La VI "cumbre" de la OTAN. Para examinar el conflicto del Atlántico Sur. 
 El presidente del Gobierno no se entrevistó con Thatcher     
 
 ABC.    11/06/1982.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

VIERNES 11-6-82

Para examinar el conflicto del Atlántico Sur

El presidente del gobierno no se entrevistó con Thatcher

BONN (enviado especial). El Consejo Atlántico no ha llegado a otro acuerdo respecto de la

guerra del Oriente Medio que el de lamentar la pérdida" de vidas humanas y expresar su

preocupacíóni por el desarrollo de los "acontecimientos; En forma de comunicado verbal, que

se añade a los tres documentos escritos (política, defensa y desarme), el secretario general de

la OTAN, señor Luns, ha delimitado competencias y responsabilidades de la Alianza,

precisando, además, que ios países miembros, independientemente, adoptarán la posición que

quieran- Tampoco sobre la guerra de las Malvinas ha habido comunicado del Consejo

Atlántico, aunque el secretario genera) ha dejado entender qué no todos los países miembros

se han pronunciado sobre el tema. Respecto a la guerra del Atlántico Sur y sobre los graves

problemas que plantea para la unidad occidental, el presidente del Gobierno ha hecho unas

precisiones importantes en el curso de una reunión informativa celebrada a última hora de la

tarde, en la residencia de la Embajada española en Bonn. En este sentido ha dicho que planteó

en la sesión de trabajo del plenario, que se incorporará al acta el texto íntegro del discurso

pronunciado en la sesión de apertura; el presidente del Gobierno español no ha cambiado

después con la señora Thatcher ningún comentario sobre este tema. Pero sí ha comentado la

primer ministro británica, según periodistas ingleses, que «los españoles se habían

comprometido en puntos de vista muy difíciles...». Difíciles o no, los puntos de vista españoles

sobre la cuestión de las Malvinas, lo cierto es que la proyección de este problema en el

contencioso de Gibraltar arroja una entera incertidumbre en torno al próximo día 25, fecha a la

que se había aplazado la apertura de la verja gibraltareña y el comienzo de las negociaciones

descolonizadoras. Calvo-Sotelo dijo que no hay nada seguro sobre ello. Antes de que

comenzaran las preguntas de los corresponsales nacionales y extranjeros presentes en la

reunión, el presidente del Gobierno quiso hacer una declaración en la que ha manifestado que

es una fecha histórica para la política exterior española; que habría que remontarse a

precedentes muy remotos para encontrar a España en un foro de alianzas como este de la

OTAN, con 500 millones de personas que comparten una misma idea de la libertad, y que las

naciones miembros de la Alianza habían aceptado con entera comprensión las vinculaciones

internacionales de España. «No ha habido ningún género de duplicidad entre las reuniones de

la mañana y la tarde», precisó Calvo-Sotelo, al insistírselé en las preguntas en el sentido de si

los principios proclamados durante la mañana habían tenido durante la tarde traducción

operativa y práctica en las discusiones a puerta cerrada del Consejo. Ha restado importancia el

presidente del Gobierno- al hecho de que no se hayan firmado aún los Acuerdos bilaterales con

los Estados Unidos. «Quedan pendientes algunos puntos —dijo sin especificar cuáles son—,

pero ninguno de ellos es una cuestión grave.» Señaló también Calvo-Sotelo que no constituye

una propuesta formal: lo manifestado hace días por el ministro de Defensa sobre la creación dé

un cuarto mando en la OTAN. «Para España lo importante es que se mantenga su unidad

estratégica.» Concluida la conferencia de Prensa eí presidente del Gobierno, acompañado de

su séquito, regresó a Madrid.

 

< Volver