Autor: Álvarez, César. 
 Asturias. A pesar de las colas interminables. 
 El pueblo, protagonista     
 
 Pueblo.    16/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Asturias

A PESAR DE LAS COLAS INTERMINABLES EL PUEBLO, PROTAGONISTA OVIEDO.

(PUEBLO, por César ALVAEEZ.)

Dando muestras de un espíritu cívico admirable y bajo un sol que lució durante todo el día, los asturianos acudieron ayer a votar en gran número, al extremo de que se calcula una participación en los comicios del 90 por 100, aproximadamente, del electorado.

Ya desde las nueve en punto de la mañana, en que se abrieron los colegios, íue continua la afluencia de público en las 1.150 mesas establecidas en toda la provincia, afluencia que no cesó hasta las ocho de tarde, en que todavía hubo algunos rezagados que emitieron su voto a última hora.

A, lo largo de toda la jornada, las elecciones se desarrollaron con absoluta normalidad, sin que se haya registrado el menor incidente, la más mínima disputa, dando así las gentes, de Asturias un ejemplo de1 participación democrática, que ha sorprendido, incluso, a io´s que desde un principio se habían sentido optimistas respecto a la marcha del proceso electoral.

Lo que sí se produjeron, en cambio, fueron pequeños desajustes en la mecánica de puesta en marcha, ya que la falta de experiencia de algunos presidentes de mesa, así como la inhataituación de muchás personas dieron lugar a varios retrasos e interrupciones, q u e prolongaron más de lo debido ei tiempo de emision del voto. Ello contribuyó, en parte, a que se formarán colas interminabLes de hombres y mujeres, los cuales tuvieron que esperar en ocasíones hasta hora y media para poder depositar las papeletas, con lo cual se originaron pequeños contratiempos, sobre todo en personas mayores de edad o enfermas, que no quisieron dejar, pese a todo, de cumplir con su obligación ciudadana.

Desde ea primer momento se evidenció que, en esta ocasión, los asturianos tomaban en serio las elecciones actuales, en las que se presentaron doce opciones políticas al Congreso y siete al Senado, porcentaje ciertamente elevado, que movilizó a ¡a casi totalidad de los 788.887 incritos en el censo electoral.

Ello hizo que los propios partidos políticos fueran los más directamente interesados en controlar la marcha de las mismas, nombrando al efecto numerosos apoderados e interventores, quienes durante todo el dia estuvieron pendientes de las mesas e incluso contribuyeron hábilmente a que algunos votantes se inclinaran por la candidatura que ellos representaban.

Hasta mañana al mediodía no se conocerá el resultado de estos comicios, en los que, sin duda, por primera vez después de cuarenta años ha participado un gran contingente de mujeres, detalle qué no lia pasado en absoluto desapercibido para algunos observadores.

Pero, sea quien sea el vencedor, es innegable que en Asturias ha habido ya un campeón absoluto, ;que se ha adelantado a todos los partidos políticos. Este campeón ha sido el propio pueblo asturiano, que ayer ha dejado escrita una brillante pagina en ai libro que sobre la democracia ha comenzado a escribirse en nuestro país.

 

< Volver