Autor: Soriano, Manuel. 
 Hoy juran sus cargos los nuevos mandos militares que garantizan una mayor permanencia en los puestos claves. La decisión se venía fraguando antes del "manifiesto de los cien". 
 Oliart niega que haya habido razones anómalas para el relevo en la JUJEM     
 
 Diario 16.    16/01/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

... QUE GARANTIZAN UNA MAYOR PERMANENCIA EN LOS PUESTOS CLAVE

La decisión se venia fraguando antes del «manifiesto de los cíen»

Oliart niega que haya habido razones anómalas para el relevo en la JUJEM

Él ministro de Defensa, Alberto Oliart, negó ayer ante los periodistas que hubiera habido razones

anómalas que motivaran el relevo en la Junta de Jefes de Estado Mayor (JUJEM). El ministro aseguró que

la decisión se venía fraguando antes que se produjera el «manifiesto de los cien» y que sólo razones de

edad propiciaron el cambio.

Manuel SURIANO Madrid — El ministro de Defensa, Alberto Oliart, puso ayer de manifiesto durante la

rueda de prensa que siguió al Consejo de Ministros que el relevo producido en la Junta de Jefes de Estado

Mayor no ha estado motivado por razones anómalas. Admitió que la celebración de la vista oral del juicio

por el frustrado golpe de Estado del 23 de febrero ha influido en la decisión, pero no quiso profundizar en

esta cuestión. Negó que el manifiesto de los cien oficiales y suboficiales que censuraron a la prensa

hubiera sido un detonante que precipitara la sustitución de la JUJEM, Afirmó tajantemente que este

asunto no ha influido en absoluto y que la decisión se venía fraguando desde mucho antes de que

apareciera el «manifiesto de los cien». Después de dar cuenta de los nombramiento de´ la cúpula del

mando militar por el Consejo de Ministros, Alberto Oliart se remitió a la nota oficial del Ministerio de

Defensa difundida el jueves por la noche en la que se dio cuenta de la decisión de una manera «sucinta

pero xacta», según valoración del propio ministro

Durarán más

Alberto Oliart destacó que la razón fundamental del relevo de la JUJEM es que la ley de Reserva Activa

ha supuesto reducir el tiempo de permanencia en los cargos militares. Recordó que en el mes de abril, el

teniente general Gabeiras pasaría a lasituación de reserva; en mayo lo haría el jefe de Estado Mayor del

Aire, en junio, el almirante Arévalo Pelluz, y en julio, el presidente de la Junta, Ignacio Alfaro Arrequi.

Según Alberto Oliart, esta circunstancia, unido a las próximas negociaciones sobre el ingreso de España

en la OTAN que se iniciarán probablemente en marzo o abril, y las de Gibraltar, y unido «al periodo que

se abre a raíz del juicio por el 23-F», aconsejó realizar los nombramientos de unos militares que durarán

más en el cargo que los que estaban. Elogió a los miembros de la Junta que han cesado, señalando que

constituyeron «un equipo excepcional por sus cualidades profesionales y personales». Nombrando uno

por uno a los salientes, Oliart dijo que han tenido que hacer frente a unos momentos difíciles y delicados

con entrega total ai Ejército, y a España, con lealtad al Gobierno y al Rey.

Los primeros

Como dato novedoso, el ministro de Defensa reveló que los militares nombrados para ocupar los cargos

de la JUJEM han sido los que obtuvieron máxima calificación entre sus compañeros, es decir entre los

miembros de los tres Consejos Superiores de las Fuerzas Armadas. Señaló que el Gobierno ya había

tenido en cuenta, previamente, estos nombres «para esta delicada y difícil tarea». El ministro de Defensa

dijo que al filo de esta decisión le había producido una mezcla agridulce, entre la tristeza por los que se

van, aunque seguirán colaborando con el Gobierno, y la esperanza por las nuevas incorporaciones.

Informó que a los hasta ahora miembros de la JUJEM, el Gobierno les ha concedido la Gran Cruz de

Carlos III, que les será impuesta por el rey Don Juan Carlos.

Alcalá Galiano

Admitió que la decisión de relevar la JUJEM haya podido causar sorpresa entre la gente que no la

conocía, «pero no en los que estábamos estudiando el tema». Aseguró que en casi todos los casos el

Gobierno había hablado con los interesados previamente, aunque el martes se les comunicó a todos.

A reservas de lo que decida el ministro del Interior, Alberto Oliart adelantó que el nuevo jefe de la Policía

Nacional será Félix Alcalá Galiano, en sustitución del ayer ascendido teniente general Sáenz de Santa

María, que a partir de ahora ocupará la titularidad de la Capitanía General de la VII Región Militar, con

sede en Valladolid.

 

< Volver