Intentó simular una acción policial. 
 José Juan Martínez planeó en solitario el asalto al Banco Central     
 
 ABC.    04/06/1981.  Página: 10-11. Páginas: 2. Párrafos: 30. 

NACIONAL

JUEVES 4-6-81

Intentó simular una acción política

José Juan Martínez planeó en solitario el asalto al Banco Central

Una ex empleada del Banco facilitó información a los asaltantes sobre la distribución interior

le había dado Antonio Luis-y del que ya se ha hablado anteriormente.

BARCELONA. La Jefatura de Policía de Barcelona facilitó anoche una nota sobre el asalto al Banco

Central, el pasado 23 de mayo, en la que reconoce el «número uno» que en una primera declaración dijo

que la operación le fue encargada por una persona ultraderechista, en la segunda aseguró que el asalto era

una idea propia. La nota oficial de la Jefatura Superior de Policía dice, entre otras cosas, que de los

interrogatorios efectuados por !a Policía se deduce que los asaltantes fueron once, y uno de ellos huyó

durante, la intervención final de los GEO. Del huido se sabe que ha estado internado en la prisión de

Burgos, por lo que se están realizando las oportunas gestiones para su completa identificación.

Asimismo ha sido identificado Antonio Ma-dolej! Rueda como autor material de la colocación del

comunicado que fue recogido en una cabina telefónica de la calle Bruch, minutos después de que la banda

perpetrase el asalto al Banco. José Juan Martínez Gómez, que se hizo llamar durante el asalto «número

uno», prestó una primera declaración ante la Policía el día 26 de mayo, en (a que manifestó que «el día 15

ó 16 de .marzo.se había .entrevistado en Perplñán (Francia) con un tal Antonio Luis, que se presentó

como de tendencia política ulíraderechista. Antonio Luis le había sugerido realizar «una acción

importante», ofreciéndole por ella, de llevarla a cabo, cinco millones de pesetas y cantidades similares a

los demás participantes en ella. Ef día 26, unas fechas más adelante, volvió á tener un segundo encuentro

con Antonio Luis en Perpiñán, en el que le concretó que la acción consistiría en el asalto a las

dependencias del Banco Central de la plaza de Cataluña, en Barcelona. Habría de tomar como rehenes a

cuantas personas se encontraban allí en esos momentos. Seguidamente haría público un comunicado que

hacía referencia a la solicitud de libertad, a cambio de los rehenes, del general Torres Rojas, el coronel

Sanmartín y los tenientes coroneles Tejero y Mas, que habrían de ser trasladados, en avión preparado al

efecto, desde el aeropuerto de Barajas a la República: Argentina. Idéntico destino habrían dé tener los

asaltantes desde el aeropuerto de El Prat, en Barcelona. El plazo máximo a conceder a las autoridades

para efectuar el canje sería de setenta y dos horas.

«CUERPOS CASTRENSES»

El declarante sería el encargado de buscar a los integrantes del grupo entré gente de su absoluta

confianza. Antonio Luis le había entregado la cantidad de un millón quinientas mil pesetas. Al sugerirle el

declarante la dificultad de obtener armas, el tal Antonio Luis le había indicado ´que él se las

proporcionaría más adelante. Antonio Luis le había indicado en esa entrevista la importancia

fundamental, para el buen desarrollo de la acción, de mantener en todo momento un comportamiento

semejante al de los «Cuerpos castrenses» por parte de todos los integrantes del grupo asaltante mientras

durara la toma del edificio y el secuestro de los rehenes. No habrían de negar ni afirmar la pertenencia a

algún Cuerpo en concreto. El día 15 de mayo, en Barcelona, en la cafetería de El Corte Inglés de la plaza

de Cataluña, se reunieron el declarante y Antonio Luis, quien le entregó un maletín de color marrón,

asegurándole que en él se encontraban las armas solicitadas. También declaró el detenido que,

igualmente,, le. hizo entrega del texto del comunicado que debería dar a conocer una vez que hubiera

tomado el Banco, a la vez que te exigía que la operación se realizase, inexcusablemente, el día 23 del

corriente mes de mayo. El declarante contaba con varias personas para realizar esta acción. A todas ellas

les había hecho -ver que el principal motivo era el atraco al Banco Central y que ai hacer creer a la Policía

y a la opinión pública que se trataba de una «acción política», exigiendo la libertad del teniente coronel

Tejero y de sus compañeros, les sería más fácil conseguir su objetivo. El pasado día 22, hacia las

dieciocho horas, se reunieron en - el bar Miguel, en la calle Almirante Isada, de Barcelona, todos los

integrantes del «grupo», con el fin de estudiar los últirrtos detalles para .realizar el citado asalto al día

siguiente. Hacia las nueve horas del día 23 se reunieron en las inmediaciones de la plaza dé Cataluña.

Previa distribución por parte del declarante de las armas, irrumpieron en la oficina principal del Banco

Central, tomaron como rehenes a las personas que allí se encontraban y se dio lectura al comunicado que

al no acceder las autoridades a su petición, los asaltantes persistieron en su actitud, hasta que la Policía

penetró en la entidad bancaria treinta y siete horas más tarde.

INFORMADO POR UNA EX EMPLEADA DEL BANCO

Al conocer esta declaración del denominado «Número Uno», la Policía inició intensas gestiones para

intentar la identificación del tal Antonio Luis, sin resultado positivo hasta el momento. Estas gestiones se

han realizado en colaboración con la Policía francesa. En su segunda declaración, realizada el pasado

domingo día 31 de mayo, Martínez Gómez asegura que toda su declaración inicial había sido falsa y que

el asalto al Banco Central no le había sido sugerido por nadie, sino que era idea propia, desarrollada, y

dirigida por él en colaboración exclusivamente con José María Cuevas, que resultó muerto en el asalto de

los GEO. Martínez Gómez, en esta segunda declaración, explicó los hechos del siguiente modo: Desde

hace tiempo pensaba atracar la en-tidad bancaria y diseñó la operación de asalto cuando obtuvo de la ex

empleada delBanco Julia Cabrera Baños, que había causado baja un año antes, abundante información

sobre la distribución interior, las cajas fuertes, la ubicación´de los despachos, etc:, del Banco. Esta

información del Banco es entregada por Martínez Gómez a Carmen Dedeu Solé, quien la guardó en su

domicilio. Una bolsa en que se contenía esa información fue enviada, después del asalto,- por la propia

Carmen Oedeu a su amigo Manuel Martí Rey, quien al sospechar que los informes y planos que se

contenían en el envío podrían habersido utilizados en la preparación del asalto al Banco se presentó

voluntariamente ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona la tarde del día 27, para hacer

entrega de la documentación. De acuerdo con el plan elaborado por Martínez Gómez y Cuevas, se. trataba

de penetrar en el Banco, de secuestrar a cuantas personas se hallaran en su interior y de hacer llegar a

continuación a la opinión un escrito en el que se exigiría la liberación de varios militares implicados en

los sucesos del 23 de febrero. Según el mismo pian,- en ningún momento se pensaba utilizar el avión que

se exigía para su traslado a la Argentina. .Lo previsto era que, mientras se disponía, tal salida, se

produciría la fuga, con el dinero producto del atraco, por el alcantarillado, tras haber practicado un

orificio en el ´suelo o en las paredes del Banco. Para realizar este orificio, Martínez Gómez y Cuevas

adquirieron el 29 de abril, en una tienda de la calle Londres, de Barcelona, una máquina de taladrar y

varias brocas con las que perforar hormigón armado. La Policía ha recuperado la factura dé tal compra.

Los asaltantes, sin embargo, no pudieron abrir ef túnel por tratarse de un muro de piedra, y no de

hormigón, pese a lo cual intentaron ja perforación, sin conseguir horadar más que unos pocos centímetros

antes de que los «geos» penetraran en el Banco. Martínez Gómez,-según sus propias declaraciones en el

interrogatorio, esperaba que las autoridades policiales se centrasen en previsibles manifestaciones y

graves alteraciones del orden público que pudieran seguir a sus exigencias de canje de rehenes por

implicados en los hechos del 23 de febrero. Esto les daría facilidades.para realizar la fuga prevista con la

mayor cantidad posible dé dinero, a través del alcantarillado. La propia Julia Cabrera había sido la per-

sona´ que facijitó información al «número uno» sobre la red de saneamiento de la zona en que: se hallaba

ubicado el Banco.

APARENTARON SER MAS

La financiación de la operación, según esta declaración de Martínez Gómez, corrió exclusivamente a su

cargo. En la actualidad tiene abierta, una cuenta corriente en Suiza, con sesenta mil .dólares obtenidos en

varios atracos perpetrados en Francia. Recientemente había adquirido una parcela en San Felíu de

Guixols, con un chalé a medio construir. Según ias declaraciones de los asaltantes, se puso especial

interés, a lo largo de la operación, en aparentar ser más de los que en realidad. eran, y por transmitir en

todo momento la idea del carácter militar de los autores del asalto. Durante las treinta y siete horas del

asalto explicaron los trabajos de perforación para abrirse paso hasta la alcantarilla como apertura de

huecos en los que colocar explosivos que activarían en el caso de que entrase la Policía. Han sido

intervenidas a los asaltantes nueve:. pistolas; de ellas, cinco marca Astra; tres, marca Llama, y una, Star,

más una metralleta Stein, un revólver Winchester 34 y otro Colt especial 38. Sólo ocho de estas armas

tienen número de fabricación, borrado en las restantes^ De las numeradas, dos pertenecían a los servicios

de vigilancia del Banco. Otras dos habían sido robadas, una a un médico y otra a un oficial

norteamericano De las investigaciones policiales se concluye también que el «número uno» habta dirigido

el pasado marzo el atraco del Banco, Hispano Americano de Barcelona, junto con otros cinco asaltantes

del Banco Central. En este atraed anterior se apreció que los autores utilizaban para comunicarse úri

orden numérico en lugar de nombres propios. Dos miembros de la misma banda de atracadores, Francisco

Domínguez Martín y Juan Manuel Quesada Jijaba, fueron autores el año pasado de un túnel que

terminaba debajo de una sucursal de la Banca Jover, también en Barcelona. En este; hecho estaba también

implicado Martínez Gómez, quien en aquella ocasión consiguió huir. Otra perforación de ´la que es autor

este grupo de asaltantes es hallada en un piso bajo ubicado en la calle de Casanova, de Barcelona, que

había sido alquilado por José María Cuevas, el asaltante muerto. El hoyo, dé .dos metros y medio de

ancho por uno de largo, conducía a una galería de metro y medio en la que se halló un revólver, una

pistola, numerosos documentos nacionales de identidad y material apropiado para construir la excavación.

Según parece, deducirse de las declaraciones de los detenidos, éste túnel se quería utilizar para ocultar

armas y dinero procedente de los atracos, y podría prolongarse hasta la red de alcantarillado próximo,

En la actualidad continúan las investigaciones policiales para determinar otras posibles responsabilidades,

y en concreto, para localizar y detener a los implicados aún no detenidos el asaltante fugado,

Los detenidos, en unión de las armas y efectos intervenidos, así como las diligencias instruidas, han sido

puestos a disposición de la Audiencia Nacional.

 

< Volver