El ministro de Defensa, ante la correspondiente Comisión del Congreso. 
 Oliart no conoce a los integrantes del colectivo "almendros"     
 
 ABC.    12/06/1981.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

VIERNES 12-6-8!

NACIONAL

ABC/7

El ministro de Defensa, ante la Comisión correspondiente del Congreso

Oliart no conoce los integrantes del colectivo «Almendros»

MADRID. El ministro de Defensa^Alberto Oliart, compareció ayer ante la Comisión correspondiente del

Congreso de los Diputados, para responder a diversas preguntas que le fueron formuladas en su día por

los parlamentarios. Es la primera vez que el señor Oliart acude a esta Comisión desde que es titular de la

cartera de Defensa. Antes de responder a la primera pregunta . el ministro se disculpó por no haber

comparecido ei miércoles ante !a Comisión, ya que, según dijo, nadie le había invitado a ello y

simplemente se debatió la -procedencia de su comparecencia. Dijo que él está dispuesto a ir a la Comisión

siempre que sea necesario y que, respecto a informar sobre los sucesos del 23 de febrero, dado que el

sumario pasará pronto al Consejo Supremo de Justicia Militar, no le parecía oportuno dar otra versión

sobre los mismos. Luis Solana argumentó en su primera pregunta que el diario «El País» había publicado

hace más de un año una información, en la que se decía que los servicios secretos españoles acusaban a

influyentes periodistas —entre ellos Juan Luis Cebrián, director de este periódico— de colaborar con ios

servicios de la KGB. El ministro dijo que de los servicios dependientes del Ministerio-- de Defensa no

había salido ninguna información relacionada con ia acusación contra esos periodistas que él había

solicitado información sobre el tema y que no la había. Respecto el proyecto Faca para la compra de 144

aviones de combate,´ por un valor de más de 200.000 millones dé pesetas, el ministro dijo que surgió por

la necesidad de sustituir los Phantons y los F-4, que habían quedado obsoletos. - Señaló que se habían

estudiado tres tipos de aeronavesf-el Mirage, que fue desechado por no depender exclusivamente de

Francia; el Tornado, que se prescindió de él por razones de eficacia y de precio, y que !a elección

quedaba, pues, entre el F-16 y el F-18t de fabricación norteamericana. Debido a la situación económica

—añadió— y al posible ingreso de España en la OTAN, el proyecto está frenado, debido a ,que, hasta el

año" 1985, no habrá un presupuesto completo para la operación y a que se estudia la posibilidad de que, al

ingresar en la Alianza Atlántica, podemos adherirnos a la construcción del caza europeo. Nú obstante —

precisó— se estudia también la posibilidad de sustituir exclusivamente los Phantons y los F-4.

A la tercera pregunta de Luis Solana, referida a una reunión de miembros del grupo centrista con jefes

militares para recabar información sobre la OTAN, ét señor Oliart respondió que, siendo vicepresidente

del Gobierno e! teniente general Gutiérrez Mellado, «nos invitó a comer a mí y a varios miembros del

grupo de ÜCD con el general Munilla y Otros jefes militares». «Tras el almuerzo, nos hicieron un

informe sobre la OTAN, basado en la tesis que acababa de terminar ei comandante Lobo sobre las

perspectivas y costes del ingreso de nuestro país en la Alianza Atlántica.»

EL COLECTIVO «ALMENDROS»

Otras dos preguntas destacables de la sesión fueron Jas formuladas por el parlamentario del grupo

comunista, Simón Sánchez Montero, relativas a los artículos publicados en e! diario «El Alcázar» por el

colectivo «Almendros» y al qué también publicó en el mismo diario el teniente general Fernando de

Santiago, titulado «Situación límite». El ministro respondió que ét no podía hablar más que de aquello de

lo que tiene pruebas concretas para defenderlo, y bajo esta premisa le respondió al señor Sánchez

Montero que rio se conocen los integrantes del colectivo «Almendros» como para poder dar sus nombres

y apellidos: que los tres artículos fueron enviados al fiscal general del Estado, quien ha formulado la

correspondiente querella y, además, se han incluido en el sumario por el intento de golpe de Estado del 23

de febrero. Es lo que puedo decir —añadió el ministro—, y seguimos con las investigaciones sobre las

personas que puedan formar este colectivo. Simón Sánchez Montero no se consideró satisfecho con la

respuesta del señor Oliart, y le preguntó .que qué investigaciones se habían hecho para averiguar la

identidad del colectivo, y se lamentó que los servicios secretos no hubieran podido descubrirlo hasta

ahoté. El ministro de. Defensa le respondió que le sorprendía que creyera más en los servicios secretos

que en la judicatura. - N . Sobre a pregunta del artículo publicado por el teniente general de Santiago y

Díaz de Mendi´vil, a principios de febrero el señor Oliart respondió que la fuerza de la democracia es que

tiene que admitir opiniones contrarias a ella.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN LAS FAS

El parlamentario socialista José Miguel Vicente preguntó al ministro sobre la adaptación de la normativa

actual sobre libertad de expresión y actividades políticas y sindicales de los componentes de las Fuerzas

Armadas. El ministro respondió que la libertad de expresión en las Fuerzas Armadas es necesario

adaptarla a la situación actual, después de haberse regulado en el real decreto 10 del año 1967: Una vez

que entraron en vigor —dijo el ministro— la Constitución y las reales ordenanzas, esta adaptación es aún

más necesaria y en estos momentos se está estudiando ei tema al aifiparo de la legislación comparada.

A continuación, el diputado del grupo socialista de Cataluña, Julio Busquéis, preguntó al ministro sobre

una conferencia en la Academia de Infantería de Toledo, en la que, a su juicio, se vertían conceptos en

contra del régimen vigente en España. La conferencia fue pronunciada por el jefe de estudios de la

misma, coronel Gastón, y dio origen á que el diario francés «Liberation» recogiera esta charla en una de

sus ediciones. El ministro respondió que tenía el texto de esa conferencia, en la que se dijeron muchas

cosas que a él no le gustaban, pero que, en su conjunto, no era subversiva, ya que en la misma defiende la

neutralidad de las Fuerzas Armadas, aunque justificó "su intervención cuando e! proceso político pueda

llegar a un rompimiento de la Patria. Finalizada ia intervención del ministro de Defensa, la Comisión pasó

a estudiar el segundo punto del orden de! día, con el dictamen del proyecto de ley de gasificación de

mandos y ascensos en régimen ordinario para los militares de carrera del Ejército de Tierra. El proyecto

fue dictaminado con apenas modificaciones respecto al texto elaborado por la Ponencia. En et articulo

número 11 se introdujo la reforma de que los coroneles clasificados en aptitud para mandos superiores,

que a los seis años no hubieran ascendido a general de brigada, pasarán a la situación de reserva activa en

vez de a la situación sinnúmero que establecía el informe. El artículo 13 del proyecto regula que los

generales pasarán a la situación de reserva activa de la siguiente manera: a los cuatro años de permanecer

en el cargo de general de brigada, a tos ocho´años de haber permanecido en el de general de brigada y de

divi-; sión, sin que puedan permanecer más de cinco en este último, y a ¡os doce años entre los empleos

de general de brigada, general de división y teniente general, sin que puedan permanecer más de cinco

años en esta último.

 

< Volver