Absentismo de Oliart     
 
 Diario 16.    11/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Absentismo de Oliart

La incomparecencia de Alberto Oliart á la sesión parlamentaria en la que debía explicar ante la Comisión

de Defensa el actual estado de las investigaciones en torno al intento de golpe de Estado, es coherente con

la imagen absentista que por ahora enmarca su gestión ministerial. Era mucho lo que se esperaba de él

como ministro de Defensa, pues no en balde es la suya una de las personalidades intelectualmente más

atractivas de nuestro retablo político, y tal vez por eso exista este ara de decepción. Desde la perspectiva

del observador neutral, Oliart ha quedado totalmente sumergido en un océano de burocracia y uniformes

—ni uno solo de sus colaboradores es civil— sin llegar a asumir nunca el relevantísimo papel propio del

titular de su cartera, homólogo al de quien marca el rumbo en el Pentágono. La única manera de superar

de verdad él trauma del 23-F consiste en descubrir a todos los implicados y castigar a todos los culpables.

Lo que ayer deseaba nuestra izquierda parlamentaria no era —por lo demás— sino una aclaración por

parte de Oliart de aquellas dudas sembradas por él mismo ante el Pleno de la Cámara. ¿Qué se hizo —por

ejemplo— de aquellas pesquisas en torna al papel de más de un centenar de civiles con relación a la

conjunto.

Como bien apuntaba ayer un colega a propósito del caso de Almería, el hecho de que exista un

procedimiento judicial en marcha no libera al Gobierno —y menos en tan vital asunto— de sus

responsabilidades.

 

< Volver