Tres militares, entre ellos el compañero de Tejero en la "Operación Galaxia". 
 La policía desarticula un operación golpista en la víspera del santo del Rey     
 
 El País.    24/06/1981.  Página: 1, 15. Páginas: 2. Párrafos: 15. 

Tres militares, entre ellos el compañero de Tejero en la "Operación Galaxia", y cuatro civiles, detenidos

La policía desarticula una operación golpista en la víspera del santo del Rey

El Ministerio del Interior ha detectado en los últimos días que la trama golpista aún no desarticulada

podría llevar a cabo próximamente algún intento desestabilizador coincidiendo con la onomástica del rey

Juan Carlos, que se celebrará hoy, según supo EL PAÍS de fuentes gubernamentales de toda solvencia. La

reacción inmediata del Ejecutivo ha sido proceder al arresto y detención de tres militares de graduación y

cuatro civiles, todos ellos, a juicio dé las citadas fuentes, posiblemente implicados en los citados

preparativos desestabilizadores. Los tres militares arrestados son el coronel de Infantería diplomado en

Estado Mayor Ricardo Garci-torena Salta, el coronel de Ingenieros Antonio Sicre Canut y el comandante

de Infantería Ricardo Sáenz de Ynestrülas. El coronel Garcitorena estuvo implicado, al parecer, en un

suceso protagonizado en la sede del Gobierno Militar de Madrid la noche del 23 de febrero que aún no ha

sido aclarado. y el comandante Sáenz de Ynestri-llas fue procesado y juzgado por su participación, junto

con el teniente coronel Tejero Molina, en los preparativos de la Operación Galaxia. Los civiles detenidos

son Luis Sicre Canut, hermano de uno de los dos coroneles arrestados, María Concepción Villagrasa y

María de la Paz Pérez Nieto. Fuentes solventes indicaron que Ángel Palomino (hijo del escritor) prestó

también declaración ante el juez. Sin embargo, su padre afirmó anoche a Efe que su hijo no había sido

retenido y que se encontraba en Palma de Mallorca. Estas cuatro personas fueron llamadas a declarar,

junto con los tres militares ya citados, ante la Jefatura Superior de Policía de Madrid, previa petición del

ministro del Interior, Juan José Rosón. Los militares pasaron posteriormente a la jurisdicción militar por

orden del capitán general de Madrid, y anoche estaban siendo interrogados por un juez especial,

nombrado en este sentido, en la sede del Gobierno Militar de Madrid. Las primeras declaraciones

prestadas por estas siete personas fueron hechas ante funcionarios de la Brigada Regional de Información.

Medios gubernamentales se mantenían anoche bastante reservados a la hora de facilitar información sobre

aspectos concretos dé este probable nuevo intento, desestabilizador. La Jefatura Superior de Policía

facilitó una nota oficial en la que se precisaba que se está desarrollando una serie de investigaciones en

torno a las actividades de la extrema derecha el pasado fin de semana en Madrid (explosión de una bomba

en la calle de Barceló y el asalto a un colegio de educación general básica), y añadía que estos hechos,

«así como otras actividades que se investigan en sectores de extrema derecha, han determinado la

presentación en dependencias policiales» de los tres militares y los cuatro civiles antes citados.

Nombrado un juez especial para los tres militares arrestados

La policía investiga recientes actos de la extrema derecha

La detección de eslc probable nuevo intento dcscstabili/ador podría partir de la explosión de una bomba

en la confluencia de lascattes de feuceiay Fuencarraldc Madrid, y de unas reuniones que venían

celebrando, al parecer, los detenido.. La bomba hizo e*plo-sión en el preciso instante que el joven que la

transportaba, el mi-lilante de Fuerza Joven (rama juvenil de fuerza Nueva) Jote Luis Cuadrado, trataba de

colocarla en una papelera. E] citado ¡oven. que resultó herido por U e« plosión, fue detenido por la

policía. Entre loi objeto* que llevaba consigo ve encontraban uní» folio» con instrucciones para lan/ar

rnrtrlrt mnlvim y unas llaves secretas A cite suceso, de claro matiz terrorista, habría que añadir el asalto

perpetrado al colegio de Educación General Bastea Estado» Unidos de América, ocurrido en la noche del

jueves pasado Un grupo ultra aún no identificado arraso varias aulas del centro y pintarraje/) ^rineramcnie

l>« retratos del Jefe i)el Estado La policía, en la misma operación que ha desembocado en Ij detención de

los trcí militares y los cuatro civiles antes citados, intentó que compareciera en combarla el abogado Justo

Maestre Arnáu. defensor de uno de los procesados por su «Bphcaoóo en e¡ fallido golf* del ?t Ar írtxrro.

en este caso e! teniente de ta Guardia Civil Pedro Izquierdo Siochci EJoU¿o abocado se oefó a ver

traslado a la Jefatura Superior de Pohcía y »e poso ea contacte para ««neniarle k> socedi-do con ti decano

dei Colepo de Abogados de Madrid. Ancón». Pedroí Ríus. ÍJ´J«B. a so vet estableció comunicación con el

dt-rctlor de U Sezundad del Estado. Francisco Lama. La pvtxia fao-bl¿ una nou sobre este snoáeaie. en la

que ponía de mjnif.ru/3que a Maestre se le habia «armado a comparecer ea la* dependencias de ta

Jefatura Superven de Madrid con el fin de preguntarte sobre su posible relación con los sucesos

producidos dorante el fin de «emana* (bomba de la cajk de Ba/cetó y asalto aJ cviepo de F.GB). La nota

aAadií qtte. .vista U netatrva a tat invitación, ve le ha requerido oficialmente para ^uc cíífnpare/ca».

f^ic pcTxxi>co supo que jran paílc de los abogados Je Vn tai-plicados en el fallido golpe dr

E.stado cclebrarcm una reunión a Les SKIC de la tarde en el despacho de uno de éstos Fji 1a reunión,

nueve abogados decidieron presentar una denun-tja en ei juzgado de guardia por el intento de detención

de justo Maestre Poco después, hacia las ooce de la noche. Maestre acudió a la Dirccoón de la Segundad

del L*t»do. donde se le había requerido por escrito «para un asunto Je su ínteres».

Fn cuanto a la detención de los tres miUtares y los cuatro civiles. ve supo también aver que hubo una

reunión en el Ministerio de IVfensa a La que asistieron el n-tulir del departamento, el jefe del Kslado

Mayor del Ejército, teniente tener al Gabeiras Montero, y el captun general de Madnd. límente general

Quintana I arcací En ella probablemente ve deodio el nombramiento del |uc/ especial (al parecer un

general del Eferovo) Los arrestos de los coroneles Ganalorena y Sicre Canuí y del comandante Saen.2 de

YncUr&ai fueran BcvadcK a ca-bc> por d vejuo^o jefe de F-vtado Mayí>f >Je 1a 1 Reevón MiliUr.

corooel Aníllelos Miranda. Dos Je estos tres militares ve erscucntran CtestjriadrA en ci G>i- hiertvo

Vtüfjí tir NAkiniJ Sctra- coroncí en í*^9, v «Je Saeiu de YncMnSu&. aoaxa&aeaae advento al

neeocEis3o >ie coelabilxjid y ¿vunio-t íe»era^ei i3el citado orKtnv» rm»;r >,r Saotí de Yi>c«ri-llis csu

rcAttfai>^> a» curso de ruso en Ea EJWJ>Í» FVJjle-caiCi dcJ Ejército El ocoood Garcuoreiix por su

pane, e» ra U adaabdad a>i>Jjjite ¿e a2 jeenera! en la reserva. Otra iíe b» f«r>oauts a las que. al parecer,

asaestt U pobcia prc-ítntar ea c«>3Xivaria para que preste ttec£a»CKa o el ceofav-cisla J>»é Asaltas»

\vsacp>. ex di-ngente ¿e Fierra Naoonal del Trabajo Mi.s-ácíaio ¿e Faerza Suena) y ea la a>nmalKlad jefe

nacional «ir AÍO>I Sa>cbca]>sta Saaoaai >ieJ Trifca^o Asviero. al que se le coauxlm 3«s próunvo a José

Aaeoox> Gwíva. dcdaró ayer en Malaca. £oi*dc se encuentra, qnc carecía de fundamento ta acoca 5-ar

fvaaoourvos del Ctierp*> Seapencr de Pobcij estaban rca^3xa3»¿c> ea tat ica&e-diacione^ >Íe vi

.Í.TTEJI:¿>O s iiur-J>o que ve h^tnu pccvcxztaxlo «)ic el jue-¿ Je r-a-tívlia. qi>cn le comunico que 3»

&ab¿a or Jes de busca 11 capcvra cc-str» vn persona

 

< Volver