Magistral mensaje de despedida del capitán general de Madrid. 
 "Respetémonos todos y dejemos de una vez de enfrentarnos"     
 
 Diario 16.    14/04/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Magistral mensaje de-despedida del capitán general de Madrid

«Respetémosnos todos y dejemos de una vez de enfrentarnos»

Guillermo Quintana Lacaci, hasta ahora capitán general de la I Región (Madrid), se despidió ayer de la

Capitanía y pronunció un. magistral discurso en el que pidió a todos los militares que tuviesen en cuenta

la virtud de la disciplina, sea cual sea la definición que conozcan de ella. «Respetémosnos todos y

dejemos de una vez de enfrentarnos», dijo el capitán general, quien pidió lealtad al Rey Don Juan Carlos.

Madrid - El capitán general de. Madrid, teniente general Guillermo Quintana Lacaci, que pasó ayer a la

situación B, pidió a los mandos de la región, en un acto de despedida, «unión sólida y fuerte para e!

Ejército y ¡as Fuerzas Armadas para que, bajo el mando de su jefe supremo, el Rey, puedan cumplir la

misión que tienen asignada». • ´ -El acto tuvo lugar a la una de la tarde en la sede de la Capitanía General,

y al mismo asistieron el jefe de Estado Mayor del Ejército, teniente general Asca-nio Y Togores,

familiares del teniente general Quintana Lacaci y una representación de todas las unidades y

acuartelamientos de la I Región Militar. Desde el día de ayer, y de forma accidental, se ha hecho cargo de

la Capitanía General ef jefe de la División Acorazada Brúñete número 1, - general Víctor Lago Román.

Sin grietas

En su discurso, Quintana Lacaci comenzó agradeciendo a Dios, .a su familia ya los mandos de la I Región

su ayuda y colaboración a lo largo de su larga vida militar (cuarenta y seis años) y, a continuación,

recordó alguno de los principios que son básicos en la carrera castrense. «Un Ejército - dijo - , para ser

considerado como tal, debe tener un ideal alto y sublime, que no es un código, sino el conjunto de valores

del espíritu, que. nos hace amar a la Patria, este ideal es lo que refuerza la unión entre sus componentes,

unión que debe ser sólida, en bloque, sin grietas ni fisuras el amor a la Patria ha de estar por encima de las

opiniones políticas de cada uno, que han de sacrificar/as en bien de esta unión, que hace al Ejército fuerte,

poderoso para defender, hasta su vida, a la Patria, España.» Quintana Lacaci. recordó palabras del general

Franco y del Rey Don Juan Carlos sobre el amor a la Patria. «Patria —añadió- por la que juramos morir si

hace falta, pero por la que es preciso vivir día a día.» Dijo, también, que es necesario acatar la

Constitución, por haber sido aprobada, por el pueblo.

Sacrificios

El capitán general de Madrid centró a continuación sus palabras en el concepto de disciplina y justificó

esta reiteración porque quería pedir a todos «unión sólida y fuerte para el Ejército y las FAS, para que,

bajo el mando de su jefe supremo e! Rey, pueda cumplir la misión que tiene asignada». «Un Ejército

disciplinado y unido — manifestó— podrá- cumplir esta sagrada misión para con su Patria, un Ejército en

que sus componentes no sacrifiquen sus ideas particulares por el bien general de la disciplina, será

incapaz de hacerlo. En el Ejército, uno de los principales factores de unión es la disciplina, que ha de ser

consciente para que el patriotismo haga, como base del espíritu, conducir voluntariamente al

cumplimiento de la misión» En otro momento de su discurso, Quintana Lacaci, recordando unas palabras

del Rey Don Juan Carlos, señaló: «Respetémosnos todos. De todos es España y entre todos hay que

conseguir que ocupe, entre las naciones, el lugar que le corresponde. No nos ataquemos, no´ nos humille-

mos, dejemos de una vez de .enfrentarnos.» Una vez concluido el discurso con unos «vivas» al Ejército,

al Rey y a España, el teniente general Quintana Lacaci saludó personalmente a cada uno de los mandos

militares que habían asistido al acto. Asimismo, le fue entregado un gran cuadro con su retrato, elaborado

al óleo, obsequio de las distintas unidades de la I Región Militar.

Extraordinaria

El capitán general de Madid difundió una orden general extraordinaria en que agradece a todos cuantos

han estado bajo su mando «su leal colaboración». «Sabéis que para mí - indica Quintana Lffcaci- la virtud

básica, militar es la disciplina, sea cual sea la definición que se tome de tas muchas que conocemos, sin

ella no puede haber preparación, formación y, ¡o que es lo .más Importante, unión entre todos los que

componemos tos Ejércitos, pues, es fundamento, junto con la lealtad, de nuestra vocación militar.».

«Al llegar este momento, nunca- grato, de mi despedida, ´con la satisfacción del deber cumplido en .mi

conciencia -concluye la.orden general extraordinaria.— quiero pediros, una vez más, permanezcáis firmes

a nuestras virtudes militares y. leales a. nuestro Rey...»

 

< Volver