El PSOE también quiere el diálogo     
 
 Diario 16.    09/09/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

El PSOE también quiere el diálogo

MADRID, 19 (Europa Press).- El PSOE va a intentar negociar el Estatuto de los Trabajadores, que se

debate en las Cortes, para evitar que se convierta en un medio más de tensión sobre las que vive el país y

sea un Estatuto aceptable por todos.

El PSOE se propone también enmendar y salvar en lo posible el proyecto de ley básica de empleo de

UCD, que ha venido a sustituir a la proposición de ley socialista contra el paro, enmendada totalmente por

UCD en la Comisión de Trabajo del Congreso.

Esta es la postura de los socialistas frente a dos temas de la máxima trascendencia para el futuro marco de

relaciones laborales del país, tal como ¡o explicaron ayer en rueda de prensa los diputados socialistas

Manuel Chaves y Ciriaco de Vicente.

«No más leña al fuego»

Manuel Chaves, que además de diputado es miembro de la ejecutiva de UGT, subrayó que los socialistas

no quieren añadir más leña al fuego en un país que vive en crisis. Su posición frente al proyecto de

Estatuto de ios Trabajadores que se discute en las Cortes, elaborado por UCD, es «tratar de hacer un texto

asumible por todos los interesados».

Advirtió a UCD sobre la tentación de «imponer su mayoría mecánica en tas Cortes e imponernos el

Estatuto», ya que un texto inaceptable para los trabajadores será inútil desde el primer día porque no lo

dejarán entrar en la vida real.

Chaves insistió en que existe una vía de negociación, en la línea marcada por el acuerdo de UGT con la

CEOE en julio último. Pidió que el contenido de este acuerdo se lleve en forma de enmienda al texto del

Estatuto. Añadió dos condiciones para la negociación: La retirada del texto de las referencias al cierre

patronal y a conflictos colectivos, y que recoja el acuerdo CEOE-UGT.

El PSOE mantendrá de todas formas las 300 enmiendas presentadas al texto.

Preguntado si el PSOE ha ablandado su postura en el debate del Estatuto por las promesas del Gobierno

sobre el patrimonio sindical, Chaves contestó tajante: «Algunos dirigentes sindicales han dicho que

nuestra postura se debe a una promesa de 2.500 millones y 100 casas del pueblo para la UGT, eso es

falso. Quienes lo dicen mienten. Hay una declaración de Suárez, diciendo en Brasil que este otoño se

resolvería la cuestión, y una entrega de algunos locales en malas condiciones y en pueblos, que son muy

poco útiles. Llevamos dos años tratando de negociar el tema y el Gobierno no hace más que escamotear el

problema.»

Regresiva la ley de empleo

Ciríaco de Vicente, diputado socialista, afirmó que la «UCD consigue con su proyecto de ley menos

prestaciones para menos gente que nosotros proponíamos en nuestro texto. Esto es lo que se llama un

texto regresivo, en un momento en que la población activa en paro es del 9 por 100». El diputado

socialista criticó la interpretación del presidente del Congreso sobre el reglamento de la Cámara al

permitir que una proposición de ley tomada en consideración por el Pleno del Congreso pueda ser

enmendado a la totalidad en una Comisión, como ha ocurrido. Ciriaco de Vicente afirmó que es muy

discutible esta interpretación, que ha permitido a UCD vaciar de contenido la proposición socialista y

sustituirla por un proyecto de ley básica de empleo de UCD, que en la mayoría de las cuestiones deja la

percepción del seguro de paro como estaba hasta hoy, y en otros aspectos es regresivo.

 

< Volver