Manifestaciones del Gobierno     
 
 ABC.    31/05/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Manifestaciones del Gobierno

Dos miembros del Gobierno, es-pecialmente calificados en la presente ocasión, los ministros de Asuntos

Exteriores y de Defensa, han manifestado en Zaragoza —donde asistieron, con el Gabinete en pleno, al

desfile del Día de las Fuerzas Armadas— sus opiniones sobre el paso definitivo para la integración de

España en la OTAN.

Pérez-Llorca (ministro de Asuntos Exteriores):

«Utilizaremos nuestra influencia para defender intereses nacionales»

El ministro de Asuntos Exteriores, José Pedro Pérez-Llorca, manifestó que la integración de España en la

OTAN es un acontecimiento que ocurre en los términos previstos y en el momento previsto, «que va a

tener, sin duda alguna, una gran importancia, tanto para el refuerzo de nuestra acción exterior, a la cual

aporta una contribución muy significativa, como ya hemos podido palpar y constatar, como para la

consolidación de nuestro sistema en el interior». «Estoy seguro de que España, dentro del Tratado del

Atlántico Norte —afirmó después— va a contribuir muy eficazmente a desempeñar su papel natural, el

papel de una nación europea, que tiene, sin embargo, unos vínculos indistructibles con los países

iberoamericanos, y que va a permitir y provocar que la OTAN tome una actitud más comprensiva con

estos países, así como con los países africanos y árabes, tradicionalmente amigos.» «Utilizaremos —

agregó— nuestra influencia, nuestra capacidad de decisión, nuestro derecho de unanimidad y veto dentro

de la Alianza, para defender nuestros intereses nacionales.»

Alberto Oliart (ministro de Defensa):

«El ingreso no nos condiciona: cada país dicta su política»

El ministro, de Defensa, que califica de «casualidad» la coincidencia de la entrega de petición formal de

adhesión a la Alianza con la celebración del Día de las Fuerzas Armadas, señaló que éste era el paso

normal y siguiente tras la aprobación por los Parlamentos europeos de la solicitud española de

integración. «Mi opinión personal —dijo más adelante al referirse al teatro de operaciones de la OTAN—

es que la Alianza tiene un área geográfica que es la europea y la del Atlántico que rodea al Continente

hasta Canarias. Por lo tanto, considero que nuestras relaciones históricas hispanoamericanas no se verán

afectadas porque España siga una política aliancista en un teatro determinado.» El ingreso en la OTAN —

añadió el señor Oliart— no nos condiciona.«Cada país mantiene una postura independiente. El Tratado es

sumamente flexible y cada país dicta su política exterior.» Preguntado sobre si la adhesión significaría de

alguna manera acelerar la modernización y potenciación de las Fuerzas Armadas, contestó que no, ya que

la ley de Dotaciones —dijo—, aprobada recientemente por el Congreso seguirá su curso normal. «Lo que

sí habrá —finalizó el ministro— es un intercambio de documentación y datos entre los otros países y

España.»

 

< Volver