Autor: Fernández-Rúa Plasencia, José María . 
 Rejuvenecimiento de las FAS /y II. 
 Habrá sistemas de ascensos y tiempos de permanencia en los empleos     
 
 ABC.    20/05/1981.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

MIÉRCOLES 20-5-8-1

NACIONAL

Rejuvenecimiento de las FAS (y II)

Habrá nuevos sistemas de ascensos y tiempos de permanencia en los empleos

MADRID (José María Fernández-Rúa). Con la aprobación por el Congreso de los Diputados del proyecto´

de ley por el que se crea la reserva activa en las Fuerzas Armadas, se ha dado un primer paso para el

rejuvenecimiento de las FAS. Sobre ese texto, ABC publicó ayer amplia información. El proyecto se

complementa con los que se refieren a la clasificación de mandos y de ascensos y reorganización de las

escalas especial y básica del Ejército de Tierra.

Se reorganiza las escalas especial y básica del Ejército de Tierra

La ley de Clasificación de Mandos y Ascensos en el Ejército de Tierra establecerá los principios básicos

que han de regir el sistema de ascensos de los. cuadros de mando de las diferentes escalas del Ejército de

Tferra. Está basado en la necesidad de rempdelar el sistema actual, que se basa exclusivamente —pero

con la excepción de los ascensos a los diferentes empleos de general— en el puesto del escalafón

obtenido a la salida de las Academias Militares, junto con la fecha de nacimiento de cada oficial o jefe, en

relación con la de aquellos que te preceden en el escalafón.

En los estudios previos a la redacción del citado proyecto de ley —que actualmente ya ha sido informado

por la Ponencia de la Comisión de Defensa del Congreso— se ha tratado de completar el

rejuvenecimiento, que se inicia con el proyecto de ley de Reserva Activa; definición de las edades tipo en

que conviene que los integrantes de cada escala alcancen los distintos empleos, de forma que aquellas

sean las adecuadas a la función a desempeñar; determinar los tiempos de permanencia convenientes en

cada empleo; mantener constantemente en los componentes del Ejército el afán dé perfeccionamiento y.el

espíritu de sana emulación; pre.s-tar la debida atención a las aptitudes psicofísicas y profesionales y

asignar cada función a quien fuera el más idóneo a su desempeño, así como garantizar que los puestos de

mayor responsabilidad se alcance por los más aptos.

PERMANENCIAS EN LOS EMPLEOS

Por lo que se refiere a las pruebas psicofísicas, se realizarán ante los Tribunales

que se constituyan y con la periodicidad que se determine. Tienen por objeto comprobar las necesarias

condiciones de salud —psíquica y física— que se requieren para el ejercicio de la profesión. Un Tribunal

médico superior y la repetición, en su caso, dé las pruebas físicas, son —^según los portavoces del

Ministerio de Defensa— garantía de la justicia de este procedimiento.

El proyecto de ley también incluye los tiempos mínimo y máximo de permanencia en los empleos, que

tratan de evitar tanto duraciones excesivamente cortas, que inciden negativamente en la adquisición de los

debidos conocimientos y experiencias, como las excesivamente largas, que producen envejecimiento y

pérdida de ilusiones. También figuran los cursos de aptitud para ascensos. Con carácter obligatorio se

prevén, en el proyecto, los siguientes: en la escala activa de las Armas y Cuerpos, de aptitud para ascenso

a jefe; interarmas para los capitanes; básico y de aptitud para mandos superiores, previo el ascenso a

coronel. En las escalas especiales, de aptitud para ascenso a comandante, como empleo superior de la

escala. En las escalas de suboficiales, de aptitud para ascenso a brigada.

Igualmente se previene como condición indispensable a todo ascenso el no tener Informe desfavorable.

Corresponderá a la Junta de Clasificación —que se crea en esta ley como órgano de.trabajo del Consejo

Superior del Ejército—- la evaluación de las calificaciones anuales de todos los cuadros de mando con

anterioridad a cada ascenso/ En caso de informes desfavorables, que inhabilitarán al ascenso, serán

filtrados por el Consejo Superior a cada Ejército y sancionados por el titular de la cartera de Defensa.

REESTRUCTURACIÓN DÉ LAS ESCALAS ESPECIAL Y BÁSICA

En el proyecto de ley de Reorganización de las Escalas Especial y Básica del Ejército de Tierra —aún no

se ha reunido la Ponencia que habrá de redactar el informe para que la Comisión de Defensa del Congreso

empiece a debatirlo— se mantienen las condiciones de ingreso y permanencia en la escala básica de

suboficiales y se modifican algunas de la escala especial. Entre estas últimas, el texto remitido por el

Gobierno contempla la supresión del empleo de alférez; se limita a ocho años la efectividad mínima a

exigir en el empleo de teniente para ascenso- a capitán y se establece en doce años el tiempo máximo en

aquel empleo; se establece la clasificación favorable de la Junta de Clasificación para ascenso a

comandante.

Los portavoces de Defensa manifestaron que la ley 13/74, por la que sé crearon las escalas especial y

básica del Ejército de Tierra, ha respondido plenamente a las esperanzas que se pusieron en ella. Por esta

razón, el mencionado proyecto de ley no necesita la introducción de grandes alteraciones y, por tanto,

alterar la .filosofía dé esa ley.

Se ha conseguido hacer de la carrera de suboficial, objetivo que figuraba en la ley 13/74, una carrera de

grado que llene ple-namnte las aspiraciones morales y materiales, sin perjuicio de que muchos de ellos

accedan al empleo de oficial a través de las Academia General y Militar y déla escala especial.

 

< Volver