El manifiesto de los militares contra la prensa y a favor de los golpistas provocó la mínima sanción por parte de las autoridades militares. Indignación entre los políticos. 
 "Es un desafío al pueblo"     
 
 Diario 16.    07/12/1981.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

indignación entre los políticos

«Es un desafío al pueblo»

Madrid — El «manifiesto de los cien» ha causado, cuando menos, indignación en representantes de la

clase política, que se manifestaron unánimemente tajantes respecto .a las medidas disciplinarias que hay

que adoptar con los firmantes. El presidente del Gobierno autónomo vasco, Carlos Garaicoechea, dijo que

«el hecho es muy grave. Estoy indignado y estupefacto. • Ante una actiud como la de estos militares, lo

menos que cabe esperar es una respuesta enérgica que el pueblo está exigiendo». El leridakari se mostró

conforme con la reacción inmediata de la cúpula militar y confió en «que este hecho no pase de una

iniciativa restringida, sin respaldo de otros estamentos militares». Francisco Fernández Ordóñez, ex

diputado de ÜCD y dirigente de Acción Democrática, señaló que «espero que el Gobierno cumpla con su

obligación y proceda a la investigación de los hechos e .identificación de los autores y al traslado de las-

diligencias a la autoridad judicial, por si fueran constitutivas de delito»; El miembro de la ejecutiva del

PSOE y vicepresidente de la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, Enrique Mágica, d´ijo

que «las manifestaciones -de estos militares constituyen un desafio al pueblo español. Habrá que subrayar

las armas entregadas por la nación a estos militares. Lo han sido para defenderla y .proteger a su pueblo,

no para ser amagadas como amenazas contra el .mismo pueblo». El secretario general del PSOE, Felipe

González, rehusó hacer declaraciones sobre el escrito de los oficiales y suboficiales, ya que" necesitaba, a

la vez que leer detenidamente el texto del ^manifiesto, meditar una ´ posible conesación. Por su parte, el

también socialista Guillermo Galeote consideró el manifiesto como una provocación. Por su parte

«ABC» en una nota de redacción discrepó del procedimiento elegido por los militares para, ´hacer patente

su malestar. «El Pañs», en una nota editorial, señalaba asimismo que el escrito debe merecer la respuesta

adecuada del Gobierno y de la jerarquía militar,

 

< Volver