente era de ligera decépción, aunque se daba por

seguro que e! Pacte tendría un mínimo de seis escaños en el Parlamento.

Jordi Pujol: «Victoria de las coaliciones nacionalistas»

Jordi Pujo!, candidato número uno por Pacte Democratic, puso de manifiesto en sus declaraciones que el

resultado de las eleciones ha respondido a las previsiones que habíamos he. cho. Sin embargo, no

esperábamos una victoria tan amplia de los socialistas.» Para el señor Pujol hay un hecho que es preciso

destacar: «Considero bastante importante el que dos coaliciones nacionalistas —e! Partído Nacionalista ´

Vasco y nosotros— hayamos aguantado e! huracán de Süárez y Gonzalez.» Por último, el señor Pujol

decía. ró que consideraba a estas elecciones como bastante importantes, «pero de todos modos es algo

pronto para hablar de que caminamos hacia una similitud con los modelos europeos.»

 

< Volver