El líder del PCE advierte de los riesgos de uns intervención militar. 
 Carrillo: contra el terrorismo, que actúe sólo la policía     
 
 Diario 16.    01/10/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 21. 

Diario 16/1 -octubre-79

El líder del PCE advierte de los riesgos de una intervención militar

Carrillo: Contra el terrorismo, que actúe sólo la Policía

MADRID, I (DI6 y agencias).- Santigo Carrillo, secretario general del PCE, cerró la fiesta del partido

celebrada en Madrid con un discurso en el que advirtió de los riesgos de una nueva contienda civil en

España si los militares intervienen contra el terrorismo, cuya lucha corresponde a la Policía.

El dirigente comunista, ante un impresionante gentío que llenaba el pabellón de los hexágonos de la Feria

del Campo, condenó el terrorismo, afirmó que este Gobierno no sirve, hizo un llamamiento a la unidad de

la izquierda y atacó a UCD, pero arremetió contra quienes pretenden la sustitución de Suárez por personas

más a la derecha.

Se refirió a la crisis de confianza del español medio y afirmó que esta se debe a que los que están hoy en

el poder son hombres formados en el antiguo régimen, que no cumplen lo que pactan, como ocurrió con

los pactos de la Moncloa.

Declaraciones militares

Sobre las declaraciones últimas de algunos militares, Carrillo se refirió a quienes dan soluciones

traumáticas, ante el pronóstico de que España se encuentra enferma, y que culpan de todos los males a la

democracia.

Ironizó contra quienes afirman que seria necesario un nuevo dictador en España, y dijo que no hay ni un

banquero ni un gran empresario que piense, hoy día, que otra dictadura seria la solución de sus

problemas.

Manifestó que comprende que hubiera militares que se irriten y se indignen cuando asesinan a un

gobernador militar, pero que tembién el PCE se indigna, se llame como se llame el asesinado. Irritación

que también surge cuando son militantes comunistas los asesinados, aunque no especulan políticamente

con esos cadáveres.

Condenó tajantemente el terrorismo y se refirió también a que es únicamente la política quien debe

perseguir a los terroristas, para la que pidió mayores medios y mejor entrenamiento, pero rechazó la

intervención de otras fuerzas porque nos llevarían a la larga a otra contienda civil.

Unidad de la izquierda

El secretario general del Partido Comunista de España, que dejó para el final de su discurso las

afirmaciones más sustanciosas, aprovechó la referencia al congreso extraordinario del PSOE para solicitar

la unidad de las fuerzas de la izquierda, aunque sólo mencionó en esta unidad el PCE y al PSOE.

La política de entendimiento entre las fuerzas de la izquierda ha sido necesaria, manifestó Carrillo, porque

también en la crisis de confianza que actualmente padece el pueblo español tiene responsabilidad la

izquierda, por haber mostrado falta de coherencia.

Comenzó Carrillo este apartado con una referencia al congreso extraordinario del PSOE, partido al que

criticó por haber estado paralizado durante meses para llegar a una dirección prácticamente igual a la

anterior, aunque manifestó que había recibido con satisfacción su declaración ideológica, que coincide en

muchos aspectos con la del PCE.

«Somos partidarios -dijo- de un bloque de acción conjunta de las fuerzas de la izquierda, pero su creación

exigiría que el entendimiento establecido en los Ayuntamientos fuese no sólo mantenido y sostenido, sino

que se llevase también al terreno de la acción sindical y política.»

«Esta es la llamada -concluyó- que hacemos en este mitin, una llamada a la unidad, al entendimiento, al

abandono de posiciones estrechas de partido, para poner por encima de todo los intereses de los

trabajadores de los pueblos de España. La izquierda puede influir decisivamente en la vida del país si se

une. Que nos demostremos unos y otros que a la hora de votar los españoles lo harán por los partidos que

han puesto el interés por la democracia y el interés de España por encima de cualquier otro interés.»

El Gobierno no sirve

En cuanto al Gobierno, del que dijo que no sirve, porque entre otras cosas no infunde confianza al pueblo,

le acusó de no utilizar los resortes adecuados para luchar contra el terrorismo, y afirmó que si hubiese

hombres de izquierdas en el Gobierno quizá esa lucha sería mucho más eficaz.

Después se refirió al partido en el poder, con el que dijo tener graves diferencias y manifestó que los

comunistas no van a «aceptar el chantaje de la política de UCD, por el hecho de que haya detrás graves

amenazas».

«Pero no actuaremos -aseveró- para amparar ninguna maniobra que trate de desplazar a Suárez de la

presidencia del Gobierno y poner en su lugar a no sé qué sepulcro blanquedo que estará más a la

derecha...»

Se refirió también Carrillo en su alocución a los movimientos que luchan por la libertad, como la

Organización para la Liberación de Palestina (OLP), el Frente Sandinista de Nicaragua y el Frente

Polisario. Al nombrar a este último aprovechó para criticar los Acuerdos de Madrid sobre el Sahara.

Hizo también una crítica general del sistema capitalista y llegó a decir que de no haber sido por los países

socialistas y del Tercer Mundo, la humanidad hubiera conocido la tercera guerra mundial.

Carrillo habló ante un público enfervorizado que llenaba el pabellón de los hexágonos de la madrileña

Feria del Campo, y que le interrumpió en varias ocasiones con gritos antifascistas, contra UCD y el

vicepresidente segundo del Gobierno, Abril Martorell, cuando Carrillo le mencionó al referirse al

programa económico del Gobierno.

 

< Volver