Conferencia de Prensa de Felipe González. 
 "Debe quedar claro que es el poder civil quien manda"     
 
 ABC.    05/06/1982.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

SÁBADO 5-6-82

NACIONAL

A B C/25

Conferencia de Prensa de Felipe González

«Debe quedar claro que es el poder civil quien manda»

MADRID. «Debe quedar muy claro que es el poder civil quien manda.» Este fue. el principal mensaje

incluido en la larga introducción que hizo ayer Felipe González, secretario gerenal del PSOE, en una

conferencia de Prensa que mantuvo con medio centenar de periodistas. La síntesis de su inicial

planteamiento fue el desarrollo y ampliación de la nota escueta, que el jueves había redactado la

Comisión Ejecutiva del partido. González, que dijo .hacer sólo una «reflexión política», recalcó que la

sentencia le había producido fundamentalmente «insatisfacción y preocupación». «Es obvio —anadié—

que no la compartimos.» El secretario general del PSOE defendió su derecho a criticar la sentencia,

«porque los tribunales no pueden vivir al margen de la realidad del país» y aseguró después, que el tallo

había producido efectos negativos, tanto, en el funcionamiento de !as instituciones, de la democracia

como para el dé las propias Fuerzas Armadas: «Las Fuerzas Armadas están y deben estar gobernadas por

el poder civil, pero en el pasado han existido síntomas de que existe un poder militar autónomo. Esto —

afirmó— no puede ser.» Al analizar diversos aspectos de la sentencia, Felipe González indicó «que no es

posible aceptar que personas que participaron en una rebelión militar puedan seguir mandando en las

Fuerzas Armadas y tampoco puede argumentarse que haya existido un eximente de obediencia debida».

Destacó a continuación el secretario general del PSOE la desproporción evidente entre las penas

impuestas («por sedición, dijo») a algunos soldados y cabos de un determinado acuartelamiento que se

habían negado, simplemente, a comer y que habían sido castigados hasta con dos años, y la exculpación

de los oficiales que habían participado directamente en el golpe de Estado del 23 de lebrero. «Pienso —

añadió que la sentencia es equivocada, que es lo peor que se puede decir de una sentencia.»

Otro aspecto especialmente mencionado por Felipe González en la conferencia de Prensa fue la necesidad

de una reforma a fondo del Código de Justica Militar, una reforma que se debe hacer cuanto antes, incluso

en esta legislatura, pero Si no se hace ahora «nosotros la incluiremos en nuestro programa electoral».

Felipe González, que fue moderado en el tono de sus apreciaciones, dijo que en ningún caso quería abrir

un abismo de discrepancia entre él y su partido y las Fuerzas Armadas, «porque nada más lejos de .mi

ánimo que provocar un enfrentamíento con los Ejércitos». Luego, para responder a una pregunta .sobre

esta misma cuestión, González insistiría en estos términos: «En cualquier caso, es estúpido pensar que las

relaciones con las Fuerzas Armadas deban ser de vaselina.» Todas sus respuestas fueron en esta

conferencia una insistencia en la reflexión política que había anunciado ai comienzo de su comparecencia

informativa. Felipe González huyó de cualquier calificación jurídica de los términos de la sentencia, de

este modo pudo hacer el secretario general del principal partido de la oposición una exposición aura, que.

encajaba a la perfección con- su anuncio deque «el PSOE si llega a gobernar ejercerá el poder con todo

rigor» y «esto por dos razones´—abundó—primero, por pura convicción política y, segundo, por un

sencillo argumento de supervivencia». Felipe González criticó en contra, lo que él llamó «debilidad del

Gobierno» que no se ha convencido de qué «el poder político tiene que gobernar para responder a la

confianza que el puebJo ha depositado en él». Otras variadas referencias hizo al Gobierno de Calvo-

Sotelo, siempre para´ destacar en primer plano, que su partido no pensaba hostigarle hasta términos de

derribo, aunque —dijo— «no renunciamos en absoluto a la crítica». Felipe González respondió a una

interrogante sobre la precisión, en este momento, de un. Gobierno de coalición, Gobierno que, como sé

recordará, el PSOE pidió apenas fracasó ei "golpe de Estado de-Miláns y Tejero. .González dijo

textualmente:1 «Nos vamos a oponer rigurosamente,a cualquier operación política que tenga por fin el

establecimiento de un Gobierno de gestión que posea, por pretendida tarea, la preparación de las

elecciones. Este Gobierno significaría un clara despropósito desde el punto cíe vista político y

democrático. Por otra parte, creo personalmente que no es el momento adecuado para el Gobierno de

coalición, aunque.estaremos expectantes a la posibilidad anunciada por el Gobierno actual de que no

pueda cumplir su actual legislatura.» En otro momento de la conferencia de Prensa, el secretario general

de los socialistas diría que el otoño parlamentario va a resultar muy difícil y que es muy probable que, por

un lado, las profundas discrepancias internas del partido del Gobierno y, por otro, la carencia de un

proyecto concreto del Ejecutivo que preside Calvo-Sotélo traigan por consecuencia ia disolución

anticipada de las Cortes y la correspondiente convocatoria de elecciones. Felipe González se mostró

favorable a que la legislatura termine a comienzos´ del otoño, entré otras cosas dijo —«porque, de ningún

modo, nosotros vamos a apoyar los presupuestos generales de UCD». En este capitulo de referencia a la

política gubernamental Felipe González aseguró que. «el Gobierno, que va a contar desde luego con.

nuestra dura crítica, tendrá también todo, nuestro apoyo si quiere luchar contra los liberticidas que atentan

Contra la democracia». Negó también que vaya eí PSOE a solicitar la dimisión del ministro de Defensa,

Alberto Oliart, aunque opinó que el hacerlo, desde dentro del. Gobierno, «sería una virtud de salud

pública». En la rueda de Prensa, también insistió González en que su partido tiene voluntad de ganar y

gobernar y mayoritariamente. Aclaró este extremo diciendo que su partido quedaría inmediatamente

debilitado,si «ofreciera .anticipadamente fórmulas de´coalición previas». Sobre él espacio político de

centro, dijo: «Existe, evidentemente, esté espacio político y o lo ocupa UCD o lo hará cualquier otra

formación política, pero yo no tengo porqué apostar por nadie.» Finalmente, él líder socialista respondió a

varias preguntas sobre la OTAN y el conflicto de .tas Malvinas. Sobre el primero «te los temas afirmó

que su partido continuaba oponiéndose a la entrada de España en la Organización: «además —afirmó—

nuestro país ya a encontrar enormes dificultades. Lo siento, pero una vez más vamos a hacer el ridículo».

En último término contestó a una pregunta sobre las relaciones entre el Partido .Socialista y las .Fuerzas

Armadas y lo hizo con es.tas palabras: «No existe compenetración y no hay, siquiera, una relación

institucional. De ahí, sin embargo, no se puede concluir que et PSOE, una vez llegado al Poder, vaya a

tener dificultades para ejercer la acción de Gobierno.»

 

< Volver