La generosidad de don Manuel     
 
 Ya.    08/09/1981.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

La generosidad de don Manuel

El teniente general don Manuel Gutiérrez Mellado ha declinado aceptar, «al menos por ahora», el

homenaje nacional que desde numerosas instancias políticas y sociales del país se estaba promoviendo.

Una vez más, el ex presidente primero ha dado muestras de su generosidad y modestia, renunciando a un

merecidísimo homenaje que, por causas ajenas a sus promotores, se había convertido en un asunto

controvertido. Efectivamente, el acto de desagravio hacía el teniente general —motivado por la infamante

carta del señor Milans del Bosch— fue dudosamente aceptado por ciertos sectores de la derecha del país,

que a sus dudas sobre la oportunidad del homenaje unieron el temor a un acto de adhesión a Milans,

paralelo, promovido por la extrema derecha, en los aledaños del juicio contra los implicados por el 23-F.

Además de esto, plumas mezquinas han intentado equiparar a los dos militares con idénticas cotas de

honorabilidad, echando en el saco del olvido fácil que mientras el teniente general Gutiérrez Mellado

defendió heroicamente la Constitución y las instituciones democráticas, Milans las conculcó.

La cautelar, expresión de «al menos por ahora», hace pensar, no obstante, que más que una negativa, lo

que el teniente general manifiesta es un deseo de aplazamiento que, afortunadamente, deja pendiente un

acto de estricta justicia hacia ese hombre honrado, valeroso y patriota que es don Manuel.

 

< Volver