Autor: Lafora, Victoria. 
 Pidió voluntariamente su pase a la reserva activa. 
 El general Juste Fernández quiso salvar su dignidad     
 
 Diario 16.    12/01/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Pidió voluntariamente su pase a la reserva activa

El general Juste Fernández quiso salvar su dignidad

El general de división José Juste Fernández pidió inesperadamente el pase a la reserva activa «para salvar

su dignidad, ya que nadie le ha explicado por qué no ha sido ascendido a teniente general», según

manifestaron sus allegados. El general que mandaba la División Acorazada Brúñete 1, el 23 de febrero

pasado, fue relevado de su mando

Victoria LAFORA Madrid — El general de división del Ejército de Tierra José Juste Fernández ha

pasado a la situación de reserva activa a petición propia, según un real decreto de 8 de enero que publicó

ayer el «Boletín Oficial del Estado». Fuentes cercanas a la familia del general Juste manifestaron que el

gesto debe interpretarse como «la única alternativa que le quedaba para salir con dignidad». El general

Juste Fernández se encontraba al mando de la División Acorazada Brúñete 1 cuando se produjo el intento

de golpe de Estado, el pasado 23 de febrero. Aquel mismo día el general emprendió viaje a Zaragoza

acompañado del coronel José Ignacio San Martín, jefe de su Estado Mayor y hoy procesado por su

presunta implicación en el intento de rebelión. Tras una visita a la Brigada Paracaidista ambos mandos

militares se detuvieron a almorzar en el parador nacional Santa María de Huerta, y allí una llamada

telefónica les comunicó que debían volver inmediatamente a Madrid, a la sede del cuartel general de la

DAC, porque algo grave ocurría.

En la Acorazada

A su llegada se encontraron con una reunión convocada por el general Luis Torres Rojas en la que se

informó del golpe y que Armada estaba en La Zarzuela con el Rey. Juste llamó a La Zarzuela y le

desmintieron la noticia. Llamó entonces al capitán general de Madrid, Quintana Laca-ci, quien le ordenó

que mantuviera a las unidades en sus acuartelamientos. La orden se cumplió pero ya habían salido

unidades de Caballería y del Regimiento Mixto de Ingenieros hacia RTVE. Pocas fechas después de estos

hechos el general Juste fue apartado del mando de la División Acorazada y congelado su ascenso a

teniente general. En la actualidad Juste Fernández ocupaba el primer puesto en el escalafón de generales

de división para ascender a teniente general. Tres oficiales generales que se encontraban detrás de Juste

han sido ya promovidos al empleo superior: Ruiz de Oña, Ascanio Togores y Allende Salazar.

Sin explicación

«El quiere reivindicar cosas que se le deben y creía tener todo el derecho del mundo a ascender. Además,

nadie le dio nunca ninguna explicación de por qué se congelaba su ascenso —manifestaron las fuentes

cercanas a la familia—. Ha estado esperando hasta el final y lo ha intentado todo.» Poco tiempo después

de ser relevado del mando de la División Acorazada fue nombrado codirector del Estado Mayor

Combinado España-Estados Unidos, cargo que desempeñaba actualmente. Al no producirse el, ascenso a

teniente general, Juste Fernández hubiera pasado a la situación B el próximo día 22 de este mismo mes y

dado que los ascensos próximos no se producirán hasta marzo. al general Juste no le quedaba ninguna

esperanza de ascenso. Según las mismas fuentes, su determinación de pedir el pase anticipado se debe

también a que «no tenia peso para seguir en el puesto que ocupaba, dado que es prácticamente imposible

mantener la autoridad en el puesto de mando, incluso frente a los militares norteamericanos, cuando se

consideraba que no estaba respaldado por el Gobierno». Por otra parte, es costumbre en el Ejército que un

general que es sobrepasado por tres veces en el escalafón no asciende ya al empleo superior. El texto del

real decreto, firmado por el ministro de Defensa, Alberto Oliart, y sancionado por Su Majestad el Rey

dice textualmente: «A propuesta del ministro de Defensa y de conformidad con lo prevenido en los

artículos cuarto, apartado C y sexto de la ley 20/1981, de 6 de julio y quinto del real decreto 1.611/1981,

de 24 de julio. Vengo en disponer que él general de división del Ejército, grupo Mando de Armas, don

José Juste Fernández, pase, a petición propia, a la situación de reserva activa, cesando en su actual

destino, con efectos económicos de 1 de febrero de 1982.» «Ha pasado unos días horrorosos antes de

tomar la decisión —relataron en medios cercanos al general— é incluso llegó a escribir al Rey para

contarle su problema. El tenía mucho interés en ascender, porque era una forma de dejar muy clara su

imagen, tras haber sido apartado del mando de la Acorazada, pero esto no se le ha consentido. Hoy, sin

embargo, se encuentra más tranquilo, una vez que ya ha dado el paso y considera que así tendrá las manos

más libres cara a los juicios del 23 de febrero.» Fuentes del Ministerio de Defensa no quisieron comentar

el pase a la reserva, a petición propia, del citado general,

 

< Volver