Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
 Satisfacción generalizada en Cataluña. 
 Se pide la presencia del Rey en las cuatro provincias     
 
 ABC.    02/06/1981.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Satisfacción generalizada en Cataluña

Se pida la presencia del Rey en las cuatro provincias

BARCELONA (Margarita Saenz Diez, corresponsal). Los temores, las inquietudes, incluso

manifestadas públicamente por el presidente Pujol en el Parlamento Catalán, han dejado paso

al alivio, a la satisfacción. La Semana de las Fuerzas Armadas se ha desarrollado, en su

totalidad, con éxito, pese a quienes hubieran preferido una escalada en la estrategia dé la

tensión. En el Gobierno catalán, en las direcciones de los partidos políticos y, muy

especialmente, en el Ayyntamiento, que ha tenido un notable protagonismo, se evidencia esa

satisfacción; satisfacción que corre pareja a la formulación concreta de un deseo: «La

responsabilidad y.el entusiasmo manifestado por el pueblo de Cataluña a las Fuerzas Armadas

y a la Corona contribuía, sin duda, a despejar ese cúmulo de reticencias y desconfianzas

respecto a. la autonomía catalana que, de forma creciente, se han puesto de manifiesto en los

últimos tiempos. En este sentido, miembros del Gobierno catalán manifestaron a esta

corresponsal que una relativamente frecuente presencia del Rey en Cataluña favorecería el

clima de comprensión de la realidad existente en el Principado. En todo caso, la colocación en

los balcones y en las ventanas de las viviendas familiares de ¡a bandera de España y de la

«senyera» —hecho que se ha producido por vez primera tras la legalización de la bandera

catalana, aunque ambas ondean desde ei principio en numerosos edificios públicos— es

interpretado en los medios políticos de aquí como una muestra más de esa auténtica voluntad

de entendimiento y de trabajo en común. Valga reseñar, además, para quienes temen que la

autonomía catalana desemboque en actitudes favorables al independentismo, que los

defensores de tal proyecto no cuentan ni con el dos por ciento de Jos votos emitidos en cada

una de las sucesivas consultas electorales, Esa nueva presencia del Rey que se desea, y que

e! mismo Don Juan Carlos apuntó en su discurso en el palacio de la Generalidad, reforzaría el

vínculo existente entre las instituciones de Cataluña y la Corona, en el marco de la Constitución

y de la solidaridad con otros pueblos de España, si se concretase además en una intervención

de Su Majestad en el Parlamento catalán, según manifestó a ABC un dirigente político. En todo

caso cabría anotar que la alocución real en respuesta a la bienvenida que le dirigió el

presidente Pujol causó dos pequeñas decepciones en círculos muy próximos al Ejecutivo

autonómico: (a referencia a la «identidad de las regiones», sin mención alguna del término

constitucional «nacionalidad», y la ausencia dé cualquier frase dicha en lengua catalana.

Lengua que sí .utilizó Don Juan Carlos al término del discurso con el que contestó al alcalde de

Barcelona, el socialista Narcis Serra. El Rey, en los corrillos que se formaron durante el

aperitivo, servido el sábado en el Patio de los Naranjos de la Generalidad, o en el coctel que

ese mismo día tuvo lugar por la noche en el palacete de Albéniz, reiteró a representantes de

partidos políticos que acudían a saludarle (a necesidad de actuar con gran responsabilidad,

asegurando, además, que quien no sea demócrata puede marcharse, ya que no tiene cabida

en ese amplio marco plural de la Constitución.

 

< Volver