Autor: Teba, Juan. 
 Día de Andalucía con provocaciones ultras. 
 Sevilla: Botellazos de Fuerza Nueva     
 
 Diario 16.    03/12/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Sevilla: Botellazos de Fuerza Nueva

Sevilla (JUAN TEBA, corresponsal) — Entre ciento cincuenta y doscientos mil sevillanos se

manifestaron ayer en apoyo a la autonomia dentro de los actos conmemorativos del Día de Andalucía,

registrándose al final de la manifestación serios incidentes al arrojar dirigentes de Fuerza Nueva

numerosas botellas contra los manifestantes.

Los incidentes se iniciaron cuando los manifestantes comenzaron a disolverse, una vez escuchado entre

ovaciones el himno andaluz, que tuvo que volver a repetirse ante la insistencia de miles de personas e

interpretado en la plaza Nueva, final del itinerario oficial, absolutamente abarrotada de público.

En aquel momento, la plana mayor sevillana de FN, se encontraba observando los acontecimientos desde

un amplio balcón de la sede de la organización ultraderechista, situada enfrente de la fachada lateral del

Ayuntamiento, y haciendo muestras ostensibles de desprecio.

Tras un intercambio de insultos entre un grupo numeroso de manifestantes y los militantes de FN, éstos

comenzaron a arrojar contra la multitud que abarrotaba la amplia avenida y la plaza Nueva, numerosas

botellas vacías. La muchedumbre reaccionó cercando la sede ultraderechista y devolviendo contra los

ventanales del edificio los objetos arrojados.

Tras unos momentos de confusionismo, en los que llegó a oírse varios disparos, hizo acto de presencià

una compañía de la Policía Nacional que acordonó el lugar y practicó varias cargas. Esta actuación, lejos

de tranquilizar los ánimos pro-dujo mayor tensión, multiplicándose el lanzamiento de objetos

contundentes contra la sede de FN.

Alcalde abucheado

Mientras la situación se mantenia, miles de personas gritaban: «Justicia popular», «Asesinos» y

«Vosotros fascistas, sois los terroristas». En los momentos de mayor tensión, el alcalde, Luis Uruñuela, se

dirigió a los congregados desde un balcón lateral del Ayuntamiento ofreciendo garantías de que por la

autoridad gubernativa se iniciaría una investigación para determinar responsabilidades. Las palabras de

Uruñuela fueron ahogadas por el abucheo de los que sitiaban la sede de FN.

Pasada una hora, una nueva compañía de la Policía Nacional reforzó los dispositivos policiales,

efectuándose entonces numerosas cargas contra la multitud con lanzamiento de botes de humo y balas de

goma. Seguidamente, la Policía procedió a evacuar a las personas que se encontraban en el interior de la

sede ultraderechista, entre las que destacaban el presidente regional, José María del Nido, y numerosos

muchachos luciendo guantes negros y cadenas.

Los dirigentes de los partidos convocantes de la manifestación, han coincidido en señalar como

responsable de los incidentes al gobernador civil por no haber tomado medida alguna, a pesar de las

recomendaciones de la comisión organizadora, sobre la sede de FN, ubicada al final de la avenida, paso

obligado de la manifestación.

 

< Volver