Autor: M. B.. 
 Las centrales analizan la marcha del estatuto del trabajador. 
 CCOO: Es antiobrero     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CC. OO.:

"Es antiobrero"

MADRID, 9 (INFORMACIONES, por M.B.).- El «Estatuto de los Trabajadores va a tratar de cambiar el

tipo de sindicalismo que se práctica en España, pero nosotros procuraremos que no lo consiga», ha

manifestado Julián A riza. miembro de la ejecutiva de CC.OO. que, junio con Marcelino Camacho y

Antonio Gutiérrez se pronunció totalmente contrario a la forma como se está elaborando este Estatuto en

si Parlamento.

Según explicó Ariza, la Idea es que a nivel de empresa, ei: una primera etapa negocien las

secciones sindicales en vez de los comités de empresa, para pasar, en una etapa posterior, a la negociación

de los dirigentes sindícales, a espalda de los afiliados y de los no afiliados «La estrategia —añadió— va

en esta dirección y se está primando fuertemente para intentar que las centrales practiquen el

sindicalismo de servicios, contra la práctica española de participación de los trabajadores en las

asambleas y en los convenios.

Aseguró que detrás de esta estrategia están los famosos millones anunciados por el presidente Suárez, las

multinacionales, aigunos Departamentos de Estado y la propia Trilateral. «Este sindicalismo —dijo

Camacho— no tiene pasado en España, ni tiene presente, y esperamos que no tenga futuro.»

«El Parlamento —añadió— sigue empeorando el proyecto porque está abriendo cada vez mas vías para el

despido. También dijo que para CC.OO. este Estatuto no es válido, y que aunque se admitieran todas las

enmiendas pactadas entre U.G.T. y la C.E.O.E., tampoco serviría.

Los dirigentes de CC.OO. señalaron más adelante que U.G.T. no acepta ninguna movilización conjunta

sobre el Estatuto o sobre el empleo, como se le propuso en la reunión mantenida anteayer. «Nosotros —

dijeron— vamos a seguir convocando concentraciones y manifestaciones en la calle y vamos a utilizar a

fondo las prerrogativas que da la Constitución a. los sindicatos.»

También se mostraron de acuerdo en que las elecciones sindicales se celebren en los primeros meses de

1980, como está previsto, a! cumplir los des años, "a pesar de. les intentos de que se rcfrascu al otoño de

ese año». También aceptaron seeu´.r´ negociando un posible acuerdo interconfedeial de cara a la nrtoima

etapa de negociación cié convenios, pero «sin prisas» y con la participación de la pequeña y. mediana

empresa, ssi como de otras fuerzas sindicales representativas (U.S.O. y E.L.A.-S.T.V.)

 

< Volver