Día de las Fuerzas Armadas. La Academia General Militar de Zaragoza.. 
 "Armas y cuerpos funden nuestro emblema"     
 
 ABC.    30/05/1981.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS

LA ACADEMIA GENERAL MILITAR DE ZARAGOZA

«ARMAS Y CUERPOS FUNDEN NUESTRO EMBLEMA»

«Armas y cuerpos funden nuestro emblema-.»´ Así comienza una de las estrofas del himno de la Acade-

mia General Militar, que responde al-, espíritu que motivó la creación de este centro docente en sus tres

épocas.

El espíritu de Cuerpo, tan necesario en la vida militar, se desbordaba a veces. Sin renunciar a sus ventajas,

se trataba de unificar los criterios de enseñanza y sobre todo de crear un tronco común para todos los

profesionales del Ejército de Tierra.

La Academia General Militar cuenta con tres épocas en su historia. La primera, desde 1882 hasta 1893,

transcurre en el Alcázar de Toledo. La segunda, cuyo director fue el general Franco, se abre en Zaragoza

en 1929, y tras dos promociones la República ordena su cierre.

La tercera i>pccK r.sce CQ" .& pcs;y.:í?rra. .«~r:er. en Zaragoza, y se n;ar:::e~e hasta nuestros días,

aunque se han producido algunos cambios en sus planes de estudios.

La historia

Para acceder a los estudios mediante los cuales, una vez superados los distintos cursos y disciplinas, se

logra el empleo de oficial del Ejército, se estableció en 1882 un centro de formación en el cual se forjaban

cuantos aspirantes querían encuadrarse en las filas de oficiales del Ejército español.

En esa primera época, en el Alcázar toledano se hacía la preparación de todas las Armas y los Cuerpos..

En esta situación se mantuvo hasta 1893, fecha en la cual se pasó al viejo sistema de Academias para cada

Arma o Cuerpo.

Por iniciativa del capitán genera! Miguel Primo de RÍUTU •.-•.:••/.->:- 3 crearse la Acsdsmr: General

ASilitar, afincada esta vez en Zaragoza, y más concretamente en el campo de maniobras de Alfonso XII,

próximo a la ciudad. Su director, Francisco Franco, le dio su impronta personal y fue el autor del

«Decálogo del cadete», código moral que presidió y aún preside la formación de los futuros oficiales.

Esta segunda época terminó con un decreto de disolución dictado por la Segunda República a mediados

de 1932. El centro castrense permaneció cerrado hasta 1940, si bien el primer curso, que acogió a los

cadetes de la primera -promoción, no comenzaría hasta el 15 de septiembre de 1942.

Promociones

Desde esa fecha los cuadros del Ejército de Tierra han pasado por los campos de San Gregorio, donde los

cadetes efectúan-sus maniobras, y por las aulas del vetusto edificio militar. Durante dos años, los futuros

oficiales de Infantería, Caballería, Artillería, Ingenieros, Intendencia y Guardia Civil convivían en la

Academia General Militar para pasar más tarde a las Academias especiales de cada Arma, Cuerpo o

Instituto.

En ios últimos años se realizaron algunas reformas que introducían eí selectivo universitario y

potenciaban ia estancia en la Academia General Militar, aunque en fecha próxima se volverá, con las

correcciones necesarias, al antiguo sistema de examen-oposición, que fue el que sufrieron la inmensa

mayoría de los que hoy son oficiales, jefes e incluso generales del Ejército de Tierra.

Últimamente salió de la Academia General Militar la XXXV promoción de oficiales que ha pasado por

dicho centro docente militar antes de, tras otro año en la Academia especial, incorporarse a las filas de los

cuadros de oficiales del Ejército de Tierra y de la Guardia Civil.

Eliminatorias

Selectivas

Campamento

 

< Volver