Autor: Méndez, Maria José. 
 Celebración del día de las Fuerzas Armadas. Numeroso público observó el ejercicio desde Montjuich. 
 El Rey pasó revista a la Armada en aguas barcelonesas     
 
 ABC.    30/05/1981.  Página: 1,6. Páginas: 2. Párrafos: 6. 

Numeroso público observó el ejercicio desde Montjuich

El Rey pasó revista a la Armada en aguas barcelonesas

BARCELONA (María José Méndez, enviada especial). Barcelona tributó ayer una calurosa acogida a los

Reyes, que llegaron al aeropuerto de la Ciudad Condal a las once de la mañana en dos aviones de las

Fuerzas Aéreas españolas, para asistir a los actos conmemorativos del Día de las Fuerzas Armadas.

Don Juan Carlos y Doña Sofía, acompañados del Príncipe de Asturias y las Infantas Doña Elena y Doña

Cristina, fueron saludados al pie de la escalerilla del avión por el presidente del Gobierno, Leopoldo

Calvo-So-telo; el titular de ¡a Generalidad de Cataluña, Jordi Pujol, y el ministro de Defensa, Alberto

Oliart.

Los Reyes saludaron a los ministros de Asuntos Exteriores, Presidencia, Justicia, Obras Públicas y

Agricultura que, acompañados de sus esposas, habían tomado fierra en Barcelona una hora antes.

También acudieron a recibir a la Familia Real el delegado del Gobierno en Cataluña, Juan Rovíra

Tarazona; el capitán general de la .IV Región Militar, teniente general Ricardo Arozamena; los jefes de

los Estados Mayores de los tres Ejércitos; los presidentes del Congreso y del Senado y los del Parlamento

y fa Diputación de Cataluña, así como el fiscal general de Cataluña y numerosas autoridades civiles y

militares.

Mientras se disparaban las 21 salvas de ordenanza, los Reyes pasaron revista a una Compañía del Ejército

del Aire que, con bandera, banda y música, rindió honores. Luego escucharon el Himno Nacional desde

un podio.

Entre los vítores y aplausos de varios centenares de personas, la Familia Real abandonó el aeropuerto para

trasladarse, ai Palacio de Albéniz, que será la residencia´oficial durante su estancia en (a Ciudad Condaf.

El apretado programa de los Revesen Barcelona comenzó con una visita a la Exposición Cataluña y

Ejército, en ei Salón El Tinell, antiguo Palacio Real Mayor de los Condes-Reyes de Cataluña y Aragón.

Numeroso público congregado en la plaza del Rey acogió a los Reyes con sinceras muestras de afecto.

Don Juan Carlos y Doña Sofía recorrieron detenidamente las dos salas de la Exposición, en la que se

recoge parcelas de la historia de Cataluña, a´través cíe las armas y del arte.

REVISTA NAVAL

A continuación, la Familia Real embarcó en el yate «Azor», que estaba atracado en e¡ puerto de

Barcelona. Desde allí salió escoltado por las corbetas que llevan los nombres de las Infantas Elena y

Cristina —desde las que las hijas del Rey presenciaron el ejercicio^—,, para presidir la revista naval, uno

de los actos rfiás vistosos de los programados con motivo del Día de las Fuerzas Armadas.

Del total de 24 buques de la Armada española que han tomado parte en esta revista naval, veinte de ellos

formaron la línea de revista. .

Figuró en primer lugar el portaaviones «Dédalo», como buque insignia del comandante general de la

Flota, que rindió los honores al pasar a la altura del «Azor» {21 cañonazos) e hizo el saludo a la voz, que

consistió en gritar siete veces «¡Viva España!»

Las restantes unidades, por orden de revista, fueron las siguientes: Transportes de ataque-«Aragón»,

«Castilla» y «Galicia»; fragatas «Baleares», «Andalucía» y «Extremadura»; destructores «Lángara»,

«Churruca», «Blas de Lezo», «Alcalá Galiano» y «Le-panto»; corbetas «Diana» y «Descubierta»;

patrulleros «Laya» y «Javier Quiroga»; submarinos «Narciso Monturiol», «Isaac Peral», «Tonina» y

«Marsopa».

Después de este protocolo y a la voz del buque insignia desfiló en el aire la unidad aérea embarcada en el

«dédalo», que despegó del aeropuerto de El Prat, y fue dirigida desde la torre de control del portaaviones.

Esta unidad está formada por cuatro aviones de la VIII escuadrilla «Matador», cuatro modelos H-CS de la

V escuadrilla-y tres H^CS de la III:

Los antecedentes de estas revistas navales datan de la Edad Media. En los tiempos modernos se considera

como la primera revista naval española la presidida por Isabel II en aguas de Málaga en 1858.

Esta tradición marinera fue reanudada en aguas del Mediterráneo en otoño de 1929 bajo la presidencia del

Rey Don Alfonso XIII; y en ios años 1934 y 1935. El general Franco las presidió en los años 1954, 1966,

1968 y 1971.

La de este año es la tercera revista naval presidida por el Rey Don Juan Carlos.

En Barcelona, que esperaba con expectación la visita de los Reyes;, se respira un ambiente festivo. La

ciudad está engalanada con banderas españolas y catalanas, que ondean hasta en los autobuses

municipales. Desde hace unos días, el muelle del puerto sirve de escenario para dos ensayos de las fuerzas

que intervendrán en la gran parada militar de mañana, domingo. Los barceloneses dedican sus horas de

asueto a visitar las numerosas exposiciones que los tres Ejércitos han situado en puntos claves de la

Ciudad Condal.

FUERTES MEDIDAS DE SEGURIDAD

Ayer quedó instalada la tribuna desde la que el Rey y las demás autoridades presidirán el desfile central

de la celebración del Día de las Fuerzas Armadas.

Esta tribuna se encuentra situada en la Diagonal, junto a la confluencia con la calle Enrique Granados. La

tribuna la componen una cornisa de madera y colgando de ella un recio telón de terciopelo rojo.

Junto a la tribuna, así como a lo largo de la Diagonal —unos tres kilómetros de recorrido— siguen

presentes las Fuerzas de Seguridad, bajo el mando del director general de Seguridad, señor Laína. La

vigilancia se concentra no sólo en la Diagonal, sino en las calles de los alrededores y en los alcantarilla-

dos de las mismas. La Policía Militar patrulla también por la zona.

CALVO-SOTELO CONVERSO CON JORDI PUJOL

BARCELONA. El presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo, y de la Generalidad, Jordi Pujol,

estuvieron hablando solos durante cerca de diez minutos en el aeropuerto de Barcelona, mientras ambos

esperaban la llegada del Rey Don Juan Carlos.

La entrevista informal la mantuvieron paseando por la pista del aeropuerto, algo alejados del resto de las

personas que acudieron a recibir al Rey al pie de la escalerilla del avión.

´

 

< Volver