Autor: Fernández-Rúa Plasencia, José María . 
 El Congreso aprobó dos importantes proyectos de ley. 
 El rejuvenecimiento de las Fuerzas Armadas es ya un hecho     
 
 ABC.    18/06/1981.  Página: 1,5. Páginas: 2. Párrafos: 17. 

El Congreso aprobó dos importantes proyectos de ley

El rejuvenecimiento de las Fuerzas Armadas es ya un hecho

Aprobados nuevos sistemas de ascensos y tiempos de permanencia en los empleos

MADRID (José María Fernández-Rúa). El rejuvenecimiento de las Fuerzas Armadas es ya un hecho. El

Congreso de los Diputados aprobó ayer tarde, en sesión plenaria, y de forma definitiva, el proyecto de ley

de creación de la situación de la Reserva Activa y fijación de las edades de retiro para el personal militar

profesional. También dictaminó ei proyecto de clasificación de mandos y ascensos en régimen ordinario

para los militares de carrera del Ejército de Tierra. Sin embargo, hay que resaltar que el polémico artículo

4.° de la Reserva´Activa,,en su. apartado 1 -d), vuelve a tener la redacción primitiva. Es decir, que «por

decisión de) ministro de Defensa, .previo informe del Consejo Superior correspondiente, o de éste, previo

informe de la Junta de Clasificación, en los términos que el ministro le delegue», se producirá, entre otras

causas, el pase a la situación de ¡a Reserva Activa. Y- se ha aprobado esta redacción —el Senado había

.modificado el texto— porqué no había suficientes diputados del partido del Gobierno en el hemiciclo en

el momento de producirse la votación. No obstante, hay que subrayar que este precepto—según ha podido

saber ABC en fuentes solventes— no tiene trascendencia, ya que la facultad del ministro en un Estado de

Derecho, es con referencia a una ley, y en este caso concreto tiene que ser oída previamente la Junta de

Clasificación. Al igual que sucedió el día 2 de mayo pa-sado, UCD perdió ésta votación por ausencia de

diputados. En el momento de producirse Ja votación de esta enmienda del Senado se re gistró un empate a

117 votos. El presidente de la Cámara, Landelíno LaviHa, ordenó que se realizase una votación de

verificación. Realizada ésta, se contabilizaron 100 votos a favor de la enmienda del Senado, frente a 108

en contra. UCD y Coalición Democrática votaron afirmativamente, y e! resto de los grupos

parlamentarios del Congreso lo hicieron en contra.

EDADES DE RETIRO

A tos pocos segundos de registrarse esta nueva votación, por las distintas puertas de acceso al hemiciclo

entraron dos ministros y una docena de diputados centristas. Si hubieran estado presentes a la hora de la

votación, la enmienda del enado habría salido adelante. Luego se aprobó el resto de las enmiendas que

había introducido la alta Cámara ,en este proyecto de ley. Entre las más importantes figuran las edades de

retiro de los oficiales .generales. Será a los sesenta y cuatro años para los tenientes generales y almirantes;

sesenta y dos para los generales de División y vicealmirantes, y sesenta para los de Brigada y

contraalmirantes. El texto aprobado la primera vez en el Congreso establecía estas edades en sesenta y

tres, sesenta y uno y cincuenta y nueve, respectivamente. Esta ley, independientemente de la fecha de su

publicacin en el«Boletín Oficial del Estado», tendrá efectos desde el 1 de enero de 1981, excluyendo la

retroactividad de los efectos económicos´hasta la fecha de su definitiva entrada en vigor. El tema de las

edades de retiro de los oficiales generales fue duramente criticada por el socialista Luis Solana, quien

señaló: «El Senado tiene fama de ser una Cámara conservadora, y esto es porque UCD tiene mayoría. La

enmienda que se ha aprobado es totalmente regresiva, y se ha perdido la oportunidad de rejuvenecer a las

Fuerzas Armadas.» En nombre del Grupo parlamentario Centrista, el portavoz de la Comisión de

Defensa, Blas Camacho Zancada, replicó que el Senado es la Cámara de la reflexión y que el

rejuvenecimiento de las Fuerzas Armadas hay que comprenderlo en esta ley, pero en su totalidad.

NUEVOS SISTEMAS DE ASCENSOS

El otro proyecto de ley —clasificación de mandos y ascensos en régimen ordinario para los militares de

carrera del Ejército de Tierra— también fue aprobado por el Congreso, aunque se registraron debates

entré los dos principales partidos con representación parlamentaria. Estos dos textos se complementan

con el de reorganización de las escalas especial y básica del Ejército de Tierra, que será dictaminado en

septiembre. La ley de Clasificación de Mandos y Ascensos en el Ejército de Tierra estabfece los

principios básicos que fia de regir el sistema de ascensos de los cuadros de mando de las diferentes

escalas del Ejército de Tierra. Está basado en la necesidad de remodelar el sistema actual, que se

fundamenta exclusivamente —pero con la excepción de los ascensos a los diferentes empleos de

general— en el puesto del escalafón obtenido a la salida de las Academias Militares, junto con la fecha de

nacimiento de cada oficial o jefe en relación con la de aquellos que le preceden en el escalafón. El Grupo

parlamentario Socialistas Vascos, por medio de Enrique Múgicá, intentó sin éxito la devolución del citado

proyecto de ley al Gobierno, por entender que carece de criterios unifieadores y de dimensión

totalizadora, ya que —argumentó el señor Múgicá— no homologa a los- tres Ejércitos de la misma

manera. El portavoz socialista insistió en su conocida tesis de separar a la Guardia Civil deLEjército de

Tierra. «Hay una ley orgánica ´ respecto— nos gusta que se trate a esta institución en temas relativos al

Ejército de Tierra.» Después de que el -señor Bergasa (UCD) se opusiera a la^ enmienda a la totalidad se

sometió a votación la pretensión socialista, que fue rechazada por 152 votos en contra, 107 a favor y 10

abstenciones. Seguidamente los señores Bueno de Vicente (PSOE), Sánchez Montero (PCE) y- Busquéis

(Socialistas de Cataluña) consumieron amplios turnos para defender las enmiendas que sus respectivos

grupos habían presentado a los distintos artículos de la ley.

POLÉMICA SOBRE LA LEGIÓN

Únicamente prosperó una enmienda que defendió José Miguel Bueno de Vicente, y qué, entre otras cosas,

dice que los informes reglamentarios de clasificación serámelabora-dos por tres generales o jefes con

empleo inmediato superior a los clasificados. El señor Bueno de Vicente intentó, también sin conseguirlo,

que se homologasen —según dijo— todas las Fuerzas Armadas, incluyendo a la Legión, «cuyo sistema de

reclutamiento —puntualizó— consideramos que es de la época colonial. No estamos en contra de la.

Legión, pero es inadecuado deslindarla de las Fuerzas Armadas». Arturo Moya, diputado centrista que

actuó como portavoz en este proyecto de ley, puso de relieve en una exposición clara y concisa que ha

quedado garantizada la objetividad en la clasificación de las escalas para ascensos, al tiempo que

subrayaba que la Guardia Civil es, para la Unión de Centro Democrático, un Cuerpo del Ejército de

Tierra. Respecto de la Legión, Arturo Moya recalcó que este Cuerpo reúne unas características peculiares,

y entre ellas figura el que se ajusta a sus necesidades operativas, tácticas y de desarrollo de sus funciones.

Los debates finalizaron después de rechazarse una enmienda del PSOE que pretendía suprimir los

empleos en el Cuerpo eclesiástico. En este punto, Gregorio Peces-Barba anunció que se había aprobado

un texto anticonstitucional, :con tres votos de diferencia, y que si no se modificaba en el Senado su grupo

presentará el correspondiente recurso dé inconstitucionalidad.

RECONVERSIÓN INDUSTRIAL

Seguidamente, y sin debate, fueron aprobados dos convenios y tratados internacionales: el relacionado

con el convenio sobre los transportes internacionales por ferrocarril y el relativo al convenio internacional

sobre el aceite de oliva de 1979. Por último, se aprobó la convalidación del real decreto-ley -sobre la

reconversión industrial. En la presentación del decreto, el ministro de Industria, Ignacio Bayón, afirmó

que los verdaderos protagonistas de esta reconversión han de ser las empresas y el papel del Estadp es el

de neutralizar los costes del reajuste.

 

< Volver