Mientras en Córdoba se detiene a tres comunistas por los sucesos del domingo. 
 En Sevilla la izquierda apoya la posible dimisión de Escuredo     
 
 Diario 16.    05/12/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Mientras en Córdoba se detiene a tres comunistas por los sucesos del domingo

En Sevilla la izquierda apoya la posible dimisión de Escuredo

La izquierda andaluza está de acuerdo y apoya la decisión de Rafael Escuredo, presidente de la Junta de

Andalucía, de dimitir si el referéndum autonómico no tiene lugar el 28 de febrero, según la palabra dada

por Suárez.

Mientras esto ocurría en Sevilla, en Córdoba Fuerza Nueva anunciaba una querella contra el alcalde

comunista de la ciudad, Julio Anguita, al tiempo que tres compañeros de partido del edil eran detenidos,

parece que en relación con los hechos del domingo.

Sevilla (Corresponsal) — La decisión del presidente de la Junta, Rafael Escuredo, de dimitir de su cargo

como máximo representante del ente preautonómico en caso de no celebrarse el referéndum andaluz

autonómico en la fecha prevista del 28 de febrero, ha sido favorablemente acogida por los partidos de

izquierda y por determinados sectores centristas, según impresiones recogidas ayer en Sevilla por

DIARIO 16.

El líder del PSA, Alejandro Rojas Marcos, declaró anoche que su partido elogiaba la actitud personal de

Rafael Escuredo, calificándola como de «verdadero servicio a Andalucía», al tiempo que anunció la

presentación en la Junta de Portavoces del Congreso de una moción de su partido solicitando del

Gobierno que la convocatoria del referéndum andaluz sea realizada mediante el correspondiente decreto-

ley.

Un portavoz del comité regional de la Federación Socialista de Andalucía (PSOE) manifestó a este

periódico que las dificultades surgidas en el proceso autonómico andaluz se debían a una maniobra

gubernamental para desviar tal proceso a la vía prevista en el artículo 143 de la Constitución.

«Nosotros —añadió la misma fuente— abandonaríamos la Junta de Andalucía si el intento de UCD

prosperase, al tiempo que ejerceríamos toda clase de presiones a través de nuestros Ayuntamientos y

Diputaciones en Andalucía.» «Queremos añadir —continuó—que al igual que Suárez no puede visitar

Euskadi, tampoco podría hacer lo mismo en Andalucía, a no ser que viniera con una fuerte escolta

policial.»

Rojas Marcos se refirió en una rueda informativa celebrada ayer de que la dialéctica centralismo-

andalucismo se está dando en el seno de los grandes partidos como UCD y PSOE. «Si Escuredo contara

con el verdadero apoyo de su partido —indicó- no tendría que anunciar ahora su dimisión.»

Replanteamientos de UCD

Manuel Fombuena, senador centrista por Sevilla, manifestó que «en caso de que no se celebrase el

referéndum en el día señalado, los andalucístas de UCD tendríamos que replantearnos nuestras posiciones

personales en el seno del partido». Fernando Soto, secretario regional del PCE, aun valorando

positivamente el anuncio de dimisión del presidente de la Junta, insistió en que lo verdaderamente

importante «es la respuesta unánime dada por el pueblo andaluz el pasado domingo».

Máximos representantes del PSA y del PSOE andaluz coincidieron en señalar a DIARIO 16 que «el

presidente Suárez intenta crear una situación radicalizada en Andalucía semejante a la del País Vasco a

fin de adjudicarse el voto del miedo».

Por último, hay que subrayar que desde la noche del domingo pasado todas las sedes de los partidos

políticos en Sevilla se encuentran custodiadas por miembros de la Policía Nacional, ante el temor de que

pudieran producirse atentados de carácter ultra.

De otro lado, y según datos facilitados por fuentes oficiales en Madrid, la cifra total de personas que el

pasado domingo se manifestaron en Andalucía osciló entre 90.000 y 120.000, que dista mucho de las

cifras facilitadas por los partidos convocantes, que informaron sobre 600.000 y un millón.

 

< Volver