la VI "cumbre" de la OTAN. La "Declaración de Bonn" reitera el propósito aliado de llegar a un "desarme significativo, justo y verificable". 
 La Alianza se propone trabajar por una "distensión auténtica" con el Este     
 
 ABC.    11/06/1982.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

La Alianza se propone trabajar por una «distensión auténtica» con el Este

Los dieciséis jefes de Estado y Gobierno de la OTAN concluyeron ayer su reunión «cumbre» de

Bonn con un documento en el que se manifiestan a favor de una «distensión auténtica» con el

Este, aunque sin renunciar a la denuncia oportuna de los gestos de fuerza protagonizados por

el Pacto de Varsovia. También se reiteran, como objetivos ie Ja Alianza, «la prevención de la

guerra y la construcción de bases sólidas para una paz duradera. Nunca utilizaremos nuestras

armas como no sea para responder a una agresión».

El reciente ingreso cíe España en la Organización también tiene su sitio" entre los puntos que

se desarrollan en la «Declaración de Bonn» y se alude a este hecho como «testimonio de ía

vitalidad de la Alianza, fuerza de paz y libertad».

La estrategia de la disuasión: Los dieciséis consideran imprescindibles «preservar la seguridad

de la zona del Atlántico Norte por medio de las fuerzas clásicas y nucleares en número

suficiente como para ser disuasorias frente a agresiones y tentativas de intimidación. Esto

exige, por parte de todos los aliados, esfuerzos constantes para reforzar su preparación y su

capacidad defensiva sin buscar la superioridad militar. La presencia de fuerzas

norteamericanas en Europa y el despliegue nuclear estratégico de Estados Unidos son parte

integrante de la seguridad de la Alianza».

Desarme y control de armamentos: Nuestro objetivo es un equilibrio estable de fuerzas al nivel

más bajo posible con vistas a reforzar la paz y la seguridad internacional. Hemos tomado la

iniciativa en una larga serie de propuestas destinadas a establecer acuerdos militarmente

significativos, equitativos y verificables sobre el control y la reducción de armamentos.

Apoyamos sin reservas los esfuerzos norteamericanos por negociar con la URSS reducciones

sustancíales de armamento nuclear estratégico de los dos países y e) establecimiento de

limitaciones rigurosas y eficaces de sus armas nucleares de alcance medio...» También sé

habla en la «Declaración», y a propósito del desarme, de las conversaciones de Viena sobre

fuerzas convencionales (MBFR) cuyo relanzamiento se espera en la OTAN.

Denuncia del sistema soviético: Aunque en la «Declaración» se hace particular hincapié en el

deseo de «mantener los esfuerzos por establecer un diálogo con el Este mutuamente

ventajoso» (y siempre que la URSS «lo permita»), no faltan severas críticas a la exigencia de

la URSS «a los países que son sus aliados de comportarse de forma monolítica para preservar

el sistema ideológico rígido que les ha sido impuesto. La experiencia prueba que la URSS está

dispuesta a recurrir a la amenaza y a la fuerza incluso más allá de sus fronteras. Los casos de

Afganistán y Polonia lo demuestran. Mientras que los Gobiernos de los países que forman el

Pacto de Varsovia prohiben en su interior las campañas de desarme unilateral, apoyan

campañas en favor del desarme unilateral en el Oeste». Para no acentuar más estas

contradicciones y para no perjudicar sus intereses, los aliados han decidido tomar medidas

concretas en el terreno de la transferencia de tecnología avanzada «susceptible de aplicáción

militar».

El Tercer Mundo: Los dieciséis, que re-clemente tuvieron tiempo de extenderse

sobre la cuestión en la reunión económica de Versalles; se refieren también en la «Declaración

de Bonn» a los «países subdesarrollados». Nos emplearemos en la supresión de las causas de

inestabilidad, como el subdesarrollo o las tensiones que favorecen las injerencias exteriores,

Continuaremos contribuyendo a la lucha contra el hambre y la pobreza. El respeto al no

alineamiento verdadero es importante para ta estabilidad internacional.

Defensa de fos intereses atlánticos:pero el aspecto,quizá más trascendente de la declaración

es el que se refiere a la «voluntad de la Alianza de defender sus intereses en todo el mundo».

Aunque se descarta, de entrada, ¡á posibilidad de ampliar la zona de acción de la Alianza —

limitada al Sur por el Trópico de Cáncer— la OTAN reconoce a los países miembros «el

derecho de intervenir individualmente, o por grupos, para defender sus intereses nacionales

que pueden coincidir con los de todo Occidente». También señala el comunicado que

«determinados países miembros podrán acudir en ayuda de aquellos países soberanos que

consideren amenazada su seguridad e independencia y que soliciten apoyo expresamente».

En ambos casos, la Alianza pide a sus miembros que «consulten primero con sus aliados para

facilitar los eventuales despliegues militares fuera de la zona OTAN y que´ pueden representar

una contribución importante a la seguridad occidental».

 

< Volver