Celebración del Día de las Fuerzas Armadas. Alfaro Arregui: "Las FAS miramos por el porvenir con gran esperanza". 
 Los Ejércitos reiteran su lealtad al Rey     
 
 ABC.    30/05/1981.  Página: 1, 7. Páginas: 2. Párrafos: 15. 

Alfaro Arregui: «Las FAS miramos el porvenir con gran esperanza»

Los Ejércitos reiteran su lealtad ai Rey y a la Constitución

MADRID, «Las Fuerzas Armadas mirarnos e! inmediato porvenir de la década en que ya nos

encontramos con una gran esperanza», ha dicho e! presidente de la Junta de Jefes de Estado

Mayor,, teniente general Ignacio Alfaro Arregui. «Tenemos,—añade— plena confianza en

nuestro Rey, que es nuestro mando supremo. Estamos absolutamente seguros de su

capacidad de afrontar los problemas que se planteen; no tienen límite nuestra lealtad y nuestra

subordinación a su persona y nuestra fideldad a la Constitución. Y tenemos fe en la Divina

Providencia. Todo elfo fundamenta nuestro convencimiento de que las virtudes de! pueblo

español permitirán a España desarrollar sus extraordinarias posibilidades de convivencia y

progreso.»

Sobre el significado que el presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor da al Día de las

Fuerzas Armadas, el teniente general Ignacio Alfaro Arregui ha respondido, en declaraciones a

Efe:

«El .Día de las Fuerzas Armadas resalta su integración cálida y sincera del pueblo español con

sus Ejércitos. Si esa ¡ntegractón, esa identificación es permanente y cada día más acusada, el

Día de las Fuerzas Armadas —el domingo más próximo a la festividad de Fernando III el

Santo— supone su máxima exaltación una vez al año. Como presidente de la Junta de Jefes

de Estado Mayor me siento en esta fecha, más que nunca, un soldado de los Ejércitos, y como

tal me integro en la solemnidad y la alegría de una fiesta dé la que todos los españoles somos

partícipes.» «Quiero destacar —3Ya añadido a Efe el general Ignacio Alfaro— que entre los

actos del Día de las Fuerzas Armadas brilla con luz propia el homenaje a la bandera de

España, enseña de la Patria y símbolo supremo de su unidad, y de la plena convivencia

nacional.»

«Este homenaje —>iijo después— debe encabezarlo la Institución militar porque sobre ella

recae fundamentalmente su custodia y defensa y el rendimiento de honores cuando procede.

La bandera de "España recoge el amor de toda Fa nación a su glorioso pasado, a su presente

lleno de esperanza y al futuro que hemos de ganar cumpliendo el mandato de la Constitución y

sacrificando egoísmos personales a las exigencias del interés común.»

¿QUE OBJETIVOS SE PERSIGUEN CON ESTAS CONMEMORACIONES?

«La respuesta está prácticamente contestada—señala—. El homenaje a los Ejércitos que

desfilan delante de Su Majestad, mando supremo"de nuestras Fuerzas Armadas y primer

soldado de España, es también el de los Ejércitos a los hombres y mujereds que, sin uniforme

militar, aportan su esfuerzo, cada uno en su profesión-y en sus obligaciones, a la grandeza de

la Patria.»

MiSIONES DE LA JUNTA

Dentro de la cadena de mando militar, teniente general Ignacio Aífaro, ¿cuál es la misión de la

Junta?

«Las misiones de la Junta de Jefes de Estado Mayor están perfectamente especificadas en la

ley orgánica que regula los criterios básicos de ja defensa nacional y de la organización militar,

y que son los siguientes:

• Prestar asesoramiento técnico en la elaboración de la política militar que ha de formular la

Junta de Defensa Nacional.

• Formular y proponer, para su aprobación por el Gobierno, el plan estratégico conjunto,

determinando, dentro de él, el objetivo de fuerza conjunto.

• Ejercer la conducción estratégica de dicho plan y coordinar los planes de los Ejércitos

derivados del mismo.

• Establecer la doctrina de acción unificada.

• Coordinar la regulación de la doctrina militar dejos tres Ejércitos, así como los reglamentos

de empleo táctico, logístíco y técnico precisos para la mayor operatividad de las Fuerzas

Armadas.

«Las dos primeras —señala— destacan por su repercusión en la Institución militar, ya que la

primera, o sea, el asespramiento técnico en la elaboración de la política militar ya a influir en la

organización deS potencial militar, y la segunda, es decir el plari estratégico conjunto, en la

determinación del objetivo de fuerza conjunto (dimensión y volumen de las FAS}.»

«Las tres restantes —dijo— confieren a la Junta de Jefes de Estado Mayor sucesivamente: la

conducción estratégica del plan ex-tratégico conjunto, traducida en tiempo de guerra en la de

las operaciones a nivel estratégico; el sentar las bases de la doctrina de acción unificada para

su utilización por los mandos conjuntosH y, finalmente, la búsqueda de una mayor operatividad

para las Fuerzas Armadas.

 

< Volver